Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad señala que los centros de pseudoterapias sin médico son denunciables

La normativa obliga a que sea un sanitario titulado quien practique las terapias alternativas

Las pseudoterapias no tiene capacidad curativa.
Las pseudoterapias no tiene capacidad curativa.

El problema de las pseudoterapias no para de crecer, pero parece complicado llegar a un acuerdo siquiera para acotarlo. Ciudadanos propone que los médicos estén obligados a denunciar a los curanderos, poniéndolo en conocimiento de la fiscalía o el juzgado de guardia. El PSOE, que intentó sin éxito regular las terapias naturales cuando estuvo en el Gobierno, sigue apostando por dedicar a las terapias sin aval científico una normativa específica. Mientras tanto, un número desconocido de profesionales sin formación médica ejerce en centros de terapias alternativas irregulares, según la regulación vigente. El Ministerio de Sanidad considera que la normativa está clara en la actualidad: hay que denunciar.

La APETP cree que debería ser la administración quien persiga a "estos estafadores sanitarios" de forma disuasoria

El ministerio que dirige Dolors Montserrat responde así tras el reportaje de Materia en el que se explicaba la situación de los profesionales de las terapias sin aval científico, tras una propuesta de Ciudadanos en el Congreso para perseguir estas actividades. Sanidad explica que la normativa es clara: estas pseudoterapias y técnicas no convencionales tienen la "consideración de actividades sanitarias destinadas a la preservación, conservación y restauración de la salud de las personas". Y esa es una actividad que nuestro ordenamiento jurídico "reserva a las profesiones sanitarias tituladas y reguladas a las que se refieren los artículos 2 y 7 de la Ley 44/2003 de ordenación de las profesiones sanitarias", en referencia a los licenciados y diplomados sanitarios. "Tales actividades", prosigue, "deben realizarse en centros sanitarios autorizados". "Por ello, cualquier actuación de este tipo de que infrinja las reglas expresadas es denunciable, tanto por un profesional sanitario o como por cualquiera que tenga conocimiento", defiende Sanidad.

Este criterio pone en manos de las autoridades sanitarias de cada comunidad autónoma la responsabilidad de actuar contra los establecimientos de terapias alternativas en los que no haya un licenciado o diplomado sanitario ejerciendo estas técnicas. Y da la razón a quienes, como la Asociación para Proteger a los Enfermos de las Terapias Pseudocientíficas (APETP), reclaman que se actúe contra estos centros. La proposición no de ley (PNL) que Ciudadanos ha presentado en el Congreso reclama que se obligue a los médicos a poner en conocimiento de la fiscalía o el juzgado los casos cuando estos pseudoterapeutas "pudieran causar un perjuicio real en la salud directa de sus pacientes”.

Ciudadanos quiere que se obligue a los médicos a denunciar a los pseudoterapeutas que "pudieran causar un perjuicio real"

La presidenta de la APETP, Elena Campos, considera adecuado que Sanidad reconozca que estos hechos son denunciables, pero no que la responsabilidad de vigilar estas actividades ilícitas dependa de la voluntad de los ciudadanos. "Máxime cuando las vías de denuncia teóricamente habilitadas, como los colegios profesionales, no funcionan, quizás porque muchos de sus miembros son afines a dichas terapias alternativas", critica. Y añade: "Debería ser la administración quien se hiciera cargo, al menos de manera mayoritaria, preponderante y disuasoria: que se persiga a estos estafadores sanitarios, que incumplen con la legislación vigente defraudando (ética y económicamente) a sus conciudadanos y al Estado".

El caso del joven Mario Rodríguez, que murió tras abandonar la quimio mientras recibía consejos de un curandero, muestra las flaquezas que denuncia Campos. El padre del joven, Julián, denunció el caso ante las autoridades sanitarias valencianas y Sanitat hizo que este falso terapeuta retirase la placa de "medicina natural y ortomolecular". El curandero, ahora pendiente de juicio, siguió ejerciendo sin problemas tras cambiarla por otra que decía "centro de terapias naturales".

El curandero que aconsejó al joven que abandonó la quimio siguió ejerciendo sin problemas tras cambiar la placa de su establecimiento

Además, Sanidad añade que el registro estatal de profesionales sanitarios, que debería presentarse en breve, puede tener su importancia en este ámbito. Todos los licenciados y diplomados sanitarios estarán obligados a apuntarse en este registro, que detalla el lugar de trabajo, con lo que será más fácil saber si un establecimiento de terapias alternativas cuenta o no con un profesional acreditado.

El sector dice que son 80.000

La principal agrupación profesional del sector, la Asociación de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales, COFENAT, ha querido actualizar sus cálculos consultados por Materia. Aunque respondieron a la PNL de Ciudadanos advirtiendo de que ponía en riesgo el sustento de 60.000 familias, ahora elevan el número de profesionales del sector. "Hacemos una estimación sobre esta cifra y la actualizamos porque consideramos que el número de profesionales va en constante aumento. Con todo, COFENAT calcula que hoy por hoy existen en España cerca de 80.000 profesionales", explica por correo electrónico el presidente de esta asociación, Roberto San Antonio-Abad.

Los profesionales de las pseudoterapias cuentan con un epígrafe propio en Hacienda para facturar por su actividad

El presidente de esta asociación, que asegura representar a 10.500 profesionales, considera que están en una situación "alegal" porque el único reconocimiento del que gozan es "pagar impuestos al 21%". Estos profesionales (naturópatas, acupuntores, quiromasaje, digitopuntura, quiropraxia, osteopatía, homeopatía, etc.) son "profesionales parasanitarios" en el epígrafe específico que tienen asignados en el impuesto de actividades económicas. Es decir, pueden facturar por hacer su trabajo. Pero como reconoce Hacienda, pagar impuestos "no legitima el ejercicio de una actividad si para ello se exige en las disposiciones vigentes el cumplimiento de otros requisitos".

Según COFENAT, el 90% de los que practican terapias naturales lo hacen en una de las cuatro ramas principales: osteopatía, naturopatía, homeopatía y medicina tradicional china (que incluye la Acupuntura), y el resto estarían englobados en lo que denominan terapias manuales (como drenaje linfático, reflexología, shiatsu, quiromasaje) y energéticas (como el reiki). Según el Ministerio de Sanidad, ninguna de estas técnicas sirve para mejorar la salud de las personas, salvo la acupuntura y en unos pocos casos muy concretos de dolores y malestar.

Cuéntanos tu caso: javier@esmateria.com

Más información