Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

iPad Mini, la tableta que Steve Jobs nunca habría hecho

Apple anuncia el martes la presentación de una tableta de la que se había mofado su fundador por su tamaño

iPad Mini, la tableta que Steve Jobs nunca habría hecho

No será el 17 como toda la prensa especializada había anunciado, sino el 23 de octubre. El cambio de fecha y de escenario habitual (San Francisco por San José) más parece una hartura por las filtraciones que otra cosa. Pero una semana antes o después, al final se presenta lo que ya se estaba fabricando en Brasil: la iPad Mini, una tableta de siete pulgadas y pico (7,85), un tamaño del que abominó Steve Jobs cuando Samsung sacó su aparato Galaxy Tab para hacerle la competencia.

Para Steve Jobs las 10 pulgadas de su iPad original era el tamaño perfecto para los contenidos multimedia. "Creemos que hay límites en cómo los usuarios interactúan con las pantallas táctiles", dijo públicamente. "La pantalla de diez pulgadas es el mínimo. Siete pulgadas no son suficientes para crear grandes aplicaciones".

Jobs apareció en aquel septiembre de 2010, entre irritado e irónico, por la respuesta de Samsung a su tableta, nacida cinco meses antes. En lugar de la pantalla de las 10 pulgadas, la de la marca corena medía 7, pero estéticamente se parecía mucho al iPad, un objeto "revolucionario".

Jobs argumentaba que como las pantallas se miden diagonalmente, el área de 7 pulgadas es 45% menor que un aparato de 10 pulgadas. El tambnién denominaba a estas tabletas, que inicialmente lanzaron Samsung y Dell, entre otros, aunque la firma coreana fue la que se llevó las mayores collejas de Jobs, "tweeners", demasiado pequeñas para competir con el iPad y demasiado grandes para harcerlo con los smartphones.

La tableta pequeña de Samsung no tuvo mucho éxito, ni ninguna otra. Apple ha dominado este mercado y  seguirá dominándolo, aunque los pronósticos dicen que del actual 78% caerá al 50% en un par de años.

"Ellos tendrán que sacar tabletas de 10 pulgadas el próximo año", pronosticó Jobs, que aquí sí acertó. "Las tabletas de 7 pulgadas van a morir nada más salir". Un año después de morir Jobs, Apple va a sacar su minitableta.

¿Por qué? Jobs, ciertamente, no pudo ver el surgimiento de Amazon con sus tabletas Kindle de 200 dólares ni las de Google Nexus por un precio similar. Una competencia demasiado fuerte en tamaño y precio como para despreciar esos nuevos retos. A Tim Cook le ha tocado tomar esa decisión para que el consumidor pueda elegir la opción que más le convenga. Se apunta a que el día 23 se puede presentar una docena de diferentes variantes de tabletas.

Además de esas pequeñas tabletas a pequeño precio, donde Apple no entrará (su mini tableta estará en torno a los 300 dólares), hay una cuestión educativa, un sector en donde Apple siempre ha tenido gran predicamento. Las tabletas de Amazon están muy bien posicionados en el alquiler de libros de texto, por precio y catálogo, mientras que a Apple le resultaría difícil mantenerse en ese mercado con tabletas de 600 dólares.

 A partir del 23 de octubre, Apple sacará de dudas al consumidor. Si la pantalla será de Retina (parece que no, demasiado caro), si serán de colores (parece que sí, al menos dos) y si están fabricadas en aluminio (parece que también). Mientras tanto, la noticia es que Apple tendrá una tableta del tamaño de su competidor Samsung. Cook ha roto una de las premisas de Jobs: no seguir la senda de otros.