Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“En el centro se vive como en un pueblo pequeño”

Las recetas de la enfermera y bloguera Rosa Ardá en el blog Velocidad Cuchara reciben 40 millones de visitas al año

La enfermera y bloguera Rosa Ardá, creadora del blog Velocidad Cuchara, en su casa de Madrid.
La enfermera y bloguera Rosa Ardá, creadora del blog Velocidad Cuchara, en su casa de Madrid.

Su profesión, enfermera, tiene muy poco que ver con el desarrollo de su hobby, bloguera de cocina. Empezó sin saber mucho ni de blogs ni de cocina. Rosa Ardá (Marín, 45 años) lo puso en marcha después de haber oído una y mil veces los beneficios de la máquina alemana Thermomix y comprársela. Aunque sus recetas no se limitan a las que se pueden hacer con ella, velocidadcuchara.com, su blog creado en febrero de 2008, arrastra varios millones de visitas al año.

¿Dónde está el tope?

En saber lo que qué quieres y cómo lo quieres. Ahora el blog tiene 40 millones de páginas visitadas al año, pero para mí sigue siendo un divertimento, algo que me entretiene. Me gusta pensar un plato, fotografiarlo y subirlo a Internet. En ello invierto cerca de tres horas y es un tiempo en el que tienes que estar tranquila para poder disfrutarlo.

¿Cómo surge su blog?

De casualidad. Hasta hace cinco años mi marido y yo vivíamos en la sierra de Madrid y yo tenía turno de noche como enfermera. El resto del día pasaba mucho tiempo en casa sola y dándole vueltas a los cosas que me gustaban surgió el blog, en un momento que no había mucho sobre el tema. Me compre una cámara de fotos y empecé llamando el blog La thermomix de Rosa, que luego cambié por Velocidad Cuchara. Y, entre tanto, de vivir en la sierra ahora estamos en el centro de Madrid, detrás de Gran Vía.

¿Cambio radical?

Aunque no parezca esto es como un pequeño pueblo. Trabajo de enfermera de Urgencias en un centro de Atención Primaria cercano por el que pasan mis vecinos del barrio y todavía hay pequeñas tiendas y mercados a los que me gusta ir mucho. El contacto cercano te permite que el pescatero te ofrezca una receta, la frutera te diga cómo esta la fruta y así uno a uno por los puestos a los que te vas acercando. No me gusta congelar y si puedo hacerlo compro todo fresco, uno de los lugares que más visito es el mercado de La Corredera. Eso no quiere decir que en el día a día no utilice verduras en conserva.

¿Planifica la recetas?

Depende, unas veces sí y otras improviso con lo que tengo en casa. Pero me gusta hacer platos con los productos de cada temporada. No cuelgo una receta cada día porque eso pasaría de hobby a trabajo. Mi profesión es la de enfermera y me gusta mucho el trato con los pacientes. Los fines de semana es cuando más tiempo dedico a la cocina. Es momento también de disfrutar con los amigos ante una buena comida.

¿Cuáles son sus platos favoritos?

Las vieras al horno y el pescado. Las legumbres es lo que menos tengo trabajado.

¿Se puede vivir del dinero que se obtiene siendo bloguera?

Tal y como me lo he planteado yo no. Lo que obtienes da para pagar la cuota de autónomos, los cursos que realizó de fotografía y la comida que empleo en las recetas. Ahora si te lo planteas como profesión con anunciantes y ese tipo de cosas y dedicándote todo el día a ello igual es diferente, pero la mayoría de los blogs que existen en España no dan para vivir solo de ello.

¿Es imprescindible una Thermomix en una cocina?

Es un robot caro pero considero que debería estar en las cocinas como está el horno o cualquier otro electrodoméstico. No lo utilizas todos los días pero un pescado al horno es impagable. Eso no significa que todo lo que cocines tengas que hacerlo con el robot. Me gusta cocinar la comida en la cocotte a fuego lento y también la olla a presión. Todo depende de lo que quieras hacer en la cocina. El robot te facilita muchas cosas a la hora de preparar una comida y ahorra tiempo que puedes emplear en otras cosas.

Velocidad cuchara es una de las que más se emplea en el robot. ¿Utiliza el varoma?

Engañaría si dijese que sí. Sé que tiene muchas posibilidades, pero lo utilizo poquísimo. El cesto lo empleo para escurrir las verduras.

¿Quiénes siguen su blog?

Hombres y mujeres de entre 35 y 65 años. Los chicos se pronuncían menos, nosotras somo más activas y verbalizamos más tanto para bien como para mal. Somos capaces de reconocer los desastres culinarios como los éxitos..

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >