Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así es la lámpara que te conecta a internet

La LiFi es una alternativa a las redes WiFi que transforma la luz en datos

Un rayo de luz da acceso a una red Li-Fi.

A simple vista parece una lámpara de diseño. Y así es. Ha concebido su forma el diseñador parisino Pierre Garner, que cuenta con múltiples reconocimientos. Pero lo que hace el objeto singular es que es capaz de conectar un ordenador a Internet a través del rayo de luz que desprende. Es totalmente imperceptible al ojo humano, pero la bombilla LED que posee parpadea más de un millón de veces por segundo. Pese a parecer totalmente fija va transmitiendo una especie de código morse avanzado que, interpretado por un adaptador USB con un espejo incorporado, es capaz de dar acceso a internet a un ordenador. Sin WiFi. Se llama LiFi (Light Fidelity). No utiliza el espectro radioeléctrico, "saturado" por la gran cantidad de conexiones sin cable que existen actualmente, según cuentan los responsables de la compañía.

En informática todo se reduce a secuencias de 0 y 1. En el caso de la lámpara de la compañía Oledcomm las dos cifras están representadas con dos estados: encendido y apagado. La lámpara se conecta a un cable de red tradicional Ethernet que, utilizando una tecnología llamada Power over Ethernet también obtiene alimentación eléctrica para el aparato. Luego realiza la función de módem pero, en vez de emitir WiFi ilumina lo que tiene debajo y da acceso a la red. Los datos del ordenador a la lámpara se transmiten a través de infrarrojos con un accesorio USB que Oledcomm quiere hacer más pequeño e incluso conseguir integrar en algunos portátiles.

La lámpara se ha empezado a comercializar tras presentarse al congreso CES Las Vegas el pasado enero y se puede encargar durante la semana del Mobile World Congress de Barcelona para tenerla en julio por 699 euros. Una de las ventajas del aparato es estética, pero según Ingrid Canal, directora de mercadotecnia de la compañía, por las redes 3G, 4G y WiFi circulan muchos datos y eso provoca que las velocidades teóricas de estas conexiones acaben difiriendo mucho de las reales. Es por este motivo que presenta LiFi como una opción alternativa que proporciona velocidades de 23 megabits por segundo (Mbps). Canal destaca la seguridad que brinda luz, porque "no traspasa paredes".

Oledcomm explora ámbitos en los que las redes sin cables tradicionales presentan problemas como en instalaciones de centrales nucleares o en aviones. Sorprende que, aún apagada, la lámpara también da acceso a Internet porque emite una luz que los humanos somos incapaces de ver incluso en una habitación totalmente oscura. La historia de la compañía se remonta en 2005, cuando uno de sus cocreadores, Suat Topsu, empezó a estudiar la capacidad transmisora de la luz en la universidad. No fue hasta 2016 que la compañía fue fundada y empezó el proceso de industrialización del producto. La lámpara MyLiFi, que explota una técnica junto a otras tres compañías competidoras, se puede regular a través del móvil modelando la intensidad de la luz y la calidez del color. Permite hacerlo en grupos, con lo cual desde un solo móvil se podría controlar la iluminación de todo un edificio.

La luz que guía en el museo y el supermercado

La lámpara de Oledcomm se está empezando a comercializar, pero la empresa —presente en México, Emiratos Árabes, Canadá y Francia— ya tiene en el mercado un producto de geolocalización en interiores basado también en la iluminación. El tradicional GPS no es lo suficientemente preciso entre paredes. A través de la luz, una tecnología llamada GEOLiFi guía al cliente por los supermercados de la cadena francesa E.Leclerc desde finales de 2015. La luz que parpadea y no se ve se comunica con la pantalla delantera del móvil del consumidor a través de una app y muestra información de promociones en puntos concretos del establecimiento. En este caso, no hay internet, solo una comunicación interna. Lo mismo en museos. Funciona en el Musée de la carte à jouer ubicado cerca de París. El foco de luz cuenta al visitante más cosas sobre la obra que ilumina. Solo hace falta acercar el móvil.

Más información