Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El servicio en línea de PlayStation, víctima de una "intrusión"

PlayStation Network está cerrado desde el miércoles.- En principio se atribuyó a tareas de mantenimiento

La PlayStation Network, el servicio en línea de la consola de Sony que permite partidas en la Red, está fuera de servicio desde el miércoles. Lo que inicialmente se atribuyó a tareas de mantenimiento, ahora resulta que es producto de una intrusión de terceros, según un comunicado oficial de la compañía en su blog. "Una intrusión externa en nuestro sistema ha afectado los servicios de PlayStation Network y Qriocity", asegura el comunicado. Por motivos de seguridad, sigue explicando, se desconectaron el pasado miércoles. La empresa asegura que está intentando resolver el problema y agradece la paciencia de los usuarios.

Al conocerse que el origen del conflicto es un ataque externo, muchos han atribuido la autoría a Anonymous, grupo que había anunciado acciones en contra de Sony en respuesta a su persecución del hacker GeoHot. Miembros de Anonymous se han apresurado a publicar mensajes negando la autoría de este ataque.

La batalla legal entre Sony Computer Entertainment America (SCEA) y George 'Geohot' Hotz terminó bruscamente con un acuerdo firmado por ambas partes, en el que el hacker se compromete a no publicar informaciones sobre cómo violar el sistema de seguridad de Playstation 3. "Sony se complace de dejar atrás este litigio", dijo el representante de SCEA Riley Russell. "Nuestra motivación para abrir este proceso era proteger nuestra propiedad intelectual. Creemos que el acuerdo y el mandato judicial logran este objetivo". Por su parte, George Hotz explicó: "Nunca fue mi intención causar a los usuarios problemas o hacer que la piratería fuera más fácil". En todo caso, aseguró que está "feliz" por poder dejar "este litigio atrás". Por otro lado, en el acuerdo se deja bien claro que George Hotz no tuvo nada que ver en los recientes ataques que sufrió Sony en su página web y en los servicios online de sus consolas. Éstos fueron convocados por Anonymous. Este grupo paralizó los ataques para no perjudicar a los usuarios pero anunció otros.

En su acción legal, SCEA acusaba a Hotz de violar las leyes federales al publicar online información sobre los sistemas de seguridad de Playstation 3 y software que SCEA reclamaba que podría ser usado para violar la seguridad de la consola y permitir jugar con juegos pirateados. "Queremos que nuestros consumidores puedan disfrutar nuestros dispositivos y productos de una forma segura y en un entorno divertido y queremos proteger el trabajo duro de nuestros ingenieros, artistas, músicos y diseñadores, que hacen juegos para Playstation y mantienen PSN", añadió Russell.