Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica por la cesión de datos de Dropbox a terceros

La compañía sostiene que los datos cedidos son anónimos

La revista Harvard Business Review, una publicación perteneciente a la Universidad de Harvard, publicó el pasado 24 de julio un detallado estudio en el que se demostraba la eficacia de los grupos cuando trabajaban de forma coordinada. Uno de los casos estudiados era el de la herramienta para subir archivos a la nube Dropbox. El problema es que, según el estudio, la firma habría cedido los datos de parte de sus usuarios para la elaboración del trabajo.

“Dropbox nos ha dado acceso a carpetas de proyectos” se puede leer todavía en el estudio, una frase que ha desatado toda una tormenta en el peor momento, cuando los usuarios se están aún reponiendo de la sacudida de Facebook y Cambridge Analytica. Pero, ¿están realmente nuestros datos a salvo en la nube? Según el estudio, los datos de miles de usuarios habían sido cedidos sin su consentimiento expreso a los investigadores. Desde Dropbox , sin embargo y mediante una entrada en su blog, la compañía habla de “errores factuales” en la información publicada por Harvard Business Review y se explica que los datos son anónimos y no hay manera de relacionarlos con el usuario.

Sin embargo, la firma del popular servicio en la nube ha iniciado un incendio paralelo sin quererlo al asegurar que han diseñado el estudio "de forma que encaje en nuestra política de privacidad, que permite que Dropbox y terceras partes de confianza puedan compartir la actividad”. En la citada política de privacidad de la compañía que hace mención a los "proveedores externos que trabajan para y con Dropbox". De alguna manera, el usuario, al darse de alta, acepta que esta información pueda accedido por terceras partes, aunque como aseguran desde el servicio, antes de ello se hace anónima.

La cuestión que atormenta ahora a los más preocupados por la privacidad de los datos se centra en el proceso de anonimización de los datos que menciona la compañía, pero también al permiso tácito o expreso de los participantes del estudio. ¿Sabían que sus datos iban a ser compartidos? Desde la compañía no se ha dado, por el momento, una respuesta clara y tajante. Por el momento, los autores del estudio lo han modificado añadiendo una línea en la que se explica que los datos fueron convertidos en anónimos por Dropbox antes de ser cedidos.

Más información