Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘eReader’ con Android que planta cara a los Kindle

El Energy Ereader Pro HD, desarrollado por la empresa española Energy Sistem, está especialmente preparado para acceder a libros en la nube y a diferentes librerías de internet

Imagen del Energy Ereader Pro HD.
Imagen del Energy Ereader Pro HD.

Un libro electrónico que puede cargar aplicaciones de Android no parece, a prori, algo demasiado original. Pero lo cierto es que apenas existen dispositivos así. Uno de ellos es es el Energy Ereader Pro HD, desarrollado por la empresa española Energy Sistem, un aparato especialmente preparado para acceder a libros en la nube y a diferentes librerías de internet. EL PAÍS lo ha probado durante dos semanas.

La inmensa mayoría de lectores de libros electrónicos están pensados casi en exclusiva para leer. Al fin y al cabo no es sencillo seguir la trama de Guerra y paz si de repente aparece en pantalla una notificación de WhatsApp o de que hemos recibido un correo, como sucede en los móviles y tabletas. Eso por no hablar del cansancio visual que producen las pantallas de esa clase de aparatos frente a las de tinta electrónica.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

- Compatibilidad con aplicaciones Android

- Soporta toda clase de formatos

- Lector de tarjetas

- Incluye 1.500 libros

- Precio

Lo peor:

- Memoria ram escasa

- Velocidad de refresco de la pantalla

- Autonomía mejorable

- Resolución algo justa

- No es compatible con audiolibros

El Ereader Pro HD logra que a pesar de que puede cargar aplicaciones, estas no ponen demasiado en peligro la concentración que requiere la lectura. Algo que se logra con lo que en principio es una desventaja para cualquier dispositivo Android: un hardware modesto y una versión del sistema operativo antigua, la 4.2, menos invasiva que las actuales.

Eso y la lentitud de refresco de la tecnología de tinta electrónica, provoca que su principal atractivo sea usar aplicaciones vinculadas con la lectura o la consulta de datos. Ni tan siquiera es buena idea realizar largas sesiones de lectura en internet a través de su navegador. Principalmente, debido a la lentitud con la que se dibujan los gráficos en su pantalla al desplazarnos por una web.

Poder navegar por internet puede ser útil para comprar o descargar libros sin usar el ordenador, si tenemos un poco de paciencia. También se puede echar un vistazo a Twitter, aunque la experiencia no termina de convencernos. Lo que nos ha gustado es comprobar que el dispositivo resulta ideal para acceder a Google Documentos. Desde la aplicación además de leer textos también es posible realizar algunas correcciones en ellos sin cansar nuestros ojos gracias a la tinta electrónica.

Ficha técnica

Pantalla: pantalla de tinta electrónica Carta de 6 pulgadas con una resolución de 758 x 1024 pixels (212ppp) y 16 niveles de gris.

Almacenamiento: 8 gigas de memoria interna ampliable mediante tarjetas Micro SD.

Memoria ram: 512 megas.

Batería: Hasta dos meses de uso con una carga completa.

Dimensiones y peso: 159 x 118 x 8 mm. 205 gramos.

Formatos de lectura: TXT, PDF, EPUB, FB2, HTML, RTF, CHM, MOBI.

Conectividad: Wi-Fi

Otra función muy práctica es poder acceder a cualquier servicio en la nube, como Dropbox, y poder descargar libros. Aunque la cualidad más atractiva de este lector es que podamos acceder a cualquier tienda de libros, como Kindle o Google Play Books, mediante aplicaciones, algo que supone una gran ventaja frente a los Kindle, pues no quedamos atados como en los aparatos de Amazon a una tienda en particular.

Eso sí, hemos comprobado que las teclas que incorpora el Ereader Pro HD para pasar páginas misteriosamente no funcionan con la aplicación para Android de Kindle, aunque sí con la de Google Play Books. En cualquier caso, esto no es un grave problema. Siempre se puede usar la pantalla táctil para avanzar o retroceder en el texto.

El aparato puede desempeñar otras funciones, pero estas dependerán de la imaginación de cada uno. Aunque hay que tener en cuenta siempre la lentitud con el que se refresca la pantalla y que la memoria para guardar aplicaciones es escasa. Hemos comprobado que, por ejemplo, se pueden hacer cosas como echar una partida de ajedrez o utilizarlo como una calculadora avanzada. Incluso hemos logrado cargar la versión web de WhatsApp utilizando Firefox, aunque la experiencia de uso en ese caso era bastante pobre.

Notas y veredicto

Calidad-precio: *****

Diseño: ****

Innovación: *****

Manejo: ****

Extras: **

Veredicto:

  • Rotundamente bueno
  • Recomendable
  • Neutro
  • Más bien negativo
  • Muy negativo

Los que quieran comenzar a leer de inmediato, sin pasar por ninguna tienda, pueden hacerlo con la aplicación de lectura incorporada y alguno de los 1.500 libros que se incluyen en los ocho gigas de memoria interna, una capacidad de almacenamiento que se puede ampliar fácilmente gracias al lector de tarjetas Micro SD. Es una prestación que agradecerán todos los que quieran acceder a grandes colecciones de libros u otras herramientas de consulta, como diccionarios.

La pantalla del Ereader Pro HD tiene seis pulgadas, es retroiluminada y cuenta con una resolución suficiente: 212ppp. Es una cifra superior a la de un periódico impreso y algo menor que la de una revista en papel cuché. Su superficie antirreflectante hace que sea bastante sencillo leer en cualquier entorno. Incluso a plena luz del día.

En cualquier caso, no hubiese sido mala idea aumentar algo más la resolución para usar con más comodidad algunas aplicaciones. Tampoco parece demasiado lógico que la memoria ram del aparato sea de solo 512 megas, lo que provoca que algunas operaciones se realicen con demasiada lentitud y si usamos aplicaciones un tanto exigentes el aparato puede ver ralentizado su funcionamiento. Algo que, por ejemplo, nos ha sucedido cuando abrimos la app de Kindle por primera vez.

Esto seguramente también tiene que ver con el modesto procesador ARM Cortex A9 utilizado. Puestos a pedir hubiese sido interesante que la velocidad de refresco de la pantalla fuese más rápida. Aunque desgraciadamente esto tiene más que ver con la involución que sufre la tecnología de tinta electrónica desde que comenzaron a venderse masivamente tabletas.

El diseño nos ha parecido muy correcto. La sensación de ligereza que proporciona es estupenda. Resulta fácil transportarlo en un bolso o incluso en un bolsillo grande. Es recomendable, eso sí, hacerse con la funda que Energy Sistem vende específicamente para el aparato, pues se adapta como un guante al lector y facilita la sujección.

La autonomía nos ha parecido correcta. Como suele pasar con esta clase de dispositivos es posible olvidarse de conectar el cargador durante semanas, aunque la duración de la batería dependerá de la frecuencia con la que utilicemos el sistema de retroiluminación de la pantalla y la conexión Wifi. El fabricante promete hasta dos meses de uso por carga con el mínimo de iluminación utilizando media hora cada día el lector con el Wifi desactivado.

El precio de este este dispositivo, 129 euros, nos ha parecido muy competitivo teniendo en cuenta que cuesta 10 euros menos que la versión sin publicidad del Kindle Paperwhite. Un dispositivo que sólo supera al Ereader Pro HD en lo que respecta a la resolución de su pantalla, que es algo superior, 300ppp.

COMPRA ONLINE EL ENERGY SISTEM EREADER

Tamaño: 11,6 x 0,8 x 16,4 cm. Pantalla de 6 pulgadas.

Destacamos: 8 gigabytes de almacenamiento, hasta 2 meses de batería y 205 gramos de peso. 

Por 97,71€ en Amazon