Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Street View deberá borrar en Alemania unos 200.000 edificios

Abierto un plazo para que los ciudadanos soliciten la ocultación de su residencia

La historia de Street View, el servicio de callejero fotográfico de Google, en Alemania es complicada. Tras el anuncio por parte de la empresa de que en noviembre lanzará en este país la consulta de Street View en 20 ciudades, se ha abierto un plazo para que los ciudadanos puedan reclamar el borrado de la imagen de su edificio. Un plazo de cuatro semanas que el Gobierno alemán considera inaceptable y que piensa combatir con una ley en preparación.

Según la ministra alemana de Consumo, Google deberá borrar unos 200.000 edificios. Por el contrario, Google calcula que no llegará a cien mil el número de peticiones. La ministra ha pedido a Google que amplíe el plazo de peticiones de borrado porque las citadas cuatro semanas es un espacio de tiempo corto especialmente si se piensa que se ha abierto en un mes de vacaciones.

El conflicto se inició cuando el Gobierno alemán denunció que los coches que recogen imágenes de las calles de las ciudades iban equipados con un sistema que recolectaba las señales wi-fi de domicilios particulares si éstas no iban cifradas. Tras un primer desmentido, Google reconoció que, debido a un error técnico, sus coches habían captado y almacenado datos de navegación de las citadas redes. Dado que este problema no era exclusivo de Alemania, Google propuso borrar los datos almacenados ante testigos. Alemania no aceptó la fórmula porque quería conocer exactamente qué clase de datos se habían almacenado. Google replicó que la cesión de éstos a las autoridades podría suponer una vulneración de la privacidad pero el Gobierno alemán logró el apoyo judicial a su demanda.

A raíz de este debate, varios países, entre ellos, España, han exigido a Google que desvele qué tipo de datos habían almacenado los coches de Street View.