Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teclado y funda para iPad

Zaggmate protege el aparato y convierte la tableta en un miniportátil

El iPad como miniportátil. Transformar la tableta en un PC de mínimas dimensiones ya es posible. Aunque la suma, en el mejor de los casos, supera los 550 euros, a cambio se consigue complementar el aparato con un teclado que no se guarda, sino que se transforma en una funda ligera y totalmente integrada en el diseño.

Zaggmate se ofrece en dos versiones. Solo como funda metálica que sirve de atril, y otra mejorada con teclado inalámbrico. Esta segunda versión fue reconocido como uno de los mejores diseños de la feria de electrónica de consumo en Las Vegas y más recientemente fue uno de los mejores complementos presentados durante la exposición MacWorld.

Esta peculiar carcasa, fabricada en aluminio pulido, tiene un teclado completo y botones de acceso a las funciones del iPad para controlar el reproductor de música y galería de fotografías o hacer una búsqueda entre los contenidos del aparato sin tener que tocar la pantalla con el dedo.

Para comenzar a usarlo, solo hay que quitar la carcasa, desplegar una pieza de plástico de aspecto algo frágil que hace de soporte de la tableta, ya sea en posición vertical u horizontal. Basta con conectar el teclado a través de Bluetooth la primera vez que se enciende. Luego el iPad lo detecta automáticamente. Aunque apenas se nota, el aparato tiene una batería interna que dura varias semanas con un uso normal y se puede cargar a través de una clavija microUSB.

El complemento solo añade un 25% más de anchura a la tableta. Aunque el teclado carece de la letra ñ, si el iPad está configurado en español, Zaggmate detecta automáticamente que está en ese idioma y la letra ñ aparece en su lugar correspondiente (al lado de la letra L). En la esquina superior derecha tiene un botón con un icono parecido al globo terráqueo para saltar entre los diferentes idiomas en que se puede configurar el iPad.

Zaggmate todavía no se comercializa en España, pero la compañía estadounidense que lo fabrica, Zagg lo envía a España. Cuesta 72 euros (99 dólares) más 10 euros (13 dólares) de gastos de envío por correo ordinario.