iPhone 13, a prueba: más autonomía y potencia para hacerse un hueco en la gama alta

El terminal cuenta con dos cámaras que graban con muy buen nivel de detalle, pero carece de telefoto

Imagen del iPhone 13
Imagen del iPhone 13I. R.

En los últimos años la batería no ha sido el punto fuerte de los iPhone. Pero este aspecto podría estar cambiando: Apple ha mejorado considerablemente la duración de la batería del iPhone 13 con respecto a la generación anterior. El terminal, con el que la compañía de la manzana pretende hacerse un hueco en la gama alta, cuenta además con mejores cámaras —aunque carece de telefoto— y un potente procesador.

El iPhone 13 está disponible desde 909 euros en cinco colores: rosa, azul, negro, blanco y rojo. Por fuera, es muy parecido a su antecesor, aunque tiene dos cambios principales en el diseño. Por un lado, en el módulo de cámaras trasero las lentes están orientadas en diagonal en lugar de en vertical. Por otro, el notch —el módulo situado en la parte superior de la pantalla que alberga la cámara delantera— es más pequeño. De esta forma, Apple pretende favorecer una experiencia más inmersiva. En el uso del día a día esta muesca no marca una gran diferencia.

La pantalla del terminal, de 6,1 pulgadas, es más brillante que la de su antecesor pero, por desgracia, aún mantiene la tasa de refresco de 60 Hz. Este parámetro hace referencia a la velocidad con la que el contenido de la pantalla se actualiza. Por lo tanto, cuanto más alto sea, más fluida es la experiencia. Apple ha mantenido los 60 Hz tanto en el iPhone 13 mini como en el iPhone 13 y se ha reservado la de los 120 Hz para sus dos móviles más ambiciosos —el iPhone 13 Pro y el iPhone 13 Pro Max.

Año tras año uno de los puntos fuertes de los iPhone suelen ser sus cámaras. Además de un sensor frontal de 12 megapíxeles, el terminal tiene dos sensores en su parte trasera: uno principal y otro gran angular, también de 12 megapíxeles cada uno. De día se consiguen fotos naturales y realistas con un buen nivel de detalle. En los ambientes con poca luz, se aprecia una mejora con respecto a su antecesor. Pero aún hay margen de mejora. Especialmente al utilizar el gran angular, que en teoría deja pasar un 47% más de luz, se echa en falta una mayor nitidez. Mientras que para muchos usuarios estos dos sensores resultarán más que suficiente, es posible que aquellos más exigentes busquen alternativas más allá de estos dos sensores. Al igual que ocurre con el iPhone 12 mini, el iPhone 13 carece de telefoto.

Entre las novedades fotográficas de los iPhone 13, están los estilos fotográficos. Se trata de una especie de filtros que se pueden probar en tiempo real antes de sacar cualquier foto. Hay cinco opciones —estándar, intenso cálido, brillante, brillante frío y frío—. Una vez seleccionada una de ellas, también es posible ajustar el tono y la temperatura. Pese a que todos estos ajustes pueden no suponer una gran diferencia, es posible que resulten especialmente interesantes para los aficionados a la fotografía.

Aunque el iPhone 13 no puede grabar en 8K, los resultados que se consiguen al hacer vídeos son realmente buenos tanto al utilizar el sensor principal como en el caso del gran angular. Destacan, sobre todo de día, la calidad de las imágenes y la estabilización que se consigue. Apple busca cada vez resultados más profesionales y el nuevo modo cinemático supone un paso para conseguirlo. Con él, es posible grabar a personas, mascotas y objetos con un efecto de profundidad que recuerda al del modo retrato. Mediante el enfoque y desenfoque de determinados sujetos, se puede centrar toda la atención del espectador en una parte del plano determinada.

Rendimiento y batería

El rendimiento del iPhone 13 es uno de sus puntos fuertes. El terminal estrena uno de los procesadores más potentes del mercado: el A15 Bionic emplea una tecnología de cinco nanómetros y cuenta con casi 15.000 millones de transistores. La experiencia con este móvil, que además es compatible con las redes 5G, es la esperada de un móvil de gama alta en todos los supuestos. En la prueba realizada por este periódico, no se ha apreciado ningún tipo de lag o retardo al hacer vídeos y fotos, jugar o navegar en Internet. El almacenamiento interno del terminal parte al fin de los 128 GB. También hay una versión de 256 GB y otra de 512 GB.

Apple nunca revela cuántos mAh tienen las baterías de sus móviles. En esta ocasión ha prometido que la autonomía del iPhone 13 es una hora y media mayor que la del iPhone 12. Y la mejora es apreciable. En general, con un uso normal e incluso intensivo del móvil se alcanza la jornada completa. No obstante, la carga sigue siendo algo lenta en comparación con la competencia y, además, Apple no incluye el cargador en la caja. La medida persigue reducir tanto las emisiones de dióxido de carbono como la minería de materiales empleados en estos productos, pero también hace que algunos usuarios tengan que pagar más por este accesorio.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS