Seis trucos tecnológicos gratuitos para pasar un verano mejor

¿Sabemos aprovechar realmente todo el potencial de la tecnología que nos rodea? No siempre hace falta lo más caro. Hemos reunido seis trucos al alcance de cualquiera que simplifican el día a día o la forma de trabajar.

Tres mujeres revisan un teléfono móvil.
Tres mujeres revisan un teléfono móvil.GETTY / EL PAÍS

Un móvil de última generación, nuevos auriculares o una tele que corta el hipo. La tecnología enloquece a toda una generación que no duda en sacar la tarjeta de crédito para lucir el último grito en el bolsillo. Pero ¿sabemos aprovechar realmente todo el potencial de la tecnología que nos rodea? No siempre tiene que ser un dispositivo ni, por descontado, de pago. Hemos reunido seis trucos al alcance de cualquiera que simplifican el día a día o la forma de trabajar.

¿Qué palabra es esa? Diccionario al alcance de los dedos

Pongamos por caso que se encuentra leyendo un artículo en el ordenador o teléfono móvil y se topa con una palabra que desconoce o cuyo significado no alcanza a comprender. ¿Qué hacer en este caso? La sensacional noticia es que no es necesario recurrir al diccionario de papel ni volverse loco buscando la definición en Google: se puede conocer el significado de esa palabra en unos pocos pasos y sin necesidad de salir de la aplicación. Para quienes usen el navegador Chrome en el PC o Mac, bastará con descargarse la extensión gratuita del diccionario RAE e instalarla en el navegador; hecho esto, conocer la definición de una palabra es realmente sencillo.

Dentro de Chrome, deberemos seleccionar la palabra en cuestión y pulsar el botón derecho del ratón y elegir “Diccionario RAE” en el menú contextual; a continuación, aparecerá una ventana emergente con la definición de la Real Academia Española con las diferentes acepciones del término. El navegador Firefox tiene una extensión similar, mientras que usuarios de dispositivos de Apple, únicamente deberán seleccionar el texto desde cualquier aplicación que lo permita, y pulsar la opción Consultar en el menú emergente. En todos los casos y tal y como se ha apuntado, no es necesario salir de la aplicación.

Cómo lograr hablar con un humano en un call-center

Drama en casa: internet ha dejado de funcionar, casus belli en muchos hogares y toca contactar con el soporte telefónico del operador. Llamar a un centro de atención telefónica de una gran empresa puede ser una auténtica pesadilla. Estos sistemas sirven para filtrar convenientemente la llamada al operador, pero pagando el precio de halar con una máquina. ¿Es posible esquivar estos robots y hablar directamente con un humano? No es una empresa fácil, pero un truco llevado a cabo por el emprendedor Pau García-Milá se hizo rápidamente viral en Twitter, ya que lograba hackear estos sistemas. El truco consiste en bloquear al bot de una forma muy sencilla: decir una palabra ininteligible. García-Milá reconoce a EL PAíS que dio con este truco haciendo “un trabajo de campo”, y tras publicarlo en Twitter se sorprendió al descubrir el impacto que tuvo.

Vivimos tiempos peligrosos debido al phising, smishing y demás ciberestafas que hacer que el uso de internet presente considerables riesgos. Los hackers emplean con cada vez más frecuencia técnicas de camuflaje para acceder a nuestros datos y se disfrazan de empresas solventes en correos electrónicos y SMS. Su objetivo es claro: conseguir datos de acceso, bancarios o personales mediante los cuales acceder al sistema de la víctima y perpetrar el ataque. ¿Cómo saber a ciencia cierta si un enlace que hemos recibido está libre de riesgo?

Ante la duda, la prudencia indica que es mejor no hacer clic, pero si nos puede la curiosidad o nos vemos obligados a hacerlo, es muy recomendable verificar su veracidad en sistemas como Virustotal. Esta web, propiedad ahora de Google, opera como un buscador en el que el enlace subido es analizado por varios motores de antivirus. Bastará con copiar el link sospechoso (opera igualmente con documentos adjuntos) y tras pulsar ‘ok’, sabremos si es seguro abrirlo o no. Conviene recordar, en cualquier caso, que muchos spammers emplean enlaces que no son necesariamente maliciosos, pero que sirven para conocer si nuestro correo electrónico está operativo o no.

¿Se ha acabado el cartucho de tinta negra? No hay problema

Otro momento de auténtica crisis en nuestro tiempo en casa tiene lugar cuando nos vemos obligados a imprimir un documento y sucede, siempre en el peor momento, que el cartucho de color negro se ha acabado. Si no tenemos uno de remplazo a mano, podemos tirar la toalla pensando que no se puede imprimir ese documento, pero craso error: un truco lograr revivir de sus cenizas la impresora con un resultado bastante aceptable.

El truco en cuestión consiste en remplazar el color de la fuente del texto a un gris muy oscuro. Esta solución combina las tintas del cartucho de color a algo muy cercano al negro que nos salvará la papeleta en un momento dado. Dependiendo del modelo y marca de la impresora, algunas llevan a cabo este cambio de color de forma automática: basta con retirar el cartucho de tinta negra y la impresora combinará los colores hasta acercarse al más oscuro, una solución temporal que puede salvarnos en caso de emergencia.

Cómo evitar robos en casa con sencillo truco

A estas alturas no hace falta que le recordemos que los cacos suelen hacer su particular agosto precisamente en este mes. Buena parte de los hogares quedan vacíos durante semanas y los amigos de lo ajeno saben detectar cuándo una casa está vacía o no. Un sencillo truco puede engañar a los ladrones haciendo ver que la casa está ocupada: una bombilla inteligente. Algunos modelos de bombilla, como Hue de Philips o TP-Link, entre otras marcas, cuentan con un modo ausente o pueden programarse para ello, de forma que las bombillas se enciendan de forma aleatoria a diferentes horas del día. De esta manera, desde la calle parece que el domicilio está ocupado.

Así podrás reservar mesa en tu restaurante favorito

El verano llena los destinos turísticos de viajeros y encontrar mesa en un restaurante puede ser misión imposible. Por suerte, con un sencillo truco podremos esquivar las colas y efectuar una reserva, eso sí, con antelación: empleando Google. El buscador cuenta con una función, tiempos de espera, que no todo el mundo conoce y que puede ser de gran ayuda estas vacaciones. Básicamente, se trata de aprovechar los algoritmos del sistema —que registran con gran precisión la afluencia de gente en un lugar determinado basándose en la información de sus móviles— para elegir el mejor momento para reservar una mesa. Cada negocio tiene sus hábitos de afluencia y es posible, por poner un ejemplo, que los jueves a las 13 h suela haber mesa. Conociendo esta información, se puede efectuar la reserva con antelación en los locales más concurridos.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50