VIDEOJUEGOS

La explotación en la industria de los videojuegos, contada desde dentro

Trabajadores que participaron en la elaboración de títulos como ‘Cyberpunk 2077′ o ‘The Last of Us II’ relatan cómo el sector ha normalizado una cultura laboral inhumana y despiadada

Sadie Adler, extrabajadora de Rockstar, en una foto proporcionada por ella misma.
Sadie Adler, extrabajadora de Rockstar, en una foto proporcionada por ella misma.

Al final uno acaba renunciando a sus sueños por cosas tan tontas como una lumbalgia. Tommy Miller trabajaba en Naughty Dog, la empresa más prestigiosa de su sector, el de los videojuegos. Pero su interminable jornada laboral, que le hacía acumular más de 60 horas semanales de trabajo, le estaba destrozando la espalda. Decidió irse antes de que la cosa empeorara. “Tuve suerte”, relata Miller en conversación telefónica. “Otra gente salió peor. Vi a un compañero marcharse en camilla, con un ataque de ansiedad. A otro, irse de baja por depresión. Uno acabó en tratamiento por estrés postraumático.....

Más información

Lo más visto en...

Top 50