Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jim Crace indaga en el sentido de la vida en su última novela

La última novela de Jim Crace (Reino Unido, 1946), Y amanece la muerte, no tiene una apertura muy halagüeña. Un matrimonio adulto formado por dos doctores en zoología es asesinado en un paisaje costero. Con este comienzo, y lejos de los cánones de la literatura de misterio, Crace da forma a una reflexión acerca del sentido de la vida y de la muerte a través de los ojos de un ateo, los suyos. Jim Crace obtuvo con Y amanece la muerte, que acaba de publicar Ediciones B, el Premio de la Crítica de Estados Unidos en 2001.

El autor reconstruye la vida de las víctimas en cuatro planos narrativos: el día de su muerte; la semana en que se conocieron, 30 años atrás, y que esconde un recuerdo amargo; la búsqueda de su hija por hospitales y depósitos de cadáveres, y el proceso de descomposición de sus cuerpos hasta que son hallados seis días después.

La novela constituye la segunda parte de una trilogía que Crace inició con Quarantine, que será traducida próximamente por Ediciones B: 'En esa novela', explica, 'quería escribir sobre la tradición cristiana. Cuando la terminé seguía siendo el mismo ateo de antes y pensé que mi manera de concebir el ateísmo era insuficiente para afrontar el siglo XXI, porque era algo frío, sombrío y falto de pasión. Quería que la pasión y la creencia entraran en mi vida aunque siguiera sin confiar en un creador. Por eso escribí un libro sobre la muerte: para encontrar una visión más cálida del ateísmo'.

Después de volcarse en un tema tan transcendente y en un libro 'difícil de leer', Crace, que niega sin que se lo pregunten que esté obsesionado con la muerte, terminará la trilogía con una novela que se titulará Génesis. 'Será un libro de celebración de la vida', avanza, 'con niños, amor y mucho sexo'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de mayo de 2001