Selecciona Edición
Iniciar sesión

EE UU abronca a España por "pirata"

Un informe de la Administración de Obama acusa al Gobierno de tolerar las descargas"ilegales" en Internet - Insta a que se prohíba el intercambio de archivos p2p

Barack Obama celebró recientemente su amistad con José Luis Rodríguez Zapatero. Pero quizá hayan encontrado su primer punto de fricción: Internet. La actual Administración estadounidense no sólo no ha cambiado de opinión respecto a la de George W. Bush sobre la política en la Red del Gobierno español, sino que ha arreciado su crítica. Un informe elaborado por el Departamento de Comercio y la Oficina de Presidencia de EE UU acusa al Ejecutivo de Zapatero de ser permisivo contra la "piratería" en Internet y de no haber tomado ninguna medida para frenar la descarga de archivos protegidos por derechos de autor. Asimismo, le insta a ilegalizar los programas de intercambio de archivos p2p como eMule, BitTorrent o Ares.

El documento pide que se anule la circular de la fiscalía sobre la Red

Todas estas críticas aparecen en la llamada Lista 301 de 2009, un informe anual del Departamento de Comercio de EE UU. En él hace un balance de la situación de los derechos de propiedad intelectual en todo el mundo, y confecciona una lista de los países donde más se vulneran estos derechos. España no sólo aparece por segundo año consecutivo en la lista, sino que se lleva una de las más duras reconvenciones.

"España se mantendrá en la lista de vigilancia en 2009. Estados Unidos urge enérgicamente al Gobierno español a que lleve a cabo acciones de forma rápida y significativa para reconducir el serio problema de la piratería por Internet. El Gobierno español ha realizado un esfuerzo mínimo para cambiar la extendida y errónea percepción que existe en España de que compartir archivos por los sistemas p2p es legal", señala el informe, de fecha 30 de abril, y al que ha tenido acceso este diario.

La acusación sube de tono porque insta directamente al Gobierno a ilegalizar los sistemas p2p y a anular la circular del fiscal general del Estado de mayo de 2006 que consideraba que el intercambio de archivos protegidos por derechos de autor es lícito siempre que no tenga ánimo de lucro. Este punto prueba la magnífica información que maneja la Administración estadounidense sobre España, puesto que dicha circular es la principal fuente de jurisprudencia, y ha sido esgrimida en todos los procesos legales por descargas de Internet, en los que ningún internauta ha sido condenado.

"EE UU insta a España a que deje claro que compartir archivos sin autorización por p2p es ilegal, y a que anule las directivas problemáticas respecto a los derechos de propiedad intelectual, como la circular del fiscal general del Estado de mayo de 2006 que parecía legitimar tal actividad ilícita".

Pero no se queda ahí. Además del rapapolvo contra el Ejecutivo, el informe también tiene duras palabras contra jueces y fiscales, por haber absuelto sistemáticamente a los propietarios de las páginas web que sirven enlaces para realizar descargas, puesto que sólo hay una sentencia condenatoria contra esas webs.

"Además, mientras las autoridades han realizado esfuerzos legislativos para adoptar algunas medidas contra las páginas web piratas, los fiscales han fracasado en la persecución de los casos contra los derechos de autor, y los jueces también al no imponer sentencias disuasorias contra los infractores, dejando a los defensores de esos derechos sin las herramientas legales necesarias para llevar los casos a juicio", señala el documento.

La advertencia no es baladí. España ya fue incluida el año pasado en la llamada lista negra del Congreso de EE UU como uno de los países en los que más se fomenta la "piratería" por Internet. Pero a diferencia de este informe, que es meramente informativo, la lista 301 puede acarrear sanciones económicas o comerciales.

Zapatero no debe echar en saco roto esta última advertencia. La lucha contra la "piratería" será uno de los temas principales de la agenda que traerá el vicepresidente de EE UU, Joseph Biden, en la visita que realizará a España dentro de su gira por diversos países europeos. Biden se ha significado en la defensa de los intereses de la poderosa industria musical y cinematográfica estadounidense. En su carrera como senador y ahora como vicepresidente, ha impulsado al Departamento de Justicia a procesar a los usuarios del p2p y a establecer un programa de vigilancia de estos sistemas.

Con todo, España no aparece en el informe en la lista de países prioritarios, sino en la llamada "lista de vigilancia", junto a varios Estados europeos como Noruega o Italia, aunque ninguno de ellos recibe la dura advertencia que merece España.

El informe se produce en un momento delicado en que el Gobierno se ve atrapado entre las exigencias de la industria cultural y las quejas de las operadoras de Internet. El nombramiento de Ángeles González-Sinde como ministra de Cultura no sólo no ha aplacado los ánimos en ambas partes, sino que los ha enconado. Los operadores de telecomunicaciones (Redtel) han emplazado al Ejecutivo a que sea él quien proponga una regulación de las descargas tras el bloqueo de las negociaciones que mantenían con la industria cultural.

Ante la gravedad de la situación, ayer el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, pidió a las partes que reinicien las negociaciones.

La temida 'lista 301'

- La Oficina del Representante Comercial de EE UU realiza todos los años su Informe Especial 301 para promover el cumplimiento en todo el mundo de las leyes que amparan los derechos de propiedad intelectual.

- Los países son clasificados por categorías según el grado de

piratería. En el informe de 2009, la lista de países prioritarios, aquellos donde la situación es más grave que en los demás, está integrada por China, Rusia, Argelia, Argentina, Canadá, Chile, India, Indonesia, Israel, Pakistán, Tailandia y Venezuela.

- España está, por segundo año consecutivo, en la lista de países bajo vigilancia junto a otros 35 países. También fue incluida el pasado año en la lista Caucus Antipiratería Internacional del Congreso de EE UU.

- Los países de la lista 301 deben entablar negociaciones con EE UU para salir de la lista y se enfrentan a sanciones comerciales si no combaten la piratería.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de mayo de 2009

Más información