Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

LG presenta una televisión tan fina como una tarjeta de crédito

El aparato, que se ha mostrado en la mayor feria de electrónica del mundo, tiene un espesor de 2,57 milímetros y un anclaje magnético a la pared

David VanderWaal, vicepresidente de marketing de LG, presenta la nueva Oled TV W.
David VanderWaal, vicepresidente de marketing de LG, presenta la nueva Oled TV W. REUTERS

LG esperó hasta el final de su conferencia en el CES de Las Vegas, la mayor conferencia tecnológica del mundo, para hacer sonar los tambores. Subió la música, creció el suspense y la puerta, por donde ya habían aparecido otros aparatos, empezó a abrirse muy lentamente. Solo faltó una cortina de humo. "Por fin ha llegado lo que muchos estabais esperando: ¿qué es lo siguiente en televisión?", animaba el vicepresidente de Marketing, Electrodomésticos del Hogar y Electrónica de Consumo de LG, David VanderWaal. La respuesta llegó segundos después cuando aparecía en el escenario una inmensa televisión de 77 pulgadas colocada en la pared sin ningún cable, similar a un póster. Y casi tan fina como uno de ellos. Tiene un espesor de 2,57 milímetros, como una tarjeta de crédito, y un anclaje magnético, para evitar el espacio entre la pared y el aparato. La compañía no ha revelado el precio de esta OLED TV W, ni tampoco su fecha de venta.

"LG está llevando el concepto de televisión a otro nivel",  asegura la compañía

La W, según explicó VanderWaal, se debe a tres motivos: "Esta televisión es wallpaper, window y wow" (papel de pared, ventana y ¡guau!, en su traducción al castellano). "Es capaz de dar una sensación natural de inmersión y no produce sombra. Es como mirar a través de una ventana", proseguía el vicepresidente.

"LG está llevando el concepto de televisión a otro nivel. Hemos combinado minimalismo y perfección en una sola televisión. Una nueva definición de simpleza comienza hoy. Es una imagen en una pared", explicaba VanderWaal. El aparato venía sin marcos y sin apenas elementos en su parte frontal. Debajo de la pantalla se encontraba la barra de sonido, en unos altavoces externos con sonido de Dolby Atmos. Se trata de una televisión que no está pensada para colocar en una mesa, sino que tiene que está diseñada para ir colocada en la pared.

La nueva OLED TV W tiene un espesor de 2,57 milímetros.
La nueva OLED TV W tiene un espesor de 2,57 milímetros.

El espesor que presenta LG es posible gracias a la propia tecnología OLED que utiliza la televisión, que no requiere la retroiluminación (y el espacio extra que esta ocupa) de otros aparatos, según sostenía VanderWaal. "Lo que estamos viendo es muy simple. Es la televisión perfecta", añadió.

Robots de asistencia en aeropuertos y hogares

Las sorpresas de la compañía surcoreana no terminaron con la televisión más fina del mercado, sino que llegaron todavía antes. LG desveló una nueva gama de robots de asistencia en aeropuertos y hogares. No era el primer escarceo de la empresa con la robótica (ya había presentado robots de limpieza anteriormente), pero sí con este tipo de aparatos que recuerdan a "cibermayordomos".

"Venga, preséntate", insta VanderWaal al más grande de estos aparatos. "Hola, soy Airport Guide Robot (robot guía de aeropuerto, en su traducción al castellano), ¿en qué puedo ayudarte?", contesta una voz femenina. Con más de un metro de altura, este robot pensado para "grandes espacios públicos" como aeropuertos. Sabe dar la bienvenida y mostrar horarios, leer billetes de avión, calcular distancias hasta puertas de embarque y terminales, avisar de retrasos y del clima en la ciudad de destino. LG no ha explicado cuando estarán disponibles.

El vicepresidente de Marketing de LG desvela el robot de asistencia en aeropuertos.
El vicepresidente de Marketing de LG desvela el robot de asistencia en aeropuertos. AP

La asistencia robótica también ha dado un paso más hacia el hogar conectado con Hub Robot. Muy similar tanto en forma física como en funciones a Kibo, el robot de asistencia que está diseñando el MIT, la cibermascota de LG es un pequeño aparato blanco con una pantalla circular donde aparecen dos grandes ojos azules. Su voz es la de Alexa, el asistente con inteligencia artificial de Amazon. Sus posibilidades son miles, en el escenario Hub muestra solo una. "Recomiendamos algo de música", le pide VanderWaal. Al segundo empieza a sonar una música alegre y fuerte. "Es por la mañana, quiere que nos despertemos con ánimo".

La cibermascota de LG Hub Robot.
La cibermascota de LG Hub Robot. AP

Además, de este tipo de recomendaciones, Hub tiene el papel principal de controlar y comunicarse con todo el hogar conectado. Sabrá cuando la comida está lista en el horno, cuándo debe encender el aire acondicionado o a dónde debe mandar al robot de limpieza. La comunicación con la nevera será todavía más fácil, ya que el nuevo modelo, presentado también este miércoles en Las Vegas, combina inteligencia artificial y Big Data.

Para LG, el refrigerador ya ha dejado de ser un sitio en el que solo se almacena comida para convertirse en un aparato capaz de recomendarte recetas, mostrarte vídeos, avisarte del tiempo y desde donde hacer la compra. En colaboración con Amazon, desde esta nevera de LG se podrá hacer la lista de la compra para que te llegue a casa con el servicio de reparto de Amazon. También incorpora a Alexa como asistente virtual, para poder comunicarse con el refrigerador a través de ella. En la perspectiva futurista de LG el hogar se convierte en un punto clave de conectividad, con un propósito claro: hacer al humano "la vida más fácil, sencilla y mejor".

Más información