Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GamesCom

Sony rebaja el precio de sus consolas

La portátil PSP costará 99 euros y la nueva PS Vita, con conexión 3G, saldrá al mercado por 249 euros, como la PS3

El primer tramo de 2011 no ha sido fácil para Sony. Aparentemente no les ha afectado el terremoto y posterior tsunami del pasado mes de marzo, pero sí los ataques a su plataforma de juego online, Play Station Network. Quizá por eso, para demostrar que gozan de buena salud y que quieren ganarse la confianza de los usuarios, les han hecho un guiño con una posible rebaja de precios en juegos pero sobre todo en la puerta de entrada, en las consolas.

Sony ha sido la única de las tres grandes compañías de la industria del ocio electrónico que ha dado una conferencia previa a la apertura de puertas de GamesCom, que se celebra estos días en Colonia. Se esperaba la fecha final del lanzamiento de PSVita, su nueva portátil, que será dentro de dos meses por 249 euros, pero no se contaba con una nueva versión de la actual consola de bolsillo: PSP. Costará 99 euros y tendrá catálogo de discos por menos de diez euros.

Andrew House, recién nombrado consejero delegado de entretenimiento electrónico de Sony, destaca que el sello PlayStation "se relaciona con conectividad, inmersión e individualización de la experiencia de juego". Jim Ryan, con el mismo cargo pero para Europa, lo ha defendido como "un compromiso con el creciente mercado de la movilidad, para jugar en cualquier momento y lugar". Se alarga así la vida de un aparato que ha vendido más de 70 millones de unidades desde su nacimiento en 2004.

Otro anuncio inesperado ha sido el nuevo precio de PlayStation 3, que de ahora en adelante costará 249 euros. Entre las propuestas estrella para este último tramo del año en esta plataforma se encuentran Uncharted 3, de una calidad gráfica y expresiva sorprendente, así como Resistance 3.

A pesar de llevar más de un año en el mercado, el mando Move de Sony todavía no tenía un equivalente al Wii Fit de Nintendo. Tanto Move Fitness como DanceStar Party cubren este hueco. El primero con un extenso programa de ejercicios. Harán faltan dos mandos, uno para cada mano. La cámara se encargará de calibrar y valorar los gestos del usuario. El segundo mantiene la línea de SingStar Party, el juego para cantar los grandes hits, solo que con las coreografías. A diferencia de sus competidores, especialmente Dance Central, Dance Star Party reproduce los videoclips originales con su respectiva coreografía. Como aliciente, permite capturar los bailes a través de la cámara de vídeo. Bochorno o palmas aseguradas, depende de la destreza de cada cual.

Pero, sin duda, la estrella de la noche fue PS Vita, con el mismo precio que la hermana mayor PS3, promete una experiencia más social con aplicaciones más allá de lo habitual. Con conexión 3G, pantalla frontal táctil y una superficie posterior también

Entre los títulos del catálogo inicial destacan varios pero especialmente uno que creó un genero en sí mismo y que dio un gran empujón a los contenidos generados por el usuario: Little Big Planet. En esta nueva versión, por primera vez, se incluye la realidad aumentada. Las cámaras frontal y trasera permitir capturar los objetos que nos rodean para dotarlos de animación y hacerlos parte del juego en cuestión de segundos. Sackboy, el tierno muñeco de lana, tendrá nuevos escenarios tomados de nuestro entorno.

La experiencia en la Red se ve completada con la inclusión de Skype y los servicios sociales más populares como Facebook y Twitter, pero también el más moderno FourSquare, un juego social de localización.