Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adobe lanza una herramienta para diseñar con HTML5

Este estándar es el gran rival de Flash

Adobe ha lanzado la versión de prueba gratuita de Edge, una herramienta para crear animaciones con el estándar HTML5, Javascript y CSS. HTML5 está considerado como el gran rival de Flash, el recurso de Adobe para estos menesteres. La herramienta se ofrece desde el laboratorio de Adobe y no tendrá una versión comercial hasta el año próximo.

Miquel Bada, de Adobe España, ha comentado a este diario que la posición de la compañía nunca ha sido la de enfrentarse a HTML5. De hecho, su herramienta para el diseño de webs Dreamweaver puede trabajar con HTML5. "Nuestro propósito es dar todo tipo de facilidades a los diseñadores. HTML5 es un estándar que todavía no está aprobado, pero una vez esté definido creo que será más limitado en la interactividad que Flash, será como Flash hace diez años, pero eso no quiere decir que no se trate de un estándar válido y por ello Adobe suministra herramientas para trabajar con él".

De hecho, Adobe tiene un recurso, Wallby, que permite crear contenidos en Flash y luego exportarlos para ejecutarlos en plataformas que no soporten este formato. Apple es el gran enemigo de Flash y Steve Jobs ha manifestado en más de una ocasión que Adobe debería emigrar a HTML5. Bada considera que no hay guerra de tecnologías y por eso la compañía crea herramientas para las dos alternativas.

Steve Jobs publicó el año pasado una serie de reflexiones donde desgranaba los seis motivos por los que su compañía rechaza que Flash funcione en sus aparatos (iPhone, iPod e iPad). Flash es de la "era del PC no de los móviles", decía Jobs. Flash es "de la época del ratón, no de las pantallas táctiles". Flash "no es abierto, como HTML, CSS y Javascript". Flash, según Jobs, tampoco "es seguro ni estable. Sabemos que es el principal responsable de los errores de los ordenadores Mac". Flash también "gasta más batería". Flash es multiplataforma "y Apple no puede depender de una tercera compañía a la hora de decidir cuándo entrega herramientas a los desarrolladores". Por último Jobs sugería a Adobe que se centre más en crear buenas herramientas basadas en HTML5 y se deje de criticar a Apple "por haber dejado atrás el pasado".

Menos de 24 horas después de la furibunda carta de Steve Jobs, Adobe replicó. El comunicado, más escueto, negaba que el rechazo de Apple a Flash sea sólo por cuestiones tecnológicas. Eso, decían, "es una cortina de humo" y acusaban a Apple de "encerrar a consumidores y creadores".