_
_
_
_
_

Izaro: “Salir de fiesta está sobrevalorado”

La cantante vasca publica ‘cerodenero’, un disco invernal y sanador con el que comenzar una nueva era

Izaro
N. URIBE

Justo antes de que acabara el pasado año, la cantante vasca Izaro (Mallabia, Bizkaia, 1993) sacó cerodenero, un disco invernal y sanador con el que comenzar una nueva era.

Acaba de publicar cerodenero. ¿Con qué tres palabras definiría este trabajo? Son más de tres palabras, pero tres conceptos: expedición de alta montaña; aurora boreal; sanar.

¿Qué discos le acompañaron mientras lo componía? Uf, muchos. Por nombrar algunos: Motomami, de Rosalía; Evermore, de Taylor Swift; Feels Like Home, de Norah Jones; Long Way Down, de Tom Odell; When We All Fall Asleep, Where Do We Go?, de Billie Eilish; Ofrenda, de Pedro Guerra; Zintzilik, de Olatz Salvador.

Canta en euskera, castellano e inglés. ¿Qué le hace decantarse por uno u otro idioma? Depende. Algunas veces la sonoridad de las palabras, otras veces la forma concreta en la que se pueden decir las cosas en un idioma o en otro. Como no todo es literalmente traducible, cada idioma permite comunicar alguna cosa u otra mejor o más concretamente, y con más poesía.

¿Cuál es su palabra favorita en cada uno de esos idiomas? Mmm... Qué difícil, nunca lo había pensado. Quizás, a día de hoy, y así rápidamente, diría que en euskera: ura (agua); en castellano: albaricoque; en inglés: home (hogar).

¿Quiénes son sus tres músicos o bandas de referencia? No hay solo tres, pero: Ella Fitzgerald, Rosalía y Zahara.

¿El último disco que le encantó? El último disco que me movió de lugar, Motomami.

¿La canción que suena en bucle en su cabeza? La pulce d’acqua, de Angelo Branduardi.

¿Cuál es la película que ha visto más veces? El viaje de Chihiro, de Hayao Miyazaki, con mucha diferencia.

Cite sus tres series favoritas de todos los tiempos. Jo, es que depende tanto, hay tantas favoritas por cosas diferentes. Enumero tres muy distintas, pero siendo justa tendría que enumerar 25 o así: Grace and Frankie, Glow y The Bear.

¿Y la última que vio del tirón? La Mesías, de los Javis.

¿Qué libro tiene ahora mismo en su mesilla de noche? Identidades asesinas, de Amin Maalouf.

¿Y uno que no lograra terminar? Esto está feo decirlo, je, je, je.

¿La última obra teatral que ha visto? Hiru kortse, azukre asko eta brandy gehiegi, de Kamikaz Kolektiboa, espléndida.

¿En qué museo se quedaría a vivir? Pues para quedarme a vivir elegiría o la Casa Museo de Claude Monet en Giverny, o la Casa Museo Pablo Neruda en Isla Negra o la Casa Azul de Frida Kahlo en Ciudad de México.

¿Tiene algún placer culpable en materia cultural? Diría que no.

¿Cuál es la mejor crítica que ha recibido? Me gustó mucho un titular que decía: “Y la gente dirá: yo estuve allí”.

¿Y la peor? Cuando intentan quitarme mérito o infantilizarme por ser una mujer joven.

¿Cuál es su personaje histórico favorito? Cleopatra.

¿Qué trabajo no aceptaría jamás? Nada que tenga que ver con armas.

¿Qué está socialmente sobrevalorado? Salir de fiesta.

De no ser música, le habría gustado ser… Quizás arquitecta.

Puedes seguir a BABELIA en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_