España, tercer país que más datos pide a Apple

La compañía burla el secretismo de la ley Patriot con una picaresca en su informe

España es el tercer país del mundo que solicita a Apple más datos e informaciones de sus usuarios, según el informe de Transparencia que ha publicado Apple. Solo es superado por Estados Unidos y Reino Unido.

Google comenzó hace unos años a divulgar los llamados informes de transparencia, que significa el número de peticiones que las autoridades gubernamentales, principalmente juzgados y policías, han solicitado sobre usuarios de sus servicios, sus cuentas y sus datos. Posteriormente otras empresas como Microsoft y Facebook fueron dando esa misma información. Apple también comenzó, a raíz de las revelaciones de que todos ellos habían colaborado -a la fuerza por ley- en proporcionar datos a las agencias de seguridad de Estados Unidos.

En este escenario, Apple acaba de publicar su informe. En él, España es el país con mayor número de solicitudes de información de enero a junio de este año, exactamente 102, de las que en 19 casos Apple se negó a darlas y en otros 77 casos objetó sin éxito. El número de peticiones desde España solo es superado por Estados Unidos, con un número que va de 1.000 a 2.000 (no se detalla más porque, entre otras cosas, el Gobierno de Estados Unidos impide informar) y el Reino Unido con 127 peticiones. Ya por detrás de España se encuentra Alemania, con 93 solicitudes. Destacan las escasas solicitudes de las autoridades norteamericanas en países como China (6) o Rusia (1).

Las empresas tecnológicas, pese a estos informes, tienen prohibido detallar en qué consisten, así como a quiénes ha afectado. Recientemente, las principales tecnológicas remitieron una carta al Congreso de Estados Unidos para que se recortaran las atribuciones de las autoridades en este sentido y que las empresas pudieran publicar claramente los datos solicitados por las diversas agencias de Estados Unidos.

No tenemos ningún interés en acumular información personal de nuestros clientes

"Nuestro negocio no depende de la recolección de datos personales", explica Apple en el informe. "No tenemos ningún interés en acumular información personal de nuestros clientes. Protegemos las conversaciones personales, proporcionando encriptación de punta a punta sobre iMessage y FaceTime. No almacenamos los datos de localización, los mapas de búsquedas o las órdenes de voz a Siri".

"Cuando se realizó este informe, el Gobierno de EE.UU. no permitía que Apple divulgase, excepto en un rango amplio, el número de órdenes de seguridad nacional, el número de cuentas afectadas por las órdenes o si los contenidos, tales como correos electrónicos, se les dio a conocer. Nos oponemos firmemente a esta orden de silencio, y Apple ha pedido en la Casa Blanca y a la Fiscalía General que se rebajen estas restricciones. A pesar de nuestros grandes esfuerzos en esta área , aún no hay un acuerdo que aborde adecuadamente el derecho de nuestros clientes de saber con qué frecuencia y en qué circunstancias proporcionamos datos a las agencias de seguridad".

En ese sentido, Apple burla sibilinamente la ley Patriot y concretamente el artículo 215, por el cual se obliga a silenciar cualquier dato solicitado. En la explicación del informe, Apple señala que no ha recibido ningún requerimiento bajo este artículo, por lo cual si en el siguiente informe no cuenta lo mismo, significará que sí ha estado sometido a la obligatoriedad máxima de secretismo.

Países como India, Brasil o China han comenzado a plantearse la creación de una red de servidores propios para garantizarse unas comunicaciones seguras y sin interferencias, al margen de los grandes servicios de correos electrónicos, como Gmail, Yahoo u Hotmail-Outlook .  

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS