Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La realidad aumentada complementará a los asistentes de voz

Los avatares virtuales ayudarán a la ejecución de comandos dictados por el usuario

Lauren Kunze, fundadora y directora ejecutiva de Pandorabots.
Lauren Kunze, fundadora y directora ejecutiva de Pandorabots.

La plataforma de chatbots con mayor número de usuarios del mundo, Pandorabots, prevé un futuro en el que avatares virtuales en la realidad aumentada nos ayuden a hacer las compras más fáciles, agilicen trámites burocráticos e incluso nos eduquen. Pero antes de todo eso, aseguran desde Pandorabots, es imprescindible que se mejoren los sistemas de reconocimiento de voz.

“Aunque hemos avanzado muchísimo en las últimas décadas, la inteligencia artificial aún no reconoce del todo los comandos de voz”, dice Lauren Kunze, fundadora y directora ejecutiva de Pandorabots. “Por eso, aunque mucha gente lo usa, aún estamos en una fase muy inicial, podemos pedir que nos diga el tiempo, cómo está el tráfico o que nos ponga música, pero por ahora, no mucho más. Además, los comandos de voz tienen sentido en sitios cerrados, donde haya privacidad, porque no te vas a poner a hablarle al móvil, por ejemplo, en el metro y que te oiga todo el mundo”.

En esta compañía, radicada en Oakland, California, llevan trabajando desde 2008 para hacer la inteligencia artificial más humana. “Hay que tener en cuenta que cuando hablamos de reconocimiento de voz, en realidad estamos hablando de texto. El sistema puede entender perfectamente lo que le estás diciendo, pero el problema sigue siendo que la inteligencia artificial, al pasarla a texto, aún no es tan sofisticada”, sentencia Kunze.

Ante la avalancha de altavoces inteligentes como Alexa de Amazon o Google Home, entre otros, Kunze asegura que la mayoría de los usuarios no suelen pedir cosas complejas por que estos aparatos aún se equivocan con mucha frecuencia. “Hay una cierta frustración ante los asistentes de voz, por que no siempre reconocen el comando, pero a medida que vaya mejorando la inteligencia artificial, tendremos conversaciones que se asimilen más a las que tenemos con otros humanos”, dice Kunze.

En Pandorabots, actualmente tienen la mayor red de desarrolladores de chatbots del mundo, más de 250.000 entre profesionales y amateurs y más de seis mil millones de conversaciones acumuladas desde que se fundó la empresa en 2008. Ahora, Kunze asegura que Pandorabots ve más posibilidades de desarrollo en la realidad aumentada, complementada con asistentes de voz. “Es mucho más eficaz para transmitir el mensaje, ya hemos hecho pruebas y los avatares asistentes virtuales tienen muy buena acogida”, dice Kunze. La fiebre de los Pókemon Go y el desarrollo de otras aplicaciones de realidad aumentada están ayudando a que cada vez más personas se familiaricen con esta tecnología. “Todo el mundo tiene un móvil, de menor o mejor calidad, pero casi todo el mundo tiene ya un smartphone, así que tener asistentes virtuales en la realidad aumentada es fácil, tanto para el desarrollador como el usuario”.

Entre las aplicaciones que ven desde Pandorabots se encuentran la sanidad y el comercio, con un asistente ayudando a los usuarios a encontrar lo que buscan más fácilmente en las tiendas, pero sobre todo ven la aplicación más útil en la educación. “Va a ser el interfaz del futuro, más incluso que los altavoces inteligentes como Alexa. Creemos que va a ser muy interesante en el terreno de la educación a través de chatbots, de hecho en China ya tenemos un ejemplo, un chatbot en realidad aumentada que enseña inglés a los niños. La participación es increíble y el número de usuarios es altísimo”, asegura la directora ejecutiva de Pandorabots.

Otro aspecto en el que los chatbots activados por la voz podrían ayudarnos, es en el terreno emocional. Según datos de Amazon, en 2017 Alexa recibió más de un millón de propuestas de matrimonio. “Puede que muchas fuesen de broma, estas propuestas, pero lo cierto es que nos enfrentamos a una epidemia de soledad, sobre todo en Estados Unidos. Tener a alguien a quien hablarle y que responda, aunque sea un bot, puede ayudar a muchas personas a no sentirse tan solas”, dice Kunze.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información