Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Silicon Valley quiere escuchar tu voz: Amazon Echo y Google Home frente a frente

Google ha creado un soporte simple, discreto y funcional que solo actúa cuando el consumidor lo desea

Home costará 129 dólares y saldrá a la venta el 4 de noviembre en Estados Unidos.

Google presentó en su última conferencia Home, un altavoz para el hogar que completa junto a sus nuevos teléfonos y aplicación de mensajería, su trío de productos gobernados por su nuevo asistente de inteligencia artificial, que engloba lo mejor de la compañía en un nuevo paradigma basado en la sencillez, la voz y la comprensión de las conversaciones humanas.

Costará 129 dólares y saldrá a la venta el 4 de noviembre en Estados Unidos, pero ya se puede reservar.

La compañía no es pionera en este aspecto, fue Amazon quien, tras fracasar en atraer la atención del consumidor con sus teléfonos y tabletas, logró ser la primera en desarrollar un producto innovador y atractivo en un área hasta ahora ignorada por los grandes de Silicon Valley. Es un producto que marca el camino, no una iteración como el nuevo iPhone 7 de Apple o el Pixel de Google.

Las virtudes de Echo, el altavoz de Amazon, y Home residen en sus carencias. Son cilindros sin pantalla, con un diseño sobrio, que los relega al segundo plano cuando no son usados. El consumidor puede ignorarlo hasta que hace uso de sus habilidades como encender las luces, reproducir una canción de Spotify o pedir un Uber. Cuando necesitas algo, actúa y te da la información como lo haría una persona.

Silicon Valley necesita escuchar tu voz para depurar y mejorar los algoritmos necesarios para que, en el futuro, la interfaz de comunicación entre humanos y máquinas sea la voz, no el dedo en una pantalla

Además, no es portátil, pese a que la industria tiene al móvil como eje de toda nuestra vida digital. Tal vez esa sea la clave: un soporte simple, discreto y funcional que solo actúa cuando de verdad el consumidor lo desea.

Silicon Valley necesita escuchar tu voz para depurar y mejorar los algoritmos necesarios para que, en el futuro, la interfaz de comunicación entre humanos y máquinas sea la voz, no el dedo en una pantalla. Amazon no podía hacerlo a través de sus teléfonos inteligentes y lo hizo a través de Echo, que ha sido un éxito. Aunque la compañía no haya hecho públicas sus cifras de venta, la Consumer Intelligence Research Partners estima que se han vendido más de tres millones de unidades.

Alexa, la asistente artificial que vive dentro del dispositivo, cuenta ya con más de 3.000 habilidades o comandos y es la forma inteligente más parecida a Hal 9000 de la película 2001: Una odisea en el espacio, aunque sin compartir sus actitudes homicidas.

Alexa, la asistente artificial que vive dentro del dispositivo, cuenta ya con más de 3.000 habilidades o comandos y es la forma inteligente más parecida a Hal 9000 de la película 2001: Una odisea en el espacio

Echo representa la mejor oportunidad de Amazon para involucrarse en la vida de sus consumidores y conocer más de ellos. Jeff Bezos, el fundador de la compañía, dijo que en el futuro Alexa será el cuarto pilar de sus negocios junto a Prime, su nube y sus actividades como minorista online.

Google, sin duda uno de los líderes en tratamiento de información y desarrollo de algoritmos, ha optado por seguir el modelo propuesto de Amazon con un altavoz más barato —Echo cuesta 179 euros—, pero de idéntico funcionamiento. Assistant lo gobierna, y su principal baza es cómo entiende al consumidor y cómo conversa con él con una entonación y pronunciación mucho más parecida a la de un ser humano.

Aunque los ingresos por las ventas de hardware no pueden ser menospreciados, el objetivo a largo plazo de Amazon y Google es mejorar sus algoritmos y aumentar su base de usuarios como clave del futuro de sus negocios en el móvil y en la nube.

Apple, que también tiene a la inteligencia artificial en el foco de su estrategia, abrió Siri a los desarrolladores con iOS 10, pese a que su aprendizaje se base solo en lo que aprende del propio usuario, sin enviar sus datos a un servidor, y de la inteligencia colectiva pública.

Echo llegó a Reino Unido y Alemania en septiembre, ya que son sus dos mercados más grandes tras Estados Unidos. Todavía no hay fecha de salida para Echo o Home en España.

Más información