Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo visitar las pirámides de Egipto, el Taj Mahal o Chichén Itzá sin salir de casa

Google permite hacer un tour virtual en lugares destruidos como el Museo Nacional de Brasil o un templo budista en Myanmar

Visita virtual al siniestrado Museo Nacional de Brasil.
Visita virtual al siniestrado Museo Nacional de Brasil.

En septiembre de 2018 un incendio arrasó el Museo Nacional de Brasil, en Río de Janeiro. El recinto tenía una colección de 20 millones de piezas: desde momias egipcias adquiridas por el emperador Pedro I al fósil más antiguo de América Latina, encontrado en Brasil, de casi 12.000 años de antigüedad. La mayoría de obras, con un valor histórico y artístico incalculable, se quemaron esa noche. Pero unos años antes, toda la colección fue digitalizada y los objetos se escanearon en 3D. Ahora la web Google Arts & Culture permite visitar virtualmente el museo antes del siniestro.

Los incendios, las guerras o los desastres naturales pueden destruir lugares emblemáticos admirados hoy en día. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) elabora una lista que incluye más de 1.000 lugares patrimonio de la humanidad en todo el mundo. Se trata de espacios con relevancia cultural o natural que la entidad pretende preservar y dar a conocer por ser de interés común para todas las personas. Una posible solución para inmortalizar estos emplazamientos es el escaneo 3D, que permitiría visitarlos para siempre de forma virtual e incluso volver a reconstruirlos en caso de que sean derribados.

Además del Museo Nacional de Brasil, Google Arts & Culture también permite realizar un tour virtual por miles de exposiciones de todo el mundo como el MoMA (The Museum of Modern Art) de Nueva York, el British Museumde Londres o el Museo de Israel de Jerusalén. Otros lugares emblemáticos a los que se puede acceder en una visita de 360 grados son el Coliseo de Italia, las pirámides de Egipto, el Taj Mahal de la India, las ruinas de Chichén Itzá de México, el monte Rushmore de EE UU o el Palacio de Versalles de Francia. Incluso es posible ver el Palacio de Invierno del Bogd Khan de Mongolia, la Puerta de la India o los templos de Prambanan de Indonesia.

Google Arts & Culture nació en 2011 con el objetivo de hacer accesibles a los internautas obras de arte y monumentos de todo el mundo. La compañía tecnológica ha colaborado desde entonces con más de 1.200 museos, galerías e instituciones en 70 países para que las exposiciones estén disponibles en línea para cualquier persona. “¿Tiene curiosidad acerca de cómo se ve de cerca La noche estrellada de Van Gogh? Con Google Arts & Culture puede visitar las mejores exhibiciones, acercarse a las obras de arte con detalles alucinantes y explorar miles de historias, fotos, videos y manuscritos”, se afirma en la descripción de la aplicación en Google Play.

En 2018 Google se asoció además con CyArk, una empresa sin fines de lucro que realiza escaneo láser 3D, con el fin de ayudar a preservar los lugares emblemáticos de todo el mundo. Ambas compañías desarrollan el proyecto Open Heritage, que utiliza la tecnología de escaneo láser para capturar todos los datos relevantes en un sitio histórico para recrearlo virtualmente.

CyArk fue fundada en 2003 por Ben y Barbara Kacyra, conmocionados ados después de que los talibanes destruyeran en 2001 estatuas budistas del siglo V en Bamiyan (Afganistán). Su objetivo era capturar monumentos y lugares históricos antes de que ocurriera una tragedia similar. De hecho, el Museo Nacional de Brasil no es el único lugar que solo se puede visitar tal y como fue hace un tiempo de manera virtual. El templo budista Ananda Ok Kyaung en Bagan (Myanmar) sufrió daños durante un terremoto en 2016. CyArk logró escanear el sitio con láser 3D antes del siniestro. Ahora es posible hacer una visita interactiva en 3D al centro.

Inundaciones, incendios y terremotos pueden deshacer siglos de esfuerzo creativo. La necesidad de documentación digital se demostró también en 2010, cuando un incendio destruyó parte de las Tumbas de los reyes de Buganda en Kasubi, en Uganda. CyArk escaneó el lugar un año antes y, por lo tanto, contaba con información muy útil para reconstruirlas.

Visita virtual al Taj Mahal.
Visita virtual al Taj Mahal.

“Estamos perdiendo los sitios y las historias más rápido de lo que podemos conservarlos físicamente.Por supuesto, los terremotos y todos los fenómenos naturales como inundaciones y tornados van dejando su huella”, afirmó en 2011 Ben Kacyra en una charla de TED. El fundador de CyArk se dio cuenta de que la destrucción causada por el hombre “se estaba acelerando debido a incendios intencionados, a la expansión urbana, a lluvia ácida, el terrorismo y las guerras”: “Me quedaba cada vez más claro que estábamos perdiendo la batalla”.

Lugares amenazados

En los últimos años el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha destruido monumentos históricos del del norte de África y Oriente Próximo. Por ejemplo, en 2015 acabó con la milenaria ciudad del imperio Parto de Hatra, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Las ruinas de Hatra, de hace más de 2.000 años, se encuentran en la provincia septentrional de Nínive, dentro de la actual Mosul en Irak. Pese a que Google Arts & Culture no permite hacer una visita virtual de 360 grados por el lugar, sí que cuenta con varias fotos en alta resolución de la ciudad antes de ser destruida.

Visita virtual a las ruinas de Chichén Itzá.
Visita virtual a las ruinas de Chichén Itzá.

Palmira es otro de los lugares dañados por el ISIS. En mayo de 2015 el Estado Islámico conquistó la ciudad y poco después voló el templo de Baal Shamin, de 1.900 años de antigüedad y de los mejor conservados, dedicado al dios fenicio de las tormentas. Los yihadistas también derribaron el Templo de Bel, una de las mayores estructuras del lugar, y el Arco del Triunfo, una puerta de entrada a la ciudad que llevaba allí 2.000 años. La plataforma de Google cuenta con imágenes de archivo de estos lugares antes de ser destruidos y un vídeo que muestra la ciudad en 360 grados después del paso del ISIS.

También es escasa la información en la plataforma sobre las ciudades históricas de Tombuctú y Gao, en Mali. En 2012 ambas sufrieron daños irreparables en manos de grupos yihadistas: centenares de mausoleos de la ciudad, muchos de ellos sufíes, fueron destruidos, entre ellos la mezquita de la ciudad. La furia contra monumentos considerados iconoclastas recordó entonces a la destrucción de los budas gigantes de Bamiyán (Afganistán), unas estatuas de 55 metros de altura que los talibanes derribaron en 2001.

La mayoría de los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad en peligro están en países en conflicto, según afirma la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en su página web. Pero algunos desastres naturales también han afectado en los últimos años a monumentos construidos por las antiguas civilizaciones. Al menos cuatro de los siete monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad en el valle de Katmandú fueron destruidos o severamente dañados por el terremoto de 2015 en la capital de Nepal. Google Arts & Culture tiene una visita al lugar interactiva con fotografías, vídeos e imágenes en 3D que cuentan el antes y el después del terremoto.

Hoy en día muchos lugares emblemáticos aún corren el riesgo de sufrir daños, según explica el historiador y escritor Robert Bevan en la web de Google Arts and Culture. Por ejemplo, la Ópera de Sidney o la Estatua de la Libertad, que según apunta, estarían amenazada por el cambio climático y el aumento del nivel del mar. Para Ben Kacyra es fundamental esforzarse en preservar el Patrimonio de la Humanidad: “Nuestra herencia es mucho más que la memoria colectiva; es nuestro tesoro colectivo. Le debemos a nuestros hijos, a nuestros nietos y a las generaciones que nunca conoceremos mantenerla segura y entregársela en buen estado”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >