Vodafone, Orange... las grandes operadoras de telefonía se suben a la ola del metaverso

Algunas han lanzado su propio mundo virtual, como Vodafone o la coreana SK Telecom; otras admiten que trabajan en la capa de servicios, para generar aplicaciones. Nadie quiere quedarse fuera de esta nueva corriente

Mark Zuckerberg, durante la presentación del metaverso de Meta (Facebook)
Mark Zuckerberg, durante la presentación del metaverso de Meta (Facebook)FACEBOOK (REUTERS)

Enfrente y a los lados hay paredes de mampostería antigua. Estás atrapado en un templo egipcio. O quizá maya. Hasta que de pronto ves la palanca a tu izquierda. Al final ha aparecido, después de voltear la cabeza como una estación de radar, con tus gafas de realidad virtual. La agarras con ayuda de un mando y tiras de ella para que una de las paredes se abra. Es la primera prueba de un juego de escape (escape room ) y está dentro del metaverso de Vodafone.

Para crear este mundo virtual, Vodafone ha colaborado con las empresas Optiva Media y Virtual Voyagers, que participó en la construcción del metaverso de Facebook. Ya está operativo con acceso restringido y se lanzará al público general en el primer semestre de 2022. El concepto, pionero en España, sigue el camino iniciado por otros proveedores de telecomunicaciones internacionales.

En Corea del Sur, la operadora SK Telecom lanzó su metaverso el pasado verano, que pretende extender al menos a 80 países. La estadounidense Verizon también ha puesto en marcha iniciativas relacionadas con esta tecnología, como una búsqueda de objetos que se podía hacer a través de realidad virtual o aumentada. Al tiempo que en China las principales compañías de telecomunicaciones se han asociado con otras tecnológicas para crear un grupo industrial dedicado a estos mundos virtuales.

La idea es que estos espacios sean interoperables entre ellos. Al menos es la perspectiva que tiene Vodafone. “Si el metaverso es cerrado, al final Facebook construirá lo suyo, Microsoft lo suyo. Eso no tiene sentido. Lo que tiene sentido es que al final todo converja, como un único Internet”, apunta Marta de Pablos, directora de Marketing 5G en Vodafone España. Para una mayor usabilidad, la compañía permitirá acceder a su plataforma con gafas de realidad virtual, pero también con un terminal inteligente (smartphone), igual que Horizon, la plataforma de Facebook (Meta).

Todos estos movimientos muestran el interés de las operadoras en la nueva tecnología. Las compañías del sector llevan tiempo trabajando en ello, pero sin esa denominación. “Antes de 2021 no hablábamos del metaverso como concepto. Hablábamos de contenido inmersivo, de realidad virtual, aumentada, pero no de metaverso”, explica Michaël Trabbia, CTIO de Orange, en referencia al boom tras el anuncio de Meta.

Telefónica también admite estar trabajando en tecnologías relacionadas, aunque aún no avanza nada. Para la compañía, las operadoras serán esenciales en el despliegue de esta tecnología por una simple cuestión de conectividad. Todas las telco coinciden en resaltar este aspecto. “Con fibra y con 5G está claro que estamos construyendo las redes que son necesarias para cualquier metaverso”, indica Trabbia, quien añade que el 4G podría no ser suficiente para soportar estas plataformas.

Una vía para rentabilizar 5G

Para las operadoras, esta herramienta se puede convertir en una fórmula para obtener ingresos de las redes 5G que están desplegando. El coste de la fibra y las antenas es oneroso. La GSMA Intelligence calcula que entre 2020 y 2025 el sector se gastará 1,1 billones de dólares en infraestructura. De esta cifra más de tres cuartas partes se destinarán al 5G.

Parte de esta conectividad se puede utilizar para el funcionamiento de los metaversos. “A futuro podremos vender capacidades de red”, señala de Pablos. “Podremos usar la red como servicio”. Se refiere a cobrar una tarifa determinada a los proveedores para que la experiencia de sus usuarios sea fluida. Esto quiere decir cobrar a Meta (cuando lance públicamente Horizon), pero también a una compañía que ponga una tienda en Horizon.

Esta será la forma más evidente para las operadoras de obtener ingresos de la tecnología. Otra es entrar en el nivel de las aplicaciones. Vodafone lo intenta por la puerta grande. “Creemos que tenemos que participar en la creación de esa capa de servicios. Y empujar el ecosistema para que los desarrolladores lo puedan crear. Creemos que tenemos que ser agentes creadores del ecosistema”, indica de Pablos.

En el metaverso de Vodafone se puedan encontrar aplicaciones de destinos turísticos, visitables mediante realidad virtual, videojuegos o plataformas para hacer y ver conciertos o espectáculos. Esto es fruto de la colaboración con las empresas creadoras, Optivia Media y Virtual Voyagers, pero la operadora espera atraer a más de 200 desarrolladores en un año.

La idea de la compañía es no permanecer al margen de las aplicaciones que se desarrollarán para el metaverso. “Si nos quedamos solo en explotar la conectividad y la red siempre va a haber otros que desarrollen las aplicaciones que se utilizan”, incide de Pablos. Esto fue lo que ocurrió ante la irrupción de 4G, cuando las grandes tecnológicas, como Google o Facebook, crearon los servicios que más se usan hoy y que además son negocios enormemente rentables.

En Orange también están interesados en las aplicaciones. “Por el momento nuestra estrategia no es desarrollar una plataforma de metaverso”, sostiene Trabbia y recalca que la compañía por ahora se centra en “proporcionar infraestructura, como la conectividad, para distribuir y agregar servicios a nuestros clientes, así como potencialmente distribuir hardware para metaverso a nuestros clientes y pensar en servicios que podamos proporcionar a nuestros clientes” en estos nuevos universos.

Un equipo de Bloomberg Intelligence estima que el mercado del metaverso generaría casi 800.000 millones de dólares en 2024. Entre este año y 2030, este mercado crecerá un 41,7% anual, según la firma Market Research Future. Son cifras jugosas que las operadoras no se quieren perder.

Desde Vodafone indican que aún barajan opciones para obtener ingresos de su plataforma de metaverso. Contemplan la suscripción, que permitiría el acceso a ciertos servicios, o el pago por uso, como por ejemplo disfrutar de un concierto virtual. En todo caso, ni mucho menos será la única fórmula para rentabilizar el 5G.

La venta de capacidades de red 5G a empresas, en la industria, en la logística, a la administración pública, será la principal vía para rentabilizar el 5G. “El metaverso puede ser un plus y una nueva oportunidad. Pero con frecuencia, en la historia de la telefonía móvil, cuando decides invertir en una nueva tecnología no sabes exactamente cuál será la killer application (lo que fue el WhatsApp a los teléfonos inteligentes). Creo que lo más innovador en 5G y en toda nueva tecnología es lo que seremos capaces de hacer con ella”, señala Trabbia.

De Pablos está convencida de que los metaversos serán parte del futuro de Internet. Aunque ahora son sobre todo una promesa. “Creemos que todo tiene que tener una rampa, porque son tecnologías muy inmaduras a día de hoy. Lo que queremos es empezar desde el principio y ser parte creadora. Según vaya tomando forma nosotros cada vez aportaremos más recursos”, remata.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS