Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mapas que guían el rumbo de Nokia

La empresa finlandesa cubre un sector que pocas firmas han explorado: la cartografía

Captura de pantalla de la web de Here.
Captura de pantalla de la web de Here.

Por primera vez en más de tres décadas, el gigante tecnológico Nokia planea su futuro lejos del negocio de la telefonía. El pasado 25 de abril, la empresa finalizó el proceso de venta a Microsoft de esa parte de su cartera. El precio final fue de 7.500 millones de dólares. Tras el acuerdo, la atención se centra en lo que queda de Nokia, esto es, en la red de telefonía móvil y en la unidad de investigación y propiedad intelectual de la firma finlandesa. Los esfuerzos de la compañía por realizar un mapa digital de todo el mundo podrían ser la bala en la recámara y convertirse en la nueva joya de la corona. Al menos, parece que podrían ser objeto de una multimillonaria adquisición.

Con su sistema de cartografía, conocido como Here y desarrollado en Berlín, Nokia persigue un objetivo sencillo pero ambicioso: elaborar los mapas digitales más detallados y actualizados del mundo. En los distintos teléfonos inteligentes, Here ya ha sido superado por Google Maps, que cuenta con aproximadamente 1.000 millones de usuarios en móviles y viene instalado de serie en los teléfonos que usan Android, el sistema operativo de Google. En cambio, solo 100 millones de smartphones usan Here, que aparece por defecto en los teléfonos con Windows. La cosa cambia en los sistemas de navegación para automóviles, en los que Here tiene una posición dominante, con más del 80% del mercado mundial.

Nokia quiere elaborar los mapas digitales más detallados y actualizados del mundo

Nokia asegura que sus productos de cartografía —que, según la firma, se actualizan 2,7 millones de veces cada día— se diferencian del resto por su mayor precisión y su capacidad para personalizar los mapas. Google se defiende y afirma que realiza decenas de miles de cambios en sus planos diariamente y que usa complejos algoritmos e información externa de organismos como la Oficina del Censo de Estados Unidos para hacer mapas para 198 países.

Aunque otros rivales como Apple han intentado introducirse en el sector, hasta ahora los distintos intentos han fracasado en gran medida. “La elaboración de mapas es un negocio caro”, asegura en Múnich Annette Zimmermann, una analista de la empresa de investigación tecnológica Gartner. “Si todavía no has conseguido lo que estos tipos han logrado, no tiene sentido empezar ahora”.

Sin embargo, a pesar de su sólida posición, la unidad de cartografía de Nokia solo generó el 7% (1.200 millones de dólares) de los ingresos totales de la empresa el año pasado. Y sin contar con los móviles, según documentos de la compañía. La división de mapas, que cuenta con 6.000 empleados (cerca del 11% de los 55.000 que quedan en Nokia), informó de unas pérdidas de explotación de 212 millones de dólares en 2013, ya que se siguió invirtiendo en operaciones de cartografía.

Automóviles aparte, la empresa otorga licencias de Here a firmas como Microsoft, para su motor de búsqueda Bing; Amazon, para su tableta Kindle Fire; y Yahoo, para su servicio de fotos Flickr. El transportista FedEx también usa datos de Here para gestionar sus camiones de reparto en todo el mundo.

La empresa podría vender

la división de mapas

por 6.000 millones de dólares

Pero corren rumores de que Nokia puede vender o escindir la división de mapas para centrarse en su negocio principal, las redes de telefonía móvil. La unidad de redes, que fabrica torres telefónicas y otros equipamientos para operadores, generará casi el 90% de los ingresos anuales de la empresa. Eso significa que Here podría ser más provechoso para otros que para Nokia. “Existen pocas empresas de cartografía en el mundo, así que es un activo valioso”, explica Ehud Gelblum, un analista de Citigroup. Cuando Microsoft adquirió la rama de aparatos de telefonía de la firma finlandesa luchó por quedarse también con la unidad de mapas. Sin embargo, no pudo cerrar un acuerdo sobre el precio, según varias personas con un conocimiento directo del tema que hablaron con la condición de mantener su anonimato.

Los analistas afirman que ese precio podría superar los 6.000 millones de dólares y que, aun así, la compra podría resultar atractiva para empresas como Samsung y otros grandes fabricantes de teléfonos para reducir su dependencia de Android en los smartphones y las tabletas. Actualmente, los fabricantes de teléfonos dependen de Google para sus servicios de localización. Con todo, Michael Halbherr, máximo responsable del negocio de mapas de Nokia, asegura que Here sigue formando parte de la estrategia de la firma. “Todas las empresas tienen un dueño, y el nuestro es Nokia”, dice Halbherr, de 49 años, en su despacho en Berlín. “Y ser parte de una gran empresa es algo bueno”.

Por ahora, al menos, Here sigue siendo importante para su matriz. “Lo que hacemos tiene muchas aplicaciones”, señala Reno Marioni, un estadounidense que dirige el negocio de cartografía colectiva (que introduce los cambios realizados por los usuarios en los productos de la empresa). “Crear un mapa del mundo es algo bastante grande”, afirma.

© 2014 The New York Times International Weekly