Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerf: “La única forma de actuar de manera segura es con anonimato”

Los padres de Internet discuten sobre el futuro de la Red

Vinton Cerf.
Vinton Cerf.

En 1973, Vinton Cerf y Robert Kahn se aislaron en un hotel de Palo Alto, en California, para crear un sistema que conectase redes de ordenadores de un grupo de científicos, ingenieros y personal militar de élite. Entre ambos, idearon un conjunto de normas sencillo y universal para intercambiar información digital que hoy día conforma las bases de Internet. Pero ahora, a los Gobiernos que no están a favor de la libre circulación de información les gustaría una mayor regulación en la Red que impidiera el acceso a ciertas páginas web.

Dos organizaciones internacionales participan en este debate, pero con puntos de vista muy diferentes. Son ICANN, (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números) y la ITU (Unión Internacional de Telecomunicaciones). Las opiniones de Cerf, de 70 años, y de Kahn, de 75, tampoco coinciden al respecto.Cerf, que fue presidente de ICANN durante siete años, se ha convertido en un “embajador de Internet” extraoficial y en un defensor acérrimo de que la Red siga siendo independiente del control estatal. Por su parte, Kahn fundó la Corporación de Iniciativas Nacionales de Investigación, que se centra en la gestión y la distribución de todo el contenido digital (una especie de Google sin patentado). También ha cooperado con la ITU en el desarrollo de nuevas normas para la Red.

Ambos concedieron, sendas entrevistas por separado para hablar de su opinión sobre el futuro de Internet.

Vinton Cerf

Pregunta. Usted ha empleado la analogía de un sistema de carreteras o autopistas para referirse a la Red. Esto hace pensar en la idea de que se necesite un permiso de conducir para usar Internet, lo que plantea dudas sobre la responsabilidad y el anonimato.
Respuesta. Sigo creyendo que la gente debe tener la posibilidad de hablar anónimamente. Pero hay posturas que consideran que el anonimato cobija a los usuarios que quieran decir cosas falsas y perjudiciales. Hay cierta tensión en relación con esto porque, en algunos contextos, la única forma  de actuar de manera segura es con cierto anonimato.

La otra cara de la moneda es que creo que hace falta una autentificación fiable. Debemos apoyar todas las opciones posibles. En algunos casos queremos tener la capacidad de denunciar malas conductas a fin de proteger el anonimato.

P. ¿Hasta qué punto es grave el peligro de que Internet sufra una balcanización, como temen los detractores de la ITU?
R. Me decepciona que el modelo idílico y utópico de que todo el mundo pueda comunicarse con todo el mundo y hacer lo que quiera será… ¿Cuál sería la palabra correcta? Inhibido no es una buena palabra, porque suena a algo demasiado generalizado; quizás variable sea la mejor forma de definirlo.

P. Más allá de Internet en los móviles y en otros aparatos, ¿qué vislumbra en el horizonte?
R. Una de las ideas que se desarrollarán tiene que ver con la medición y el control. Nos da la capacidad de ver tendencias y cosas que podrían pasar inadvertidas si la muestra fuese insuficiente. Esto, además de darnos la capacidad de ver grandes cantidades de lo que esperamos sea una información lo suficientemente anónima, ayudaría a descubrir situaciones que podríamos desconocer. Lo considero una especie de escáner sociológico o socioeconómico posibilitado por las TIC. Y por supuesto, suscita toda clase de preocupaciones relacionadas con la privacidad y cosas similares.

Robert Kahn

P. ¿Hay una solución para el problema de la privacidad y la seguridad?
R. En la década de 1990, cuando estaba en el Comité Asesor Internacional sobre la Infraestructura de Internet, apareció Al Gore en su papel de vicepresidente y dio un discurso vehemente a favor del chip Clipper [un antiguo sistema de vigilancia gubernamental]. Dijo: “Tenemos que ser muy conscientes de las necesidades de la seguridad nacional y el cumplimiento de la ley”. Nunca salió adelante, y todavía no se ha llegado a nada. Creo que probablemente sea más fácil resolver los problemas entre Israel y Palestina que resolver esto.

P. ¿Se puede gobernar Internet? ¿Qué hay de las discusiones entre los organismos que establecen las normas?
R. Independientemente de lo que uno haga, cualquier país del mundo tendrá la capacidad de fijar sus propias normas. No se trata de un problema técnico o de lo que está bien o mal, ni de si el control mundial de Internet es bueno o malo. Se trata solo de nosotros.

P. ¿Sería posible empezar otra vez y construir una nueva Red que resuelva los problemas a los que se enfrenta la actual?
R. No se puede hacer una sustitución completa. Si piensan que hay demasiado correo basura actualmente, díganme cuál es su solución para ello, porque si diseñan una Red que sea una pizarra en blanco y no tienen una solución para el correo basura, van a seguir con el mismo problema que a su vez originará otro debate sobre la creación de otra pizarra en blanco. Es como decir que como tenemos delincuentes en la sociedad, vamos a intentar volar por los aires el mundo y construir así uno nuevo. Probablemente también haya delincuencia en ese nuevo mundo.