Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

11 verdades sobre sexo que las tarjetas de San Valentín no cuentan

Claves que avivan el calor entre las sábanas. Si "te admiro" es un mensaje precioso, "veamos cine erótico" también

El día de los enamorados coincide con el Día Europeo de la Salud Sexual. Y no es casualidad. Finalmente, las relaciones de pareja implican todo tipo de intercambios, también el de fluidos. Y aunque hay individuos que optan por borrar la pasión carnal de sus vidas, la mayoría de nosotros disfruta de su compañero también entre las sábanas. Estas son algunas de las lecciones que aprendimos en BUENAVIDA para una vida sexual satisfactoria. Tome nota y escriba al menos una de ellas en la tarjeta de San Valentín que piensa regalar a su pareja.

1. Puedo ser hombre hetero y haber tenido sexo con otros hombres: No les llame gais, llámelos heterosexuales flexibles. ¿Qué mueve a algunos varones a estas prácticas? El perfil más extendido es el del explorador sexual: aquel a quien le gusta probar cosas nuevas.

2. Cuando tenga problemas de erección, intentaré solucionarlos sin pastillas: 6 remedios naturales contra la disfunción eréctil. El 80% de los casos de este trastorno están causados por problemas vasculares. Moverse en bicicleta y otros trucos que ayudan.

3. Hagamos juntos el examen de los buenos amantes: La prueba definitiva para saber si es bueno en la cama. Ni orgasmos ni despliegue postural. El único modo de aprobar entre las sábanas pasa por responder afirmativamente a una sencilla pregunta.

4. Pasar un mes sin sexo tendrá efectos en mi cuerpo (y no serán buenos): Así responde el organismo ante la abstinencia sexual no deseada. No es una cuestión de hormonas, sino de sentimientos.

5. Puedo ser mujer hetero y excitarme con otras mujeres: Con imaginación no hay genitales. La ciencia señala el hecho y los expertos lo explican. “A las féminas nos excita el contexto. Y no tanto que el protagonista del relato sea él o ella. El ambiente erótico nos hace sentirnos deseadas y deseantes", cuenta Marta Pascual, sexóloga.

6. El orgasmo simultáneo está sobrevalorado: La falsa idea romántica que está arruinando nuestra vida sexual. La verdadera sincronía consiste en otra cosa, e intentar llegar al clímax a la vez puede tener indeseados efectos secundarios.

7. Nos daremos besos eróticos con frecuencia: Este es el efecto que un beso con lengua tiene en su cerebro. El acto íntimo despierta neurotransmisores básicos que conducen al optimismo, la excitación y el bienestar. Y hay más.

8. Me entrenaré para un maratón (sexual): Sexejercicios o cómo ser el mejor en la cama. Una vida sexual plena beneficia mente y cuerpo. Si ya no aguanta como antes, ponga remedio con una actividad física apropiada. ¿Un poco de kung-fu?

9. Tendré muchos orgasmos para embellecer mi piel: 11 dudas razonables sobre cómo los orgasmos afectan a la salud. ¿Qué huella deja el clímax sexual sobre cuerpo y mente? Desgranamos sus presuntos poderes curativos.

10. Veremos porno juntos (si nos consideramos maduros): Porno, ¿a partir de qué edad? Acceder a este tipo de contenidos antes de ser capaces de distinguir realidad de ficción con claridad dibujará una estampa errónea de la sexualidad.

11. Practicaremos sexo en playas y piscinas: Amor y roce bajo el agua: una guía para curiosos. Los expertos dan luz verde a este tipo de experiencias. Siga unas pautas para evitar inconvenientes y sacar partido a la aventura.

Más información