Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asus Transformer Mini T102, para todos los bolsillos

El equipo 2 en 1 de la taiwanesa destaca por su diseño metálico y un precio ajustado: 499 euros

La serie Transformer Mini T102 integra un teclado magnético por primera vez en una tablet de ASUS.

La venta de tabletas alcanzó su máximo histórico en 2014 y, desde entonces, se ha ido reduciendo progresivamente. Según la consultora IDC, una de las causas de esta caída es la "lenta transición" hacia los modelos 2 en 1: tabletas que se comercializan con un teclado que permite utilizarlas como si de un portátil se tratara. De hecho, esta categoría de producto está en pleno despliegue, con un crecimiento del 15,2% con respecto a 2016.

Los datos

Ficha técnica

Pantalla: 10,1”, HD (1.280 x 800 píxeles), 178°, 400 cd/m2, táctil

Procesador: Quad-core Intel Atom X5-Z8350 (‘Cherry Trail’)

Memoria RAM: 4 GB

Almacenamiento: 128 GB eMMC

Cámara: Frontal, 2 MP

Batería: Polímeros de litio 32 Wh

Sistema operativo: Microsoft Windows 10 Home/ Pro 64 bits

Tamaño: 259 x 170 x 8,2 mm (tableta); 259 x 170 x 13,9 mm (portátil)

Peso: 530 g (tableta); 790 g (portátil)

Conectividad: Wi-Fi Dual-band 802.11ac, Bluetooth 4.1

Conexiones: USB 3.0, microHDMI, microUSB 2.0, lector de tarjetas microSD, audio

Audio: Dos altavoces laterales con tecnología ASUS SonicMaster

Otros: Sensor de huella, ASUS Pen

Precio: Desde 499 euros

www.asus.com/es

Un ejemplo es el protagonista de este análisis: Asus Transformer Mini T102. La firma presumía durante su lanzamiento de unas medidas que le convertían en el 2 en 1 más ligero con sistema operativo Windows. Así, posee 8,2 mm de grosor y 530 gramos de peso que mejoran lo que había en el mercado hasta el momento, aunque sigue resultando incómodo a la hora de sujetarlo con una sola mano. A pesar de ello, el agarre es agradable gracias a sus bordes redondeados y la elección de sus materiales: deja de lado los plásticos habituales en este segmento de precio y opta por una aleación de magnesio y aluminio que, además, le otorga un aspecto premium.

Su pantalla táctil nos resulta algo pequeña para su uso como portátil, aunque se agradece en modo tableta. En concreto, posee un tamaño de 10,1 pulgadas y resolución HD (1.280 x 800 píxeles), con una relación de aspecto poco habitual de 16:10. No hay ‘peros’ en lo que a la experiencia de visualización se refiere: las imágenes son brillantes en entornos luminosos y los colores definidos.

A ambos lados se sitúan dos altavoces estéreo que entregan un sonido limpio y potente, suficiente para escuchar el audio de vídeos o juegos sin recurrir a unos externos. Solo debemos tener cuidado de no taparlos con las manos al sujetarla en formato horizontal; algo más que probable dada su localización.

En la tableta se incluyen otros dos elementos que merecen una mención especial. El primero es un lector de huellas situado en la parte superior trasera que se emplea para iniciar sesión de forma segura en el equipo. Funciona rápido y bien, pero su ubicación resulta incómoda. El otro es un soporte trasero que se despliega para mantener el dispositivo en posición vertical, muy similar al que incorpora la Surface de Microsoft. Puede regularse en distintos ángulos hasta alcanzar los 170º y trasmite la sensación de ser muy resistente y seguro. Además, es el complemento perfecto para utilizarla con el teclado, que la convierte en un modelo dos en uno.

 

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

  Construcción

  Teclado y stylus incluidos

  Pantalla

Lo peor:

  Rendimiento

  Peso

Magnético

Asus Transformer Mini T102 es el primer dispositivo de la compañía en incorporar un teclado magnético, denominado Asus Transformer Cover. Ha sido fabricado con una fibra de vidrio antiestática que repele el polvo y otras partículas y tiene dos posiciones: con una queda completamente pegado a la superficie donde esté apoyado y con otra se inclina un poco para facilitar la escritura (a nuestro juicio, la más adecuada). Las teclas poseen una profundidad de desplazamiento de 1,5 mm —la que emplea la mayoría de ordenadores portátiles—, pero son algo pequeñas y están muy juntas, por lo que escribir con fluidez no es fácil. Asimismo, prescinde de retroiluminación; muy práctica para trabajar con espacios oscuros.

Se acompaña de un touchpad compatible con los gestos de Windows, bastante amplio para el tamaño del teclado y con buena respuesta. Además, con la integración de una tecnología de reconocimiento de la palma de la mano evita que se den errores accidentales durante la escritura. Y cuando no se utiliza el dispositivo, este teclado funciona a modo de funda protectora.

Se agradece que venga incluido con el equipo, algo que no siempre ocurre y que evita un desembolso adicional. Se da el mismo caso con su stylus sensible a la presión, con el que dibujar líneas de distinto grosor en función de lo que se presiona sobre la pantalla y que es compatible con Windows Ink Workspace: una función del sistema operativo de Microsoft para crear notas adhesivas, dibujar, escribir comentarios en fotografías, etcétera.

Rendimiento ajustado

Valoración y veredicto

Calidad-precio: ****

Diseño: ***

Innovación: **

Manejo: ****

Extras: **

Veredicto:

  •  Rotundamente bueno
  •  Recomendable
  •  Neutro
  •  Más bien negativo
  •  Muy negativo

La configuración y el rendimiento son el punto débil del 2 en 1 de Asus, que queda lastrado por un procesador Intel Atom que se lanzó hace año y medio. Su combinación con 4 GB de memoria RAM permite realizar tareas básicas (navegar, ver contenidos multimedia, crear documentos…), pero sufre con la multitarea o los juegos.

Resultan muy interesantes su autonomía (alrededor de 14 horas), la ausencia del ventilador interno (de ahí que sea muy silencioso) y sus opciones de conectividad, que engloban USB 3.0, microHDMI y microUSB. Esta última sirve además para cargar el equipo, incluso con un powerbank.

En el apartado de software, ofrece soporte a todas las funciones de Windows 10, incluyendo el asistente Cortana, el modo Continuum que ajusta de forma automática la pantalla en función de si se utiliza como tableta o portátil y diversas funciones de seguridad. También permite activar aplicaciones al realizar gestos sobre la pantalla. Por ejemplo: si se toca dos veces sobre ella se reactiva, si se traza una ‘e’ se abre el correo electrónico, una ‘w’ abre el navegador o una ‘v’ activa la aplicación de visualización de vídeo. Por otro lado, trae de serie el paquete Microsoft Office Mobile preinstalado, así como una amplia variedad de programas que ralentizan el funcionamiento y no aportan mucho al conjunto.

Competencia

  Lenovo IdeaPad Miix 310

  HP x2 210 G2

  Medion E2215T

Para usos básicos

Por todo ello, el Asus Transformer Mini T102 es un dispositivo 2 en 1 destinado a los usuarios que no vayan a hacer un uso muy intensivo de sus funciones, sobre todo las que implican utilizarlo a modo de portátil. Nos gusta su acabado, su versatilidad y que traiga incluido teclado y stylus de serie, aunque no es adecuado para tareas exigentes y el diseño es algo pesado.

Más información