Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Para qué sirve un iPad gigante? Analizamos el iPad Pro

iPad Pro ya ha llegado a 40 países, entre los que se encuentra España, con tres características como reclamo: gran pantalla, mayor potencia y nuevos accesorios

iPad Pro es una tableta grande, muy grande. Con ella, Apple apuesta por sacar el máximo partido a las herramientas de productividad gracias a una pantalla muy amplia y a una mayor potencia. Su diseño es prácticamente igual que el del iPad Air 2: el mismo grosor, las conexiones y controles distribuidos en los mismos lugares (con alguna novedad) y el ya característico lector de huellas dactilares en el botón Home. Sin embargo, la diferencia exterior salta a la vista: 12,9 pulgadas de pantalla.

COMPRA ONLINE EL IPAD PRO

Tamaño: 23,9 x 16,8 x 0,6 cm. Pantalla panorámica de 12,9 pulgadas.

Destacamos: apple pencil, entre 32-128 gigabytes de almacenamiento y una cámara trasera de 8 megapíxeles. 

Desde 831€ en Amazon

A lo grande

El gran tamaño de su pantalla se equipara al de muchos ordenadores portátiles del mercado y su superficie útil de trabajo se aproxima a la de dos iPad Air situados uno al lado del otro. Y es que, aunque la diferencia entre el tamaño de los dos dispositivos puede parecer mínima (9,7 frente a 12,9), a efectos reales esas pulgadas adicionales suponen un 78% más de área de trabajo. Hay espacio suficiente para interactuar con dos apps de forma simultánea si se usa la división de la pantalla del modo multitarea y, lo más importante, visualizando ambas de forma óptima.

Hay espacio suficiente para interactuar con dos apps de forma simultánea

Ofrece 5,6 millones de píxeles, el récord en un dispositivo iOS, y una velocidad de refresco variable: cuando el iPad detecta que las imágenes que se están mostrando son estáticas, reduce sus 60 Hz habituales a 30 Hz, por lo que resulta muy eficiente en consumo de energía. Combinado con tecnologías como la alineación de fotos y TFT Óxido, proporciona un contraste más alto y un brillo más uniforme, y consigue que las fotografías, vídeos y textos se vean de forma clara y realista. Lo único que se echa en falta es la presencia de la tecnología 3D Touch que Apple integró en su último modelo de iPhone y que reconoce la presión sobre su superficie.

iPad Pro. ampliar foto
iPad Pro. APPLE

Valoración

  • Calidad-precio: 4 de 5
  • Diseño: 4 de 4
  • Innovación: 4 de 4
  • Manejo: 5 de 5
  • Extras: 4 de 5

Veredicto: Recomendable

En esta pantalla también ha evolucionado el sistema Multi-Touch, considerado como la esencia de las funcionalidades y la intuitividad de un dispositivo como el iPad. En esta ocasión, se ha diseñado un sistema multitáctil que permite utilizar accesorios: buscan la precisión que no ofrece el toque de los dedos. Para ello, el iPad Pro detecta cuándo uno de estos complementos está cerca y toma 240 muestras por segundo de la zona de contacto identificando dónde se hace presión y hacia dónde se dirige. Es una cifra destacable, teniendo en cuenta que en una situación normal tanto iPad Pro como iPad Air registran solo la mitad: 120 muestras por segundo.

Compañero perfecto

Se echa en falta es la presencia de la tecnología 3D Touch que Apple integró en su último modelo de iPhone y que reconoce la presión sobre su superficie

Este sistema permite que iPad Pro sea la primera tableta de Apple en ofrecer como complemento un lápiz digital: Apple Pencil (109 euros). Se trata de un stylus para tomar notas, dibujar y crear modelos 3D con gran precisión. Se conecta por Bluetooth y no es necesario realizar un emparejamiento manual: dispone de un puerto Lightning en el extremo que sirve para recargar su batería (proporciona una autonomía aproximada de 12 horas) y para activar ese vínculo la primera vez que se conecta al iPad.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

- Pantalla

- Procesador

- Apple Pen

Lo peor:

- Tamaño

- Precio

El Apple Pencil tiene el diseño de un bolígrafo tradicional, es bastante pesado y si se deja sobre una mesa o cualquier otra superficie plana resulta difícil que ruede hasta caerse. Incluye un conjunto de sensores que no solo permiten realizar trazos, sino también reconocer la intensidad con la que se presiona y la inclinación de la mano. Esto significa que, al igual que sucede con un bolígrafo o lápiz tradicional, si se aplica una mayor presión se consigue un trazo más marcado y, cuando se inclina, se pueden hacer sombras o rellenar dibujos. Además, es posible utilizar una amplia variedad de pinceles, herramientas y colores.

El nuevo stylus puede utilizarse con cualquier app (en App Store hay más de 850.000 disponible para iPad), aunque para sacar el máximo partido es necesario que haya sido optimizada para el Pencil. En este sentido, las apps nativas de Apple ya vienen preparadas (Mail, Notas...) y están disponibles otras de campos tan variados como productividad, diseño, ilustración, ingeniería, medicina, educación o entretenimiento. Por citar algunos ejemplos, Office 365, Adobe Photoshop Mix, AutoCad 360 o TouchCast Studio ya están actualizadas.

iPad Pro. ampliar foto
iPad Pro. APPLE

Por último, no hay que preocuparse si se apoya o no la mano en la pantalla mientras se utiliza el Apple Pencil porque iPad Pro detecta el contacto y lo bloquea, de tal manera que ese toque no se traduce en órdenes para la pantalla. En el apartado de los contras, hay que señalar que no hay un lugar concreto en el que guardar el lápiz: ni en las fundas, ni adherido magnéticamente. Por eso, es probable que a más de uno le cueste localizarlo cuando lo necesite.

Más potencia

Para garantizar una mejora de la productividad es indispensable el desarrollo de los componentes internos del dispositivo. En este caso, Apple apuesta para iPad Pro por un chip A9X de 64 bits: la firma presume de que es más potente que el 80% de los ordenadores vendidos en el último año y que ofrece el doble de rendimiento tanto de la CPU como de la GPU que el procesador anterior.

Como en el caso del iPhone 6S, se completa con un coprocesador de movimiento (M9) integrado directamente en el chip para ahorrar energía. Su objetivo es recoger datos de los sensores (acelerómetro, brújula, giroscopio y barómetro) y liberar de esta tarea al procesador principal.

La mejora del rendimiento global queda patente en la amplia variedad de aplicaciones de grandes requerimientos que pueden ejecutarse en el equipo, así como en la posibilidad de utilizar funciones multitarea y trabajar con dos aplicaciones simultáneamente. Resulta interesante, además, que el aumento de la potencia y del tamaño de la pantalla no tengan un impacto en la autonomía del dispositivo, alcanzando la misma cifra que el iPad Air 2: 10 horas de trabajo diario.

Cuatro altavoces

Otras opciones de la competencia

- Microsoft Surface Pro 4

- Samsung Galaxy Tab S2

- Sony Xperia Z4 Tablet

Con el objetivo de potenciar sus prestaciones multimedia, Apple ha integrado cuatro altavoces en su interior, cada uno en una esquina del dispositivo. Son inteligentes y utilizan el giroscopio para detectar cómo está colocada la tableta (horizontal o vertical) y usar los altavoces que quedan en la zona superior para las frecuencias altas y medias, mientras que los de la inferior se reservan para las bajas. No es una característica revolucionaria, aunque supone una mejora importante en el sonido de un dispositivo de este grosor y una apuesta diferente de la de otros modelos del mercado.

En uno de sus laterales hay un nuevo conector. Se llama Smart Connector y hace posible el intercambio de energía y datos con distintos accesorios, por lo que no es necesario que tengan batería interna o que se enlacen por Bluetooth. Como es un módulo MFi, cualquier fabricante tiene la posibilidad de diseñar productos compatibles: Logitech, por ejemplo, ya ha creado el suyo.

Este conector permite utilizar la funda que ha diseñado Apple y que añade un teclado físico al conjunto. Con el nombre de Smart Keyboard (179 euros), proporciona un teclado de tamaño completo a la vez que hace las funciones de soporte para colocar la tableta en vertical, se pliega fácilmente y se transforma en una Smart Cover. Incluye los mismos atajos de los teclados Mac, por lo que con una combinación de teclas se realizan búsquedas o cambia de aplicación.

¿Puede reemplazar al portátil?

Es la pregunta del millón. No es el objetivo de Apple, aunque como es la tableta más orientada a la productividad que han lanzado hasta la fecha, son muchos los que se plantean esta cuestión. A favor hay que decir que cuenta con un buen rendimiento, un tamaño de pantalla que hace cómoda la visualización y la posibilidad de utilizar miles de aplicaciones, entre las que se encuentran algunas tan populares como el paquete de Office. También le favorece el uso de accesorios como el lápiz digital o la funda con teclado, que aumentan la productividad.

Ficha técnica

iPad Pro.
iPad Pro. APPLE

  • Pantalla: Multi-Touch panorámica de 12,9 pulgadas retroiluminada por LED, 2.732 x 2.048 píxeles (264 ppp)
  • Procesador: Chip A9X con arquitectura de 64 bits, coprocesador M9
  • Almacenamiento: 32 Gb o 128 Gb
  • Cámara: Trasera iSight de 8 megapíxeles con enfoque automático, apertura de f/2.4 y vídeo Full HD; frontal Facetime de 1,2 megapíxeles con apertura de f/2.2 y vídeo HD.
  • Batería: 10 horas de autonomía
  • Sistema operativo: iOS 9
  • Tamaño: 33,57 x 22,06 x 0,69 cm
  • Peso: 713 g (Wi-Fi); 723 g (wifi + Cellular)
  • Conectividad: Modelo wifi: wifi (802.11a/b/g/n/ac), doble banda (2,4 y 5 GHz) y HT80 con MIMO; Modelo wifi + Cellular: wifi (802.11a/b/g/n/ac), doble banda (2,4 y 5 GHz) y HT80 con MIMO, LTE
  • Sensores: Brújula digital, GLONASS; GPS asistido, giroscopio de tres ejes, acelerómetro, barómetro, sensor de luz ambiental, Touch ID

En contra, por su parte, están las restricciones del sistema operativo iOS, que impiden instalar programas como Final Cut Pro. Además, aunque ya existe la opción multitarea, solo se pueden utilizar dos apps de forma simultánea, y siempre que sean diferentes. Por ejemplo, no es posible abrir dos ventanas independientes de Safari. Por último, la interacción no es tan fluida como con un ordenador si tenemos en cuenta que no existe un trackpad o ratón para desplazarse por la pantalla y todo se hace en su interfaz táctil. En ocasiones no molesta, pero en otras (trabajar en un Excel, rellenando casilla a casilla) puede resultar una tarea tediosa. En cualquier caso, se trata de un buen acercamiento.

Más información