Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El duro retrato que ofrece YouTube de la política en España

Un estudio sobre los vídeos que son tendencia en la plataforma refleja una mezcla de desinterés y ganas de espectáculo entre los ciudadanos

Bancada del PP en el Congreso en la tarde del 18 de septiembre.
Bancada del PP en el Congreso en la tarde del 18 de septiembre.

Si Youtube fuera la medida del interés por la política en España, a los ciudadanos solo les preocuparon dos temas entre diciembre de 2017 y abril de 2018: la crisis en Cataluña y la discusión entre la Reina Letizia y Doña Sofía en la catedral de Palma. El vídeo "político" más visto en ese periodo tenía por título "Desvelamos qué le dijo la reina Letizia a doña Sofía en su rifirrafe" –que ahora lleva 1,7 millones de visualizaciones– y que no revelaba nada más que lo que había salido en algún programa de televisión. Los dos vídeos más vistos alrededor de la crisis catalana fueron "La letra del himno de Marta Sánchez" y el español que hizo besar la bandera a Carles Puigdemont en un centro comercial de Copenhague.

El estado de la política española, según Youtube, es sesgado y propenso al espectáculo. Estos datos surgen de una investigación de la Universidad Camilo José Cela acerca de los vídeos que fueron tendencia en Youtube cada día durante ese periodo, a cargo de los profesores Vanessa Rodríguez Breijo, Jorge Gallardo Camacho y Javier Sierra Sánchez.

La política solo viene al final, pero resulta que también está llena de asuntos menores

El artículo científico, recién publicado, tiene otras dos conclusiones relevantes. Primero, la información política es el último de los intereses de los españoles que visitan Youtube a diario. Durante 143 días entre diciembre y abril, hubo 1.443 vídeos que fueron tendencia en Youtube. Solo el 7% fueron considerados como de "información política" por los investigadores. Los 1.443 vídeos fueron vistos en total 1.221 millones de veces; los 101 políticos, solo 13 millones. El mundo fuera de la política está plagado de videoclips, trailers de películas, resúmenes de fútbol y otros asuntos. La política solo viene al final, pero resulta que también está llena de aspectos de escasa relevancia.

Tendenciosos y parciales

Esto no es todo. La segunda conclusión crítica es que los escasos vídeos políticos son tendenciosos y parciales: "La mayoría de los vídeos carece de pluralidad de puntos de vista y de fuentes consultadas. En la información política proporcionada las opiniones vertidas fueron justificadas con escasa frecuencia y fue elevado el uso de agresiones verbales", dicen los investigadores en el artículo.

Alguien podría pensar que Youtube es poco importante para la información política. Pero no. Youtube es la segunda red social tras Facebook para informarse según un informe de Pew Research de 2017 en Estados Unidos. También según Pew, un 73% de adultos norteamericanos visitan Youtube, pero un 94% de la franja entre 18 y 24 años.

Según datos propios de Youtube, que no ofrece datos por países, 1.900 millones de humanos entran al menos una vez al mes y cada sesión en móvil -que implican el 70% del tiempo total en la plataforma- dura 60 minutos diarios. "Youtube atrae una generación global que ha crecido viendo lo que quieren, donde quieren y en el aparato que tengan más cerca", dicen fuentes de Youtube.

Youtube no es obviamente el culpable único de este panorama

Youtube no es obviamente el culpable único de este panorama. Los españoles tienen otras opciones para informarse. Pero las tendencias ofrecidas por el misterioso algoritmo de la plataforma son una tentación muy golosa como para dejar de ver un vídeo tras otro. Como cualquier televisión, Youtube ofrece a sus anunciantes la atención de los espectadores. Para no perderla, ofrece vídeos que quieran ver sin parar. ¿Cómo los escoge? Nadie lo sabe: "Es un gran secreto, miles de variables influyen y no sabes muy bien cómo acertar", dice Javier Ruiz, autor del canal Todo Radio en Youtube. "Parece ser que lo más importante es que la gente vea un porcentaje alto de tu vídeo, lo cual implica que es un vídeo de calidad, de esta forma el sistema "aprende" y te posiciona mejor en la lista de resultados, y mientras mejor te posiciones, más visitas. Pero hay muchas más variables, es algo extremadamente complicado. No está a nuestro alcance", añade.

El canal Todo Radio es uno de los que tuvo tres vídeos o más en tendencias en el periodo estudiado. Los dos únicos medios con más de tres fueron EL PAÍS y el Ara. El resto fueron de Dolça Catalunya, El Periodista Camorrista, Noticias de Hoy, Todo Radio, Carles Puigdemont y Freeman Videos.

Mucho más que los medios tradicionales, estos canales de Youtube buscan viralidad. Una de las maneras mas obvias es confortar ideológicamente al espectador. Cuando empezó Todo Radio, Ruiz vio que había un espacio claro: "Empecé hace tres años y creo que cubro un espacio que nadie cubría en aquel momento. Un día viendo vídeos en Youtube sobre política, me di cuenta de que casi todos los canales sobre política española tenía un sesgo de izquierdas. Había un nicho de mercado como una catedral, y así fue como creé un canal con línea editorial de derechas", dice.

Y aún puede empeorar

Son en general datos duros, pero aún están lejos de tendencias más severas de Youtube en otros países. El instituto de investigación Data Society acaba de publicar en Estados Unidos un informe sobre la "Red de Información Alternativa" formada por 65 youtubers en 81 canales que, con millones de visitas, logran ofrecer "una opcion alternativa, adicional para audiencias jóvenes, pero también reemplazar su consumo de medios tradicionales", dice la investigadora Rebecca Lewis. La consecuencia, para Lewis, es "facilitar la radicalización mediante las redes sociales".

La profesora Zeynep Tufekci, de la Universidad de Carolina del Norte, ha apuntado también cómo el algoritmo de Youtube lleva a la radicalización: "Youtube ha creado un restaurante que nos sirve comida cada vez más dulce y jugosa, rellenando nuestros platos una vez hemos acabado con la última porción", escribía en el New York Times. Cuando el cliente se acostumbra quiere más, dice Tufekci, y cuando algunos ciudadanos se quejan, "los propietarios del restaurante dicen que lo único que han hecho es darnos lo que queremos", añade. En política, según Tufekci, el azúcar serían posturas cada vez más extremas y reconfortantes.

El trabajo de la UCJC se centraba solo en piezas aparentemente informativas. No descartan por tanto que otra investigación encuentre vídeos de influencers ofreciendo un panorama político paralelo o extremo sobre inmigración, feminismo o responsabilidad fiscal: "Otras categorías temáticas por supuesto que pudieron haber abordado temas políticos y pudieron contener ideologías políticas, pero no estaban realizados desde la perspectiva informativa", dice el profesor Jorge Gallardo, y por tanto los descartaron.

Pero ese Youtube más ideológico está llegando, cree Gallardo: "Una cosa es la capacidad creadora de contenido audiovisual al margen de los media y otra cosa es la capacidad de generar opinión. Los usuarios ya han conquistado gran parte del espacio de los media en tanto en cuanto ya crean y modifican los puntos de vista de los espectadores". El fenómeno político en Youtube en España no es aún amplio.

Más aún cuando Dolça Catalunya, el canal con más vídeos virales en el estudio, admite que en realidad no entienden las razones tecnológicas de su éxito: "No somos expertos en cómo hacer que los vídeos se vean más, ni nos interesa", admiten, pero intuyen que el vídeo tiene una capacidad de persuasión e intimidad que falta a otros canales: "El vídeo es una herramienta excelente para transmitir mensajes de modo masivo, inmediato y fácilmente inteligible. Es el medio social que más crece. También mensajes políticos, dependiendo evidentemente de la manera de hacerlo. Y aquí el medio también es el mensaje". Es decir, está por explotar.

Más información