YouTube

De la fábrica de ‘youtubers’ profesionales a la “economía de creadores”

Más de 50 millones de usuarios se consideran creadores de contenido aunque de ellos solo dos millones son profesionales y cuentan con su propio negocio, según un nuevo estudio

El youtuber 'El Rubius' en la película 'Men in Black: International'.
El youtuber 'El Rubius' en la película 'Men in Black: International'.

Hace diez años, hubiera sido casi impensable que un niño dijera que de mayor quería ser youtuber. Ahora, la idea no es tan descabellada. En Estados Unidos, el 29% de los niños quiere seguir los pasos de estrellas de YouTube como PewDiePie, Dude Perfect o Luisito Comunica y solo un 11% quiere ser astronauta, por ejemplo. O al menos así revela un estudio de la compañía de inversión en startups Signal Fire, que sugiere que la profesión de “creador de contenido” está creciendo a pasos de gigante, impulsada también por la pandemia del coronavirus. Según el estudio, existen más de 50 millones de personas que se consideran creadoras de contenido, aunque de ese total, solo unos 2 millones pueden considerarse profesionales.

¿Qué diferencia a los profesionales de los novatos? Yualing Yuan, autora del estudio, propone un término llamado “economía de creadores” que es el que marca las distancias. “También se conoce como economía de la pasión, y es el modelo de negocio que utilizan los creadores de contenido, curadores y constructores de comunidades independientes, incluidos los influencers de las redes sociales, los blogueros y los cámaras, además del software y las herramientas financieras diseñadas para ayudarlos con crecimiento y monetización”, puntualiza Yuan en la investigación. Así, los cerca de dos millones de creadores de contenido profesionales aprovechan la economía de creadores para obtener dinero con métodos como ingresos publicitarios, contenidos patrocinados, el product placement —el uso de un producto comercial por parte del creador de contenido para venderlo a sus fans— suscripciones de pago, ventas de contenido digital y físico, promoción de otros canales, eventos y clubs de fans.

La economía de creadores va más allá de un término inventado que suena bastante bien. Es una realidad que genera millones de euros. En España, por ejemplo, uno de los creadores de contenido más famosos es elRubiusOMG, que se dedica a analizar videojuegos. Podría parecer un pasatiempo, pero con 38 millones de suscriptores y más de 7.700 millones de visualizaciones de sus vídeos, elRubiusOMG puede llegar a generar anualmente entre hasta 3.5 millones de euros, según un análisis realizado por la empresa de analítica digital Social Blade y verificada por YouTube.

Pero ganar dinero con YouTube no es fácil, y tampoco es para cualquiera. En la plataforma de Google, en la que se suben cada minuto más de 500 horas de vídeo, es necesario tener un mínimo de 1.000 suscriptores en el canal y al menos 4.000 horas de visualización de vídeos durante los últimos 12 meses, de acuerdo con los requisitos que establece YouTube. Además, la competencia es dura: hay cerca de 31 millones de canales y de ellos, solo un millón supera los 100.000 suscriptores.

Más allá de YouTube

No es ningún secreto que YouTube es la plataforma más extendida; abarca la mitad del mercado de plataformas utilizadas por los creadores de contenido para explotar la economía de creadores, según el estudio. Así, YouTube es una especie de fábrica de la que salen futuros profesionales que dominan el arte de la creación de todo tipo de contenido con audiencias que superan los millones de espectadores. Pero ya hay otras redes sociales que comienzan a seguir sus pasos. Instagram, por ejemplo, es la segunda plataforma más utilizada entre los profesionales: de los mil millones de usuarios que tiene alrededor del mundo, 500.000 son creadores y superan los 100.000 seguidores en sus cuentas. El tercer lugar lo ocupa Twitch, una plataforma de streaming especializada en videojuegos, que alberga a 2.7 millones de creadores de contenido. El estudio calcula que del resto de plataformas —entre las que se encuentran TikTok, Substack, Patreon y OnlyFans — hay cerca de 300.000 usuarios que también se consideran creadores de contenido.

Pero si YouTube es la casa principal de los creadores de contenido profesionales, Instagram es la de los novatos. La red social —propiedad de Facebook— alberga cerca de 30 millones de usuarios —dos de cada tres, aproximadamente— que crean contenido pero que tienen menos de 100.000 seguidores. YouTube, por su parte, cuenta con 12 millones de creadores de este tipo.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50