El dinero móvil cuaja en los países emergentes

La falta de oficinas bancarias en África duplica el número de usuarios en el último año

El pago por el móvil en los países desarrollados apenas arranca. Pero en los países pobres y emergentes, el móvil se ha convertido también en una cuenta corriente para una población que apenas tiene acceso a un banco y que utiliza su terminal como forma de pago y hasta de ahorro. Se le llama dinero móvil y crece año a año. Ya son 61 millones de personas, casi el doble de los 37 millones que se registraban un año antes, mientras que el número de cuentas se ha triplicado en dos años pasando de 71 millones en 2011 a los 203 millones en 2013.

Estas son las principales conclusiones del informe anual del programa Dinero Móvil para países no Bancarizados (Mobile Money for the Unbanked o MMU) del GSMA, presentado hoy en el Mobile World Congress (MWC14) de Barcelona. Los servicios se han extendido con 219 servicios en 84 países a finales de 2013, frente a los 179 servicios en 75 países en 2012.

La mayoría de los servicios se mantienen en el África subsahariana, con un 52% de todos los despliegues de dinero móvil en vivo ubicadas en la región. Sin embargo, el dinero móvil también se está expandiendo fuera del continente negro y se prevén 19 lanzamientos en América Latina.

El infome pone de relieve que un número creciente de proveedores están superando retos operativos para crear redes de distribución de sólidos y una gran base de clientes activos. Hoy, 13 servicios tienen cada uno más de un millón de cuentas activas de dinero móvil, con nuevos productos, como los pagos al por mayor y los pagos comerciales.

El aumento del número de usuarios de dinero móvil y puntos de acceso ilustra el importante papel de los servicios financieros móviles en el impulso de la inclusión financiera en los países en desarrollo. A finales de 2013, nueve mercados, Camerún, la República Democrática del Congo, Gabón, Kenia, Madagascar, Tanzania, Uganda, Zambia y Zimbabwe, ya tenían más dinero móvil que en las cuentas bancarias, en comparación con sólo cuatro mercados el año pasado.

Como el dinero móvil se convierte en un producto de corriente para un número creciente de operadores, la competencia también está aumentando. A finales de 2013, 52 mercados tenían dos o más servicios de dinero móvil en comparación con los 40 que había en 2012.

"Este informe pone de relieve el enorme impacto que el dinero móvil está teniendo en los mercados emergentes. Cada año nuestro informe revela un mayor conocimiento sobre la amplia gama de usos del dinero móvil y sobre cómo los operadores están colaborando en el desarrollo de servicios de dinero móvil para satisfacer la creciente demanda de los clientes."Crecimiento y expansión de servicios, facilitando el acceso a un número creciente de productos y servicios y ayudar a millones de personas para gestionar su vida diaria y mejorar sus medios de vida", dijo Tom Phillips, director de Regulación GSMA.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS