Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tableta para grandes y pequeños

Samsung propone con su Galaxy Tab A 2016 una tableta de 10 pulgadas con un rendimiento solvente. Cuesta 279 euros

La pantalla de la tablet Galaxy Tab A tiene 10 pulgadas. Ampliar foto
La pantalla de la tablet Galaxy Tab A tiene 10 pulgadas.

No abundan las tabletas de 10 pulgadas con buen rendimiento y un precio por debajo de los 300 euros. Y es en ese mercado donde Samsung quiere reinar. Parte de una posición ventajosa tras el éxito de su Galaxy Tab A, que ha vendido 280.000 unidades desde su lanzamiento, según los datos ofrecidos por la propia firma. Su gran baza para esta segunda mitad de año es la nueva versión de este dispositivo que, manteniendo su esencia intacta, actualiza sus principales características.

COMPRA ONLINE LA GALAXY TAB A 

Tamaño: 15,5 x 0,8 x 25,4 cm. Pantalla de 10.1 pulgadas. 

Destacamos: 16 gigabytes de almacenamiento, cámara principal de 8 megapíxeles y 525 gramos de peso. 

Por 192,81€ en Amazon

Samsung Galaxy Tab A 2016 tiene una pantalla de 10,1 pulgadas algo más grande que la de su predecesora (9,7), aunque la verdadera diferencia se encuentra en su relación de aspecto: de 4:3 a 16:9. Este formato panorámico hace que, al colocarla en vertical, podamos ver más información de documentos o páginas web; al tiempo que situada en posición horizontal, se disfruta con mayor calidad de la reproducción multimedia. En este sentido, su panel posee resolución Full HD, suficiente para ofrecer nitidez y detalle en las imágenes. También muestra colores vivos y dispone de un sensor capaz de adaptar su luminosidad a las condiciones externas.

Ficha técnica

Pantalla: 10,1 pulgadas con 1.920 x 1.200 píxeles de resolución

Procesador: Exynos7870 OctaCore a 1,6 GHz

Memoria RAM: 2 Gb

Almacenamiento: 16 Gb / Ranura para microSD hasta 200 Gb

Cámara: Trasera de 8 megapíxeles con AF y vídeo Full HD a 30 fps; frontal de 2 megapíxeles

Batería: 7.300 mAh

Sistema operativo: Android M

Tamaño: 155,3 x 254,2 x 8,2 mm

Peso: 525 g

Conectividad: Wi-Fi 802.1 a,b,g,n,ac / Wi-Fi Direct / Bluetooth 4.1 / USB 2.0

Sensores: GPS + Glonass, acelerómetro, Hall Sensor, sensor RGB



Los marcos alrededor de esta pantalla son reducidos y el cristal que la recubre queda bien integrado con la carcasa, fabricada en plástico: uno de los indicativos más claros de que no se trata de un modelo Premium. Por lo demás, con este material se consigue una superficie con buen agarre y que repele bastante bien la suciedad. No termina de ser cómodo sujetarla durante largos periodos de tiempo con una sola mano, ya que resulta algo pesada (525 gramos).

Se han incluido los botones capacitivos y el botón físico central habituales, así como dos altavoces en la parte inferior que ofrecen un volumen superior a lo normal y una calidad notable. Es sin duda uno de los aspectos destacados. Y eso pese a que su ubicación hace que en formato horizontal el sonido salga únicamente por uno de los laterales del terminal.

En su parte trasera se sitúa la cámara fotográfica, que sobresale unos milímetros y cuenta con 8 megapíxeles de resolución y algunas funciones avanzadas como un modo Pro o el modo HDR, poco explotadas en dispositivos de estas características. No son suficientes para conseguir resultados admirables, aunque sí para un uso ocasional. La cámara frontal, de 2 megapíxeles, también se queda algo justa.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

- Pantalla

- Autonomía

- Modo niños

Lo peor:

- Construcción

- Gráficos

- Peso

Con 8 núcleos, el procesador elegido para la ocasión es un Exynos7870 desarrollado por la propia firma. Es algo habitual en muchos de sus modelos, por lo que no ha sido una sorpresa. Este chip, construido en 14 nanómetros, está a la altura del Qualcomm Snapdragon 625, con el que comparte sus prestaciones esenciales: buen rendimiento, consumo reducido y bajo precio. Por eso, resulta ideal para los dispositivos de gama media como éste. Acompañado por 2 Gb de memoria RAM, ofrece un rendimiento adecuado: no es el más rápido del mercado pero funciona con fluidez y no sufre bloqueos. Su mayor limitación, eso sí, aparece en los juegos más avanzados en cuanto a gráficos y exigentes en rendimiento.

La autonomía de su batería, por otro lado, se extiende entre 10 y 12 horas en la reproducción de vídeo HD. No está nada mal. Además, y para concluir el apartado de la configuración, es necesario hacer referencia a sus 16 Gb de memoria interna, ampliables a través de una tarjeta de memoria microSD y que se complementan con 100 Gb de almacenamiento gratuito en OneDrive. No es la única aplicación de Microsoft disponible, ya que trae preinstalada la suite Office completa (Word, Excel, PowerPoint…).

Notas y veredicto

Calidad-precio: *****

Diseño: ***

Innovación: ***

Manejo: *****

Extras: ****

Veredicto:

Rotundamente bueno

Recomendable

Neutro

Más bien negativo

Muy negativo

Funciona con Android Marshmallow personalizado con TouchWiz, que añade algunas aplicaciones y funciones muy interesantes. Una de las más destacadas es la posibilidad de utilizar dos apps de forma simultánea, repartiendo la pantalla entre ambas. Esta opción, no disponible en todas las apps, sí permitiría por ejemplo abrir a la vez la galería y las notas, el calendario S Planner o Play Música. También se conecta a televisores para compartir la pantalla y ver los contenidos a distancia; o al teléfono móvil (siempre que sea un terminal Android 4.4 o superior) para responder desde su pantalla a los mensajes recibidos en el smartphone.

Para niños

Samsung Galaxy Tab A 2016 permite crear distintos usuarios para que varias personas puedan usar la misma tableta y, a la vez, salvaguardar su información personal. De este modo, cada uno de ellos tendría su música, juegos, aplicaciones o fotografías y no podría acceder a las del resto.

La competencia

-LG G PAD 10,1

-Acer Iconia One 10

-Asus Z300M

-BQ Aquaris M10

-Lenovo Miix 3

Incluso hay una opción especialmente creada para niños denominada Modo Niños (también conocida como Kids Mode 4.0) y que está dotada de herramientas de control parental que ya habíamos visto en otros dispositivos de la firma. De esta manera, se crea un entorno seguro que evita que los pequeños accedan a contenidos no adecuados para su edad, descarguen aplicaciones sin supervisión o estén más tiempo del recomendable frente a la pantalla. Este modo, además, incluye diferentes juegos, vídeos y aplicaciones destinados a ello. Se pueden completar desde la Tienda de Niños, que sólo ofrece acceso a este tipo de contenidos y nunca a los generales de Google Play.

Por todo lo dicho, si hubiera que definir la Samsung Galaxy Tab A 2016 con una sola palabra, la elegida sería equilibrio. Y es que, sin tener ninguna prestación que destaque sobre otros modelos dentro de su gama de precio, tampoco hay ninguna que desentone. Con ella es cómodo realizar las tareas habituales de una tableta (navegar, leer, ver contenidos multimedia o jugar) y, por menos de 300 euros y su tamaño de pantalla, es una opción más que recomendable.

Más información