Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU imputa a un exejecutivo de Google por llevarse información del coche sin conductor a Uber

Anthony Levandowski lideró el equipo del coche autónomo en ambas empresas

uber
Anthony Levandowski, durante la presentación del coche sin conductor de Uber en 2016. Ap

Un ingeniero y exempleado de Google ha sido acusado este martes de robar información secreta de la división de vehículos autónomos del gigante tecnológico para dársela a Uber. Anthony Levandowski descargó supuestamente cerca de 14.000 archivos cuando trabajaba en Waymo, el proyecto de desarrollo de tecnología para conducción autónoma de Google, antes de marcharse para fundar su propia empresa, que posteriormente fue adquirida por Uber.

"Todos tenemos derecho a cambiar de trabajo, pero no a llenarnos los bolsillos de camino a la salida", ha explicado el fiscal David Anderson en un comunicado en el que se ha anunciado los 33 cargos presentados por robo e intento de robo de secretos industriales. La defensa de Levandowski, de 39 años, ha comentado que las descargas se realizaron mientras el ingeniero trabajaba en Alphabet, por lo que estaba autorizado a utilizar la información. De ser declarado culpable de los cargos, Anthony Levandowski podría enfrentarse hasta a 10 años de prisión y una multa de 250.000 dólares, según los fiscales que han informado de la denuncia criminal.

Levandowski, de 39 años, fue miembro fundador del grupo que trabajó en Waymo. Participó en el proyecto desde 2009, y estuvo al frente del equipo de detección y clasificación de luz, la unidad encargada de desarrollar el sistema Lidar, una tecnología que permite la medición de distancias y la detección de obstáculos, el sensor láser que mide distancias y pasa información al procesador para, en tiempo real, tomar mejores decisiones.

Levandowski dejó su trabajo en Google en enero de 2016, según la acusación. El ingeniero montó su propia empresa, Ottomotto, que tres meses después fue adquirida por Uber, embolsándose el equivalente a 240 millones de dólares en acciones de la tecnológica. La acusación es similar al caso civil en el que Waymo acusó a Uber de robar secretos industriales, y que se resolvió con un acuerdo entre ambas empresas el año pasado. Waymo explica ahora que Uber conspiró con Levandowski para que el ingeniero, según la acusación presentada este martes, descargara archivos entre los que se incluían diagramas de placas de circuitos, instrucciones paa instalar sistemas de detección y clasificación de luz y un documento de control interno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información