Filtrada una lista con datos de internautas sospechosos de intercambiar vídeos pornográficos

Los datos los albergaba una firma de abogados británica dedicada a perseguir a quienes descargan archivos protegidos

Una lista con datos de miles de internautas británicos sospechosos de intercambiar vídeos pornográficos ha saltado a la Red. En los datos filtrados figuran direcciones de correos electrónicos de suscriptopres de Sky que podrían haber compartido descargas de material protegido por derechos de autor. Los datos los almacenaba la empresa ACS. Law que se dedica a combatir el intercambio de archivos protegidos por encargo de productoras musicales o cinematográficas. En total, las víctimas de la filtración serían unas 5.300 personas según la BBC. Techwatch sitúa en unas 10.000 el número de personas afectadas por esta filtración.

Los expertos consideran este episodio como uno de los más graves sucedidos en el Reino Unido sobre desprotección de datos personales. Los documentos han aparecido después de que miembros del grupo Annonymus lanzaran un ataque de denegación de servicio contra el sitio de ACS.Law por su actividad contra la piratería. La compañía habría enviado a las personas del listado una carta pidiendo una compensación de 500 libras si querían evitar una demanda judicial. ACS emplea terceras compañías para el rastreo técnico de la Red. Con todo, expertos en seguridad consideran que el ataque de denegación de servicio (envío masivo de peticiones a un sitio hasta provocar su colapso) no sería lo que habría permitido el robo de datos si no una débil protección por parte de la compañía de los servidores donde los alberga. De hecho, los datos estarían mal protegidos en la propia web de la empresa. Los detalles técnicos de la filtración están siendo investigados por las autoridades.

El documento filtrado contiene una lista de direcciones de correo electrónico a las que se habrían enviado este tipo de avisos por parte de la compañía y comentarios de abogados de la firma a otros colaboradores sobre el tipo de tarea que realizan. También figura una lista de suscriptores de Sky sospechosos de estos intercambios.

Más filtraciones

El martes, la BBC detectó otra filtración de la misma procedencia, la firma ACS.Law. También se trata de suscriptores de Sky, pero en esta ocasión son sopechosos de haber intercambiado archivos musicales o películas. Las listas contienen direcciones postales, nombres y direcciones en Internet ynotas sobre si se han avenido a los pagos que reclama ACS. La filtración puede suponer una multa millonaria para la compañía.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS