Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez abre la fase de liquidación de Bodaclick y declara disuelta la firma

Los gestores serán sustituidos por la administración concursal en un nuevo golpe al Mercado Alternativo Bursátil (MAB)

Sede de Bodaclick.
Sede de Bodaclick.

El juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid ha abierto la fase de liquidación de Bodaclik y ha declarado disuelta la entidad, según ha publicado este jueves el Boletín Oficial del Estado (BOE). En concreto, el juez ha acordado la suspensión de las facultades de administración y disposición de la compañía, al tiempo que ha cesado en sus funciones sus administradores, que serán sustituidos por la administración concursal.

Ahora, en el plazo de quince días desde la notificación de la resolución, la administración concursal presentará un plan para la realización de los bienes y derechos integrados en la masa activa de la compañía. Esta decisión supone un nuevo golpe al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), tras el escándalo de Gowex.

Las acciones de Bodaclick fueron suspendidas de cotización en febrero, cuando marcaban un precio de 0,47 euros, cuando debutó a un precio de 2,78 euros en junio de 2010. Entonces, el ahora consejero delegado de OHL y exministro de Exteriores Josep Piqué era su presidente y el encargado de sacarla a bolsa.

Bodaclick presentó a principios de julio la solicitud de apertura de la fase de liquidación, tras solicitar el concurso voluntario de acreedores el pasado 14 de febrero "ante una situación temporal de iliquidez".

La liquidación o venta se extiende a todas las filiales del grupo, según señaló recientemente la compañía, que señaló además que esta decisión se produce a pesar de las medidas tomadas por los administradores y materializadas en sendos planes de reestructuración ejecutados en 2012 y 2013, encaminadas a superar las negativas consecuencias para el negocio provocadas por la crisis económica global y la competencia en Internet.

No obstante, la firma continúa prestando servicio a todos los clientes con el objetivo de alcanzar un plan de liquidación que permita la continuidad de la actividad en todos los países en los que operan. La decisión de solicitar la apertura de la fase de liquidación fue adoptada por unanimidad en el consejo de administración celebrada el pasado 2 de julio.