Rock: rebelión e industria

El rock en español conoció su apogeo cuando la economía se abrió en los noventa, y uno a uno los países latinoamericanos empezaron a delirar en dólares

Los componentes de Los Prisioneros, Jorge González, Claudio Narea y Miguel Tapia, en 2001.
Los componentes de Los Prisioneros, Jorge González, Claudio Narea y Miguel Tapia, en 2001.JUAN ÁVALOS M. / Wikimedia Commons

Pasa con el rock latino lo mismo que pasa con la literatura latinoamericana. No hay duda de que hay poderosas semejanzas entre los libros y los escritores de Perú, Colombia, Uruguay o Chile. Pero tampoco hay duda de que, siendo parte de la misma cultura que el resto de Latinoamérica, Argentina y México son otra cosa. En gran parte ser ecuatoriano, boliviano o guatemalteco es intentar no ser ni argentino o mexicano, según cuál de los dos imperios está más cerca. Ambos países y culturas son también tan distintos entre sí que parecieran haberse construido todo en contraste. Es cosa de invocar las...

Lo más visto en...

Top 50