Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PSEUDOCIENCIA

La Universidad de Valencia también se queda sin máster de homeopatía

Los directores del posgrado pseudocientífico, entre ellos el presidente del Círculo de Bellas Artes, no piden la renovación

Medicamentos homeopáticos en gránulos.
Medicamentos homeopáticos en gránulos.

La Universidad de Valencia no ofrecerá el próximo curso su polémico Máster en Medicina Naturista, Acupuntura y Homeopatía, tras nueve ediciones a un precio de 3.000 euros por alumno. “Los promotores no han presentado la solicitud dentro del plazo que tenían”, confirma un portavoz de la institución. La decisión es otro clavo en el ataúd de esta pseudociencia en España. Justo hace un mes, la Universidad de Barcelona —otra de las pocas públicas que todavía impartía un posgrado sobre esta pseudociencia— decidió fulminar su máster en homeopatía por "falta de base científica".

La Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas, fundada en Valencia por el padre de un joven que murió tras abandonar la quimioterapia por culpa de un curandero, celebró en Twitter la desaparición del máster de homeopatía: “¡Otro tanto para la ciencia!”.

El máster se impartía en la sede del Colegio Oficial de Médicos de Valencia y se dirigía a licenciados en Medicina, pese a que el propio Ministerio de Sanidad español explica que “la homeopatía no ha probado definitivamente su eficacia en ninguna indicación o situación clínica concreta”. La noticia de su cancelación al menos temporal, adelantada ayer por el diario digital Valencia Plaza, llegó el mismo día en el que la industria homeopática, cada vez más acorralada, se unía para presentar en un hotel de Madrid el Día Internacional de la Homeopatía. Esta jornada se publicitará el 10 de abril para conmemorar el nacimiento de Samuel Hahnemann, el médico alemán que en 1796 inventó la homeopatía.

La Organización Mundial de la Salud no reconoce el Día Internacional de la Homeopatía, que se publicita para el 10 de abril

La Asamblea Nacional de Homeopatía —la entidad que representa a los médicos, farmacéuticos y veterinarios homeópatas— presentó ayer el Día Internacional de la Homeopatía para afirmar que “es una realidad social y médica en España”. Esta celebración, no obstante, no está reconocida por la Organización Mundial de la Salud, según explica un portavoz de la institución, a diferencia de los verdaderos días mundiales oficiales, como el Día Mundial sin Tabaco del 31 de mayo o el Día Mundial del Donante de Sangre del 14 de junio.

Los defensores de la homeopatía sostienen que son curativas las dosis extremadamente pequeñas, incluso indetectables en el agua, de sustancias que generan los mismos síntomas que la enfermedad que se quiere curar. Desde su invención en 1796, sin embargo, la homeopatía no ha demostrado ser más eficaz que un caramelo en los ensayos clínicos que deben pasar los verdaderos medicamentos, en los que ni el paciente ni el investigador saben si se está administrando o no un tratamiento. Cuando los síntomas de una enfermedad leve remiten de manera natural, los pacientes achacan la curación a la pastilla que hayan tomado, sea un caramelo o un caro pseudotratamiento homeopático. La facturación en España de la industria homeopática, dominada por la multinacional francesa Boiron, alcanzó los 60 millones de euros en 2011.

El máster de Valencia, patrocinado por Boiron, estaba codirigido por Gerardo Stübing, profesor de Botánica en la universidad y además artista plástico. Stübing fue nombrado presidente del Círculo de Bellas Artes de Valencia en diciembre. Tras la retirada del máster de Valencia, la Universidad Nacional de Educación a Distancia se queda más sola manteniendo su curso de posgrado sobre la homeopatía. La Universidad de Sevilla suspendió su máster en 2009 y la de Córdoba canceló sus cursos en 2013. La Universidad de Zaragoza también abandonó la Cátedra Boiron de Homeopatía en 2014, tras cinco años de cooperación.

Más información