EN POCAS PALABRAS

Gregorio Marañón: “En el coro del colegio nunca me admitieron”

Abogado y empresario, Gregorio Marañón (Madrid, 79 años) publicó sus ‘Memorias de luz y niebla’ en 2020. Acaba de ser reelegido cinco años como presidente del Teatro Real, cargo que ocupa desde 2007

Gregorio Marañón.
Gregorio Marañón.

¿Qué virtudes debe tener un presidente del Teatro Real?

Ser independiente para defender la autonomía de la gestión del Teatro Real y no imponer nunca sus propios gustos musicales.

¿Qué ópera representa la atípica temporada vivida en el Real?

La traviata, con la que se reabrió el Teatro Real el 1 de julio de 2020. Al finalizar la representación, Antonio Muñoz Molina me escribió: “Memorable, arrebatadora, ejemplar”, y eso es lo que ha inspirado la temporada que hemos vivido.

¿Qué ha aprendido de la pandemia?

A vivir con la necesaria prudencia… pero sin miedo.

¿Qué ópera podría ser su autorretrato?

He visto, escuchado y leído numerosas óperas, pero mi retrato lírico está aún por escribir.

¿Qué cantante de ópera le habría gustado ser?

En el coro del colegio nunca me admitieron, tras numerosos intentos, y, ciertamente, no superaría ni el casting de los mejores amigos.

¿Y cuál es el más grande compositor?

Sin duda, Mozart.

¿Cómo escucha música cuando está en casa? ¿CD, vinilo, Spotify?

En CD y en Spotify.

¿Por qué hay quien cree que la ópera es elitista?

Es el espectáculo cultural más costoso que existe y el aforo de los teatros es limitado. Esta doble realidad se refleja inevitablemente en el precio de las entradas. En el Teatro Real hemos decidido sacar la ópera a la calle, retransmitiéndola en directo en los espacios públicos, colegios, hospitales, centros culturales… para hacerla de todos.

¿Hay algún tipo de música que aborrezca?

Ninguna, aunque es verdad que el heavy metal no es lo mío.

¿Qué obra literaria le habría gustado escribir?

Los Ensayos de Montaigne, actualizándolos.

¿Cuál es el último libro que le ha gustado?

Leo varios a la vez. Los últimos que he terminado son A corazón abierto, de Elvira Lindo; Retaguardia roja, de Fernando del Rey, y La tercera vía, de Miquel Iceta. Y tengo entre mis manos Viaje hacia la sombra, de Joan Margarit. Todos ellos, excelentes.

¿Y un libro que no haya podido terminar?

En búsqueda del tiempo perdido, de Proust.

¿Qué hecho histórico le parece más admirable?

La quema de las naves de Cortés. Hay ocasiones en la vida en las que debemos cortarnos la retirada.

¿Qué está socialmente sobrevalorado?

La riqueza. No tengo ninguna duda.

¿A quién le daría el próximo Premio Nacional de Música?

A Joan Matabosch.

Puedes seguir a BABELIA en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50