Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRUEBA DE PRODUCTO

Thermomix TM6: el robot de cocina más conectado

Probamos la nueva versión del robot de cocina más famoso del mundo. Con conexión a Internet, permite seguir las recetas paso a paso desde su pantalla

Nuevo modelo TM6 con sus accesorios. En vídeo, anuncio del producto.

Remover, mezclar, cortar, batir, amasar, picar, cocer, freír, cocinar al vapor, a fuego lento, emulsionar… Estas son algunas de las funciones que realizan robots de cocina como la popular Thermomix. Referente en este mercado (no podemos olvidar que, según datos de la firma, solo durante 2018 vendieron más de 154.000 unidades en España), acaba de renovarse con un nuevo modelo: TM6.

Con cada vez más competencia, busca diferenciarse incluyendo muchos más modos de cocina y ajustes, entre los que se encuentran los relacionados con técnicas como el slow cooking para cocinar alimentos a baja temperatura; la cocina al vacío de carnes, pescados y verduras; y la fermentación, algo ideal para hacer yogures caseros, por ejemplo. También dispone de un modo específico llamado ‘prelavado’ que ayuda a retirar los restos de comida del interior para que sea más fácil limpiarla.

A todos ellos se accede desde una pantalla táctil de mayor tamaño que antes (6,8 pulgadas). Sin embargo, el cambio más notable es que incorpora conectividad Wi-Fi sin necesidad de adaptador. Además de servir para obtener actualizaciones del sistema, permite acceder desde el propio robot a Cookidoo, la plataforma de recetas de Thermomix que proporciona más de 40.000 alternativas. Con un periodo de prueba de 6 meses y luego un coste de 36 euros al año, es también la puerta de acceso a sus famosos libros, que han pasado ahora a estar disponibles solo en formato digital.

Cocina guiada

Una vez seleccionada la receta, la pantalla va guiando paso a paso por la elaboración. Y es un proceso tan detallado que cualquiera puede hacerlo. Un ejemplo: a la hora de hacer unas albóndigas con tomate, primero te invita a poner un bol sobre la tapa para pesar pan y leche (tiene una báscula que pesa gramo a gramo); luego pide retirarlo e introducir en el bol ajo y perejil y establece el programa para rehogarlos y su duración automáticamente… Y así durante un total de 35 pasos entre carne y salsa.

Todos los datos se sincronizan con el teléfono móvil si también se tiene instalada la app. Así, por ejemplo, si desde la pantalla se ha elegido una receta y enviado a la lista de la compra, en el smartphone se puede acceder a todos los ingredientes necesarios e, incluso, exportarlos a otras aplicaciones.

La única pega es que, para disfrutar de esta prestación, haya que realizar un desembolso adicional: no hay ninguna otra alternativa para disfrutar de las recetas guiadas con esta ni con ninguna otra aplicación, y tampoco es posible crear propias ni modificar las existentes. Contratarlo es casi obligatorio para sacar el máximo partido a la máquina y puede echar a mucha gente para atrás teniendo en cuenta el precio de la Thermomix TM6 (1.259 euros). Si no se dispone de una cuenta, puede seguir utilizándose en modo manual con el resto de prestaciones.

Con melodías

La última versión del popular dispositivo tiene cierto grado de inteligencia. Así, puede detener la elaboración de una receta guiada si detecta que no se están siguiendo los pasos correctamente. Dos últimos detalles curiosos: dentro del menú de ajustes se contempla la posibilidad de elegir una melodía para que avise cuando ha terminado la elaboración, igual que hacemos con los tonos de llamada de un teléfono móvil; y antes de desconectarla de la corriente hay que apagarla ya que, de otra manera, muestra un mensaje de error al volver a encenderse.

Dicho esto, en lo que a sus capacidades como robot de cocina se refiere no se aprecian sorpresas. Su tecnología de cocción distribuye el calor de forma uniforme por toda la jarra, que tiene una capacidad de 2,2 litros. Según la firma es suficiente para elaborar recetas para cuatro personas, aunque durante nuestras pruebas (con comensales de buen comer) la cifra se acerca más a los tres.

Es capaz de cocinar a una temperatura de hasta 130 grados, aunque con salvedades: en el modo manual solo permite seleccionar 120 grados y, para disfrutar de este calor extra (ideal en los sofritos), es indispensable realizar una receta guiada. Algún arroz, por ejemplo.

Múltiples accesorios

Sus cuchillas, con 10 niveles de velocidad, siempre están en movimiento (exceptuando algún plato desde Cookidoo). En el caso de elaboraciones con ingredientes que se puedan partir fácilmente, eso sí, es posible seleccionar que giren al revés. En los casos más extremos se puede emplear un cestillo que evita que las aspas toquen los alimentos.

La Thermomix TM6 viene, además, con múltiples accesorios: desde un cubilete para que sea más silenciosa hasta una rejilla antisalpicaduras, una espátula flexible y, por supuesto, la varoma de dos niveles. En general, es bastante fácil de utilizar, pero se echa de menos un manual de instrucciones más completo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información