‘Prometeo’, trío de ases

Luis García Montero reúne su obra de teatro sobre el personaje mitológico, un texto lleno de sabiduría, con dos ensayos cargados de pensamiento

Lluís Homar y Fran Perea, en 'Prometeo'.
Lluís Homar y Fran Perea, en 'Prometeo'.JERO MORALES

En tiempos de duelo y también de escritura de un poemario que pronto saldrá a la luz, Luis García Montero acaba de publicar un libro único por los géneros que recorre y relevante por la singularidad del momento personal y político. Se trata de Prometeo (Alfaguara), donde ha arropado una pieza teatral sobre el mito griego que fue representada en Mérida en 2019 bajo la dirección de José Carlos Plaza con dos ensayos nuevos cargados de pensamiento que se sostienen como piezas propias.

El texto central es su versión de Prometeo: en ella enfrenta al joven titán que robó el fuego a Zeus para dárselo a los mortales con su alter ego anciano, un sabio que ya ha sufrido en carne propia el precio de la rebelión, y también la decepción por lo que han hecho con él los humanos. El diálogo que se establece entre las dos voces de ambas generaciones alberga múltiples capas con tropiezos tan ancestrales como perpetuos: el choque entre los mayores sabios y los jóvenes adánicos que deben reinventarlo todo; la necesidad de unos y otros; las tensiones y, al tiempo, el enriquecimiento mutuo que pueden facilitarse y que tantas veces desoyen; también la búsqueda del amor, la insatisfacción, el fracaso, el valor del “no es no” ante la agresividad de Zeus hacia el propio Prometeo y hacia su amada Io, a la que desea y quiere violar y no poseer, como nos ha transmitido la historia. Hay razón y hay sentimientos en la obra porque, como dice el anciano, “es muy peligroso que ambos se separen” y porque “los sentimientos tienen muchas veces la razón”. Hay un viaje en patera en el que se palpa la oscuridad, el miedo, la incertidumbre ante lo que aguardará, el sueño de un hogar y la asunción de un fracaso que probablemente encontrarán. Hay muros, alambradas, crímenes y cárceles fabricadas por los mortales. Y hay reflexiones hondas sobre el tiempo: “Siempre es una palabra peligrosa”, dice el joven. “A mi edad es más grave la palabra nunca”, replica el anciano.

Pero hay valor, hay rebelión, hay resistencia al sometimiento, hay épica en la insumisión. Y hay protección. La figura de un manto con el que el anciano tapa al joven emerge, en última instancia, como lo único valioso —y muy valioso— que acaso podamos hacer por nuestros hijos cuando todo está perdido. “Enséñame a ser viejo”, termina pidiendo el joven. “Enséñame tú a ser joven”, remata el anciano.

Un texto cargado de sabiduría en el que el valor de la palabra, de las historias, adquiere el poder del fuego que reúne a los mortales para procurarles calor. El último ensayo, Manual de instrucciones para seguir viviendo, se convierte en una especie de poemario de guerra para estos tiempos de guerras no necesariamente armadas. Una reivindicación de la política ante quienes separan libertad de igualdad o confunden derechos y deseos. Y es ahí donde, aunque hablemos de dos ensayos y un drama, los tres juntos se convierten en un trío de ases de hondo valor poético.

portada del libro 'Prometeo', LUIS GARCÍA MONTERO. EDITORIAL ALFAGUARA

Prometeo 

Autor: Luis García Montero.


Editorial: Alfaguara, 2022.


Formato: tapa blanda (208 páginas. 17 euros) y e-book (8,54 euros).

Puedes seguir a BABELIA en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Berna González Harbour

Escribe en Cultura, es columnista en Opinión y analista de ‘Hoy por Hoy’, además de responsable de la newsletter EL PAÍS de la mañana. Ha sido enviada en zonas en conflicto, corresponsal en Moscú y subdirectora al frente de varias secciones. Premio Dashiell Hammett por 'El sueño de la razón', su último libro es ‘Goya en el país de los garrotazos’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS