Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GALARDÓN A UN ESCRITOR DEL MAR Y EL MESTIZAJE

El poeta de las Antillas Derek Walcott gana el Nobel

Inédito en España, una editorial granadina prepara una antología de sus poemas

Estocolmo
Derek Walcott, un poeta de 62 años, nacido en la isla de Santa Lucía y radicado en Trinidad, fue distinguido Con el Premio Nobel de Literatura correspondiente a 1992, anunciado ayer en Estocolmo, "por su obra poética de gran luminosidad sustentada en una visión histórica nutrida de un compromiso multicultural". Derek recibió en Boston (Estados Unidos) la comunicación del secretario permanente de la Academia Sueca, Sture Allen, con mezclados sentimientos de sorpresa y halago. "¿Porqué justo a mí habiendo tantos buenos escritores que merecen el premio?", manifestó, agregando que no era solamente un honor para él sino para toda la literatura de las Antillas.

RICARDO MORENO Derek Walcott, un escritor con múltiples facetas, pero esencialmente poeta, es además autor de obras teatrales, director de teatro y profesor en lengua inglesa en la Universidad norteamericana de Boston, donde enseña Arte Dramático y Literatura y donde se encontraba ayer cuando recibió la noticia de que había sido distinguido con el Premio Nobel, dotado con unos 100 millones de pesetas. Walcott dijo que esperaba y deseaba que el premiado fuese otro escritor nacido en Trinidad, V. S Naipaul, o el poeta irlandés Seamus Heaney, dos de los 250 candidatos que barajó en el inicio del proceso de selección la Academia sueca. Inédito en España, la editorial de Granada La Veleta prepara una antología de la obra poética de Derek Walcott.

Su vida y su obra están impregnadas tanto por la agreste soledad del paisaje de la isla donde vive buena parte de su tiempo como por sus orígenes africanos. Sus abuelos fueron esclavos y su padre, un pintor de acuarela, murió cuando Derek Walcott y su hermano mellizo, Roderick, contaban pocos años. Despues de cursar sus primeros estudios en el St. Mary's College de su isla natal, y en la universidad de las Indias Occidentales de Jamaica, se trasladó en 1953 a Trinidad, donde trabajó en el teatro y ejerció la crítica de arte. En 1948, cuando tenía 18 años, publicó su primer libro de poemas, que no .tuvo mayor resonancia, aunque ya dejó entrever el talento que poseía. En 1962, con una antología titulada In a green night, cosechó su primer éxito. En 1959 fundó un teatro en Trinidad en el que tuvo oportunidad de representar sus primeras obras teatrales.

Su talento como autor teatral trascendió los límites de su pequeña patria hasta el punto. de que actualmente se está representando en el teatro Dramaten de Estocolmo una obra suya, El último carnaval, que fue reelaborada especialmente para el elenco del teatro sueco. Lars Lofgren, director del Dramaten, que no ocultaba su satisfacción por la adjudicación del premio a Walcott, declaró ayer que se sintió "extraordinariamente fascinado" cuando leyó unos poemas de éste en inglés y, cuando supo que también había escrito piezas para teatro, le carteó inmediatamente invitándole a representar en Estocolmo.

Autor accesible

Lofgren describió al escritor como un autor accesible con un extraordinario dominio del idioma y un hondo sentido poético. Como persona dijo que es cálido y alegre, musical, humorístico y espontáneo.

Todos los críticos literarios consultados coinciden en señalar la altísima calidad de la escritura de Walcott. Según la Academia sueca, la complejidad de la situación del nuevo premio Nobel, sus orígenes y su formación, ha sido la fuente de inspiración más fecunda para su obra. Agrega que ésta ha estado marcada por tres lealtades esenciales: su patria caribeña, la lengua inglesa y su origen africano.

Walcott ha sido también un viajero incansable, lo que le ha permitido acceder a múltiples vivencias y culturas pero sin perder nunca su identidad y sus raíces Se le ha comparado a los poetas Joseph Brodsky y a Octavio Paz por su profunda creencia en la poesía como una forma de expresión universal y total y esta fe ha sido un tema recurrente en su obra. Del compromiso con sus raíces culturales son testimonio varias de sus obras. Así, la más reciente, Omeros, de 1990, se describe como un libro incomparable en el que se mezclan adecuadamente la literatura, la historia y la realidad.

En El último carnaval, que es una de las piezas preferidas del autor, éste describe el desarrollo del acontecer político de Trinidad en los últimos tiempos, a través de la vida de una familia de la isla. Actualmente prepara una ópera de cámara basada en textos suyos.

La obra de Derek Walcott es esencialmente poética pero comprende también piezas teatrales. Una enumeración incompleta de ésta incluye su debú en 1948 con 25 poemas. Luego publicó, en 1949 y 1951, respectivamente, Epitaph for the young y Poems, en editoriales caribeñas. En 1962 publicó en Londres una colección de poemas de los años 1948 a 1960 bajo el título In a green night, en Nueva York; Selected poems, en 1964; The castaway and others poems, en Londres en 1965; The gulf and others poems, en 1969; Another life, en 1973, en Nueva York; Sea grapes, en 1976; The star-apple kingdom, en 1979;.Selected poetry, en 1981; The fortunate traveller, en 1981; The caribbean poetry of Derek Walcott, en 1983; Midsummer, en 1984; Collected poems 1948-1984, publicada en 1986; The Arkansas testament, en 1987; y la última, Omeros, publicada en Nueva York en 1990.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de octubre de 1992