COLUMNA
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Carta abierta a Mapi, la de TVE

Verte, Mapi, es conectar con esa parte pequeña y zaherida de nosotros mismos. Ese perder eterno, ese desear ser otra cosa

La niña virtual Mapi junto a Jandro, presentador del nuevo programa familiar de TVE.
La niña virtual Mapi junto a Jandro, presentador del nuevo programa familiar de TVE.

Qué rara eres y qué revuelo has armado. Mucho body positive, mucha sororidad, pero aquí todo el mundo está berreando que eres la criatura más terrorífica que ha pisado TVE desde El duende del globo. He tratado de averiguar qué craneo amigo del crimen es tu papá. No sé si ha sido vuestro director de contenidos José Pablo López, ebrio de poder liderando una conga veraniega, o si ha sido Jandro, que pinta como el típico entusiasta que acaba alargando 40 minutos las reuniones de trabajo cuando llevan ya dos horas y todos se hacen pis. Quizás algún desaprensivo haya abierto una caja olvidada por Jiménez del Oso.

Mis pesquisas han sido estériles. Solo sé que fuiste creada a partir de una muñeca nipona y que te pareces lo mismo que Violeta Mangriñán a sí misma. Eres la de Lazy Town en el cuerpo de Dora, la exploradora, pero suenas como la sintonía del Lingo.

Solo haces un 8% de cuota de pantalla, a pesar de que los quintacolumnistas del departamento de prensa dicen que usas expresiones “muy parecidas a las usadas en (…) Avatar, (…) The Mandalorian, o (…) Fortnite”. No se veía algo así desde el Quién maneja mi barca.

Me recuerdas a Chulito, una efímera mascota deportiva del año 93 que era un Doraemon aquejado de pochez extrema. Me recuerdas a la rosada y peluda Mim, del concurso Los sabios. Eres Cinecito en un mal viaje. Encima te llamas como una actriz de La lengua asesina, Mapi.

¿Sabes? Mi amigo Mameluco y yo coleccionamos unos muñecos cabezones de la desaparecida Farmi. Dice que son “un poco cutres, adorables e inocentones”. Y me da ternura porque tiene algo que ver contigo, aunque hayas costado el PIB de un país en vías de desarrollo. Verte, Mapi, es conectar con esa parte pequeña y zaherida de nosotros mismos. Ese perder eterno, ese desear ser otra cosa. Siempre que en España creemos modernizarnos aparece algún ser como tú dispuesto a recordarnos lo que somos. Nosotros somos tú, Mapi. Pero si acojonáramos tanto, otro gallo cantaría.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Jimina Sabadú

Columnista en la sección de Televisión. Ha colaborado en 'El Mundo', 'Letras Libres', 'El Confidencial', en programas radiofónicos y ha sido guionista de ficción y entretenimiento. Licenciada en Comunicación Audiovisual, ha ganado los premios Lengua de Trapo y Ateneo de Novela Joven de Sevilla. Su último libro es 'La conquista de Tinder'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS