Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
MWC, CONGRESO MUNDIAL DEL MÓVIL

Una feria con más anuncios que sorpresas

El escaparate de productos de la MWC trae pocas novedades mundiales

La vuelta europea de Panasonic y los primeros móviles de Sony, entre lo más sobresaliente

Imagen del MWC 2012.
Imagen del MWC 2012.

Exclusivas, exclusivas, pocas. Ni en la MWC de Barcelona, ni en ninguna otra feria. Los fabricantes prefieren anunciar sus productos en un marco único, sin mezclarse con las competencia; eligen la fecha y eligen la forma, a menudo en pequeñas etapas: rumor, prototipo pseudorobado, anuncio de las fechas de salida, normalmente primero en un mercado concreto (Japón o Estados Unidos) luego ampliación a Europa y, al final, el precio. Para cuando realmente el consumidor toca el aparato con sus manos se ha hastiado. Si sorpresas hay pocas, los anuncios para esta primavera son muchos.

En el ecuador de la feria, prácticamente la única novedad son los teléfonos Eluga de Panasonic, resistentes al agua. La marca japonesa tuvo sus días dorados con el teléfono inalámbrico, pero se quedó descolgada con la llegada de los smartphones. Algo similar le ocurrió a Sony, que durante años ha ido unida a Ericsson. en Barcelona ha presentado sus Xperia en solitario, dando preferencia a sus características musicales, así como HTC le ha dado a las aplicaciones fotográficas a su modelo One que ya se empezará a vender en todo el mundo en abril. Fujitsu, más famoso por su aire acondicionado o su cajeros autonómicos, enseña un móvil de cuatro núcleos.

El Padfone de Asus.
El Padfone de Asus.

Más que nuevos anuncios lo que hay son tendencias; móviles con procesadores de cuatro núcleos, conexiones de alta velocidad (la 4G o LTE), adopción del último sistema operativo de Android (4.0), y, lejos de los flashes que se llevan los móviles estrella de cada marca, los smartphones de bajo coste.

Lo más sorprendente a veces no tiene por qué ser lo más útil. Es el caso del teléfono-cámara de Nokia 808 que capta imágenes con 41 megas sin perder calidad. Sin embargo, el consumidor se encontrará con problemas de almacenaje y de envío por correo electrónico. Asus pone en el escaparate el Padphone, un híbrido de tableta y móvil, que lleva un año paseando por ferias. Los híbridos casi nunca han gozado de popularidad. Lenovo también lanzó hace años una tableta con teclado, incluso un ordenador con doble pantalla pero estas mezclas de funciones que, en teoría, deberían conseguir éxito entre el público no es así.El Padfone tiene buen diseño y lo que falta es conocer su precio.

Con los países emergentes liderando el crecimiento mundial de smartphones, el reto es hacerlos baratos. Nokia triunfó con el móvil barato en estos mercados, y ahora, que ha desaparecido de la primera línea de los smartphones tiene su oportunidad con sus Lumia 610 de bajo coste. Es una tarta donde los fabricantes chinos Huawei y ZTE llevan delantera y la van a seguir llevando especialmente en el continente asiático.

Emporia Connect.
Emporia Connect.

Otra línea de mercado es el de las personas mayores, a la que desde hace años se dedica la austriaca Emporia. Su signo distintivo eran teclas y números bien grandes y poco más; pero se han dado cuenta que los abuelos cada vez son más listos, que van perdiendo miedo a los botones, que quieren hacer fotos de sus nietos y enseñarlas después. Así que a su botón de emergencia permanente, también le ha añadido el botón fotográfico en su modelo 3G, que es de concha a diferencia del resto.

Móviles y tabletas dominan absolutamente la feria. Viewsonic presenta su gama barata de tabletas, a partir de 150 euros, con pantalla táctil, de siete pulgadas y Android 3.0; pero por 300 euros ya ofrece tabletas de alta calidad. Otra de sus originalidades es un móvil con doble tarjeta SIM y sistema Android 4.0. Dicen que no hay otro en el mercado.

Alfombrilla PowerMat.
Alfombrilla PowerMat.

En accesorios triunfan las fundas y también los cargadores, un recurso imprescindible pues las baterías se agotan en el momento más inoportuno. El cargador universal, como el enchufe universal, son un objeto imprescindible de los viajeros.Ahí llega PowerMat, un clásico en este problema. En esta edición presenta unos paneles, parecidos a la alfombrillas para el ratón, que cargan los aparatos sin necesidad de cables, por inducción. También venden una solución de emergencia, un bloque externo que se conecta al teléfono y le da una carga extra. Eso sí, hace falta llevar el cable en el bolso (o bolsillo).