Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa investiga la nueva política de privacidad de Google

Las agencias de protección de datos solicitan a la empresa una "pausa" en el cambio

Viviane Reding.
Viviane Reding. AP

Artículo 29, la organización que agrupa a las agencias de protección de datos europeas, entre ellas la española, ha solicitado a Google que paralice los anunciados cambios en su política de privacidad hasta haber estudiado el alcance de los mismos. En una carta remitida a la compañía, explican que necesitan indagar si las nuevas medidas contemplan una protección suficiente de los datos personales de los internautas. La carta solicita literalmente "una pausa" en la introducción de los cambios. Según la agencia española, la decisión de intervenir se tomó en una reunión de las citadas autoridades ayer.

Google anunció en enero que unificaba en un único formulario las condiciones de uso de cerca de 60 servicios de la empresa para facilitar su comprensión. Los datos personales serían accesibles desde todos los servicios de Google. La medida debe entrar en vigor el 1 de marzo de este año y Google ya ha empezado a avisar a los internautas de este cambio que deberán aceptar expresamente el día que entren en vigor. Google no admite que el internauta pueda oponerse a algunas de las condiciones de uso que impone. Las agencias explican en la carta, dirigida a Larry Page, jefe ejecutivo de Google, que la variedad de servicios que ofrece la compañía y su popularidad hace que cualquier cambio en la política de privacidad afecte a millones de personas. “Queremos comprobar las posibles consecuencias para la protección de la privacidad de los ciudadanos”, explica la carta que informa que la autoridad francesa será la responsable de coordinar la investigación.

La iniciativa tiene el apoyo de la comisaria europea Viviane Reding, que inicialmente aplaudió la iniciativa de Google. Google, por su parte, ha mostrado su sorpresa por la decisión porque, asegura, había informado en las semanas previas de los cambios a las citadas autoridades sin recibir ninguna opinión desfavorable. Con todo, anuncian su predisposición a colaborar en la investigación. La compañía, sin embargo, no está obligada por esta petición a frenar la implantación de su nueva política de privacidad. En el blog corporativo, Google asegura que los cambios del próximo marzo en la política de privacidad no suponen ninguna renuncia a los compromisos de salvaguarda de la privacidad que se mantienen con la misma fuerza. Fuentes de Google consideran que la carta de las autoridades europeas pidiendo explicaciones sobre los cambios y una pausa en su introducción hasta "haber terminado este análisis" no suponen una investigación.

Esta iniciativa llega después de que la Unión Europea aunciara una renovación de sus políticas sobre el tema que, algunas, datan de hace 17 años.

Por otra parte, dos representantes de Google acudieron este jueves al Congreso de EE UU para explicar estas medidas. Según los medios, no parece que convencieran a los congresistas, atendiendo a las declaraciones de algunos que consideran que no se simplifica la presentación de las condiciones de uso y reclaman el derecho de los internautas a negar el intercambio de datos entre distintos servicios, a su elección, sin que ello suponga penalizar a los mismos en su uso.