Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft se distancia de Flash

Internet Explorer 10, en su versión Metro, no leerá archivos creados con el editor de Adobe

El gran enemigo de Flash, hasta ahora, parecía ser Apple. Pero Microsoft empieza a dar pasos para distanciarse. La empresa ha anunciado que la versión Metro, para usos táctiles, de su próximo navegador Internet Explorer 10 no aceptará plug-ins y por tanto tampoco el lector multimedia de Adobe. Microsoft apuesta por el estándard HTML5. Los argumentos que da son que permitirá el ahorro energético y mejorará la seguridad. Con todo, el próximo sistema operativo Windows 8 tendrá una versión para escritorio tradicional del navegador que si aceptará Flash.

Adobe ha remitido a este diario una nota con la posición oficial de la compañía. "Estimamos que Windows en el escritorio seguirá siendo muy popular en los próximos años y que seguirá tendiendo un buen soporte de Flash, incluyendo programas de entretenimiento y videos de alta calidad que requieren Flash. Adicionalmente, estimamos que las aplicaciones basadas en Flash llegarán a Metro a través de Adobe AIR, de la misma la forma en que se encuentran en las tabletas basadas en Android, iOS y BlackBerry actualmente, incluyendo la aplicación de pago número uno para el iPad en la tienda de Apple, Machinarium, que está construida con Flash".

Adobe asegura que están trabajando en estrecha colaboración con Microsoft, Google, Apple y otros desarrolladores clave de la comunidad HTML para impulsar la innovación en HTML5, para que sea lo más rica posible para la distribución de contenido de alta calidad.

De hecho, Adobe tiene herramientas para diseñar con él. Steve Jobs publicó el año pasado una serie de reflexiones donde desgranaba los seis motivos por los que su compañía rechaza que Flash funcione en sus aparatos (iPhone, iPod e iPad). Flash es de la "era del PC no de los móviles", decía Jobs. Flash es "de la época del ratón, no de las pantallas táctiles". Flash "no es abierto, como HTML, CSS y Javascript". Flash, según Jobs, tampoco "es seguro ni estable. Sabemos que es el principal responsable de los errores de los ordenadores Mac". Flash también "gasta más batería". Flash es multiplataforma "y Apple no puede depender de una tercera compañía a la hora de decidir cuándo entrega herramientas a los desarrolladores". Argumentos, algunos, que reproduce Microsoft. Por último Jobs sugería a Adobe que se centre más en crear buenas herramientas basadas en HTML5 y se deje de criticar a Apple "por haber dejado atrás el pasado".

Menos de 24 horas después de la furibunda carta de Steve Jobs, Adobe replicó. El comunicado, más escueto, negaba que el rechazo de Apple a Flash sea sólo por cuestiones tecnológicas. Eso, decían, "es una cortina de humo" y acusaban a Apple de "encerrar a consumidores y creadores".