Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“En OnePlus queremos tener megatiendas como la de Apple en la Puerta del Sol”

El inspirador del 'smartphone' de moda defiende el sistema de carga rápida que no calienta el móvil

Carl Pei, cofundador de OnePlus junto al lema de la empresa.

Carl Pei (Pekín, 1989) es el cofundador de OnePlus, una de las marcas de smartphones de moda, nacida en 2013. Durante los meses de julio y agosto, un autobús está recorriendo Europa para que los fans puedan probar el OnePlus 3, el último y esperado lanzamiento, que solo se vende a través de su página web. En Madrid, el evento organizado junto al centro comercial La Vaguada contó con una anunciada sorpresa para los fieles que durante cinco horas esperaron largas colas a 38 grados: el cofundador de la marca estaba allí. A lo largo de la tarde, Carl Pei habló con los asistentes, se hizo fotos con ellos y promocionó su propio teléfono. España se encuentra en el top cinco de países de Europa en cuanto a ventas de la marca.

Pregunta. El OnePlus 3 acaba de salir al mercado. Tiene innovadoras prestaciones como el sistema de carga rápida, el lector de huellas dactilares o la cámara. ¿Cuál es la más significativa para usted?

Respuesta. Nosotros no nos centramos en los componentes porque tenemos una visión más holística del teléfono, pensamos en el todo en general. Respecto a elementos no tenemos ninguna preferencia, pero en cuanto a características, de lo que más orgullosos nos sentimos es del Dash Charge, porque es completamente diferente del resto de tecnologías de carga rápida que hay en el mercado.

De lo que más orgullosos nos sentimos es del Dash Charge, porque es completamente diferente del resto de tecnologías de carga rápida que hay en el mercado

P. ¿Qué lo hace tan especial?

R. Al cargar un aparato siempre se desprende calor. Normalmente, la mayoría de tecnologías de carga rápida desprende ese calor en el propio teléfono porque el sensor que decide cuánta corriente debe entrar en el teléfono está en el mismo terminal. Nosotros hemos movido esta unidad de electricidad al cargador, de manera que el calor se genera en el cargador, que es más grande y puede soportarlo mejor, en lugar de en el teléfono. Con esto, conseguimos que el procesador no sufra, el teléfono no se caliente y se cargue más rápido.

P. Y en cuanto a los usuarios, ¿cuál es la característica más aplaudida por los compradores?

R. Hay dos cosas que a los usuarios les gusta mucho, porque nuestros clientes son muy tech y saben mucho de tecnología. La primera es la misma que para nosotros: el Dash Charge. Y la segundo, es el diseño del teléfono. Por la calidad de los materiales y por cómo está construido.

P. ¿Y cómo está construido?

R. Somos una empresa que se obsesiona mucho con los detalles. Antes de empezar a producir los teléfonos de forma masiva, solemos contar con cuatro o cinco modelos. Con el OnePlus 3, un día antes de enviarlo a producción pensamos que ninguno de los modelos era lo suficientemente bueno. E hicimos una serie de cambios, mínimos, pero pensamos que ofrecen una mejor experiencia al usuario. Eso nos obligó a retrasar diez días el lanzamiento del teléfono. Otras empresas no lo hubiesen hecho porque perder 10 días de ventas para un fabricante de telefonía móvil es mucho, pero nosotros buscamos quedar lo más cerca posible de la perfección.

P. Además de teléfonos móviles, ¿van a fabricar algo más? Porque están apostando mucho últimamente por la realidad virtual, ¿significa eso que van a lanzar algún dispositivo de VR próximamente?

En realidad virtual hay muchas plataformas ahora mismo y no sabemos cuál va a ser la ganadora. Igual tiene éxito, pero igual no

R. Es un poco difícil a veces saber qué es lo que va a gustar a la gente y durante cuánto tiempo va a mantener el interés por algo. Por ejemplo, los smartwatches. Hace un año parecía que todo el mundo iba a llevar un reloj inteligente. Y hasta la fecha se han vendido poco más de un millón de unidades. Si hubiésemos invertido en smartwatches, habríamos perdido mucho dinero y tendríamos que haber destinado recursos como ingenieros y desarrolladores que habrían dejado de hacer teléfonos. Para nosotros es imposible. Somos una empresa pequeña, si nos tenemos que dedicar a hacer otras cosas, no vamos a hacer nada bien. Y queremos centrarnos en hacer cosas bien. Es lo que está pasando ahora con la realidad virtual. Hemos lanzado el OnePlus 2 y 3 con realidad virtual para acercarnos a los usuarios. Pero en realidad virtual hay muchas plataformas ahora mismo y no sabemos cuál va a ser la ganadora. Entonces, si invirtiésemos mucho dinero ahora en esto sería un paso erróneo. Porque igual tiene éxito o igual no.

P. Una de sus señas de identidad es no vender en tiendas físicas. Precisamente, Amazon acaba de lanzar en España un método de reparto de productos frescos en menos de una hora. ¿Cuál es su estrategia de distribución?

R. Nosotros ofrecemos un servicio de logística que es muy similar al del resto de la industria, como Apple o el resto de empresas. Amazon es una empresa que innova mucho en el comercio electrónico y está haciendo muchas pruebas en diferentes sitios. Como ellos, nosotros también hacemos pruebas. En Inglaterra hicimos una promoción junto a una empresa de mensajería. Ofrecimos el OnePlus 2 y el OnePlus X al mismo precio de la web y si el teléfono no llegaba en una hora, salía gratis.

P. ¿Significa esto el fin del comercio tradicional, la compraventa en tiendas físicas?

R. No, que va. Todo lo contrario. Las tiendas físicas van a cobrar incluso más importancia. Aunque pienso que el comercio electrónico va a crecer mucho, las tiendas se mantendrán, pero no las multimarca. Habrá tiendas de una sola marca que ofrecerán una experiencia de usuario totalmente diferente. La gente lo que busca offline es la experiencia. No solo comprar.

P. ¿Llegará entonces OnePlus a tiendas físicas?

Esperamos tener en un futuro dos o tres tiendas en ciudades muy grandes

R. Tal vez. Dentro de unos años, sí. Lo importante es la experiencia de los usuarios. Nos gustaría tener en el futuro unas cuantas OPStores, como la que tiene Apple en la Puerta del Sol de Madrid o en plaza de Cataluña en Barcelona. Creemos que es importante porque hay gente que tiene más confianza en una marca que está físicamente en algún sitio. Esperamos tener en un futuro dos o tres tiendas en ciudades muy grandes.

P. ¿Estas pop up store que están organizando por toda Europa son entonces una especie de paso previo de las tiendas físicas?

R. Sí, completamente. Estamos aprendiendo cómo los usuarios interactúan con nosotros cara a cara. Estudiamos qué buscan, qué les sorprende.

P. Como empresa, han crecido mucho en solo tres años. ¿Cómo se ve dentro de otros tres?

R. Seguiremos centrados en lo mismo. En hacer los teléfonos lo mejor que podamos y que en tres años haya más gente que nos conozca. Esta industria es un mercado muy competitivo y creemos que muchas de las marcas que hay ahora, desaparecerán. Pero nosotros sí esperamos estar en el mercado.

P. Sin prácticamente publicidad, ni una red de tiendas físicas, compiten con los grandes como iPhone o Samsung. Además de la calidad del producto, ¿el secreto del éxito está en la comunidad que han conseguido crear?

R. El producto es lo más importante, sin duda. Hay mucha gente que piensa que lo del sistema de invitaciones del principio ha sido lo que nos ha llevado a vender más unidades. Por lo de la exclusividad y esas cosas. Pero si hubiésemos tenido un mal producto, no se habrían vendido. Así que el éxito ha sido por el producto 100%, es la pieza clave.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información