Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carta de los internautas a Zapatero contra el canon digital

Piden un debate sobre la gestión de la propiedad intelectual y la retirada de la 'ley antidescargas'

La Asociación de Internautas y la Asociación de Usuarios de Internet han entregado hoy a la ministra de Cultura dos copias del informe El canon mata a la cultura (pdf) con una carta dirigida al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En la carta se afirma que los excelentes resultados obtenidos el último año por el cine español y los conciertos de música, "demuestran que el éxito de la industria cultural es posible y compatible con el uso que hacemos de Internet los ciudadanos dejando sin argumentos a los que se empeñan en hacer responsable a la red de sus caducos modelos de negocio".

El tener que pagar un canon que duplica el coste de un soporte para grabar las fotos familiares y de que los propios artistas paguen más por el canon de lo que les abonan las sociedades de gestión, demuestra, prosigue la carta, que "algo no funciona". En el texto se afirma que "no tiene sentido anteponer el interés particular de unos pocos al interés general y por eso le pedimos abiertamente que libere a nuestra sociedad de la mordaza del Canon, que retire la disposición adicional primera de la Ley de Economía Sostenible y que abramos el debate sereno y profundo sobre la gestión de la Propiedad Intelectual en Internet".

La carta adjunta un informe sobre el canon digital en el que se critica el reparto que hacen las sociedades de gestión por los ingresos que obtienen por este concepto. En el mismo se afirma que el 75% de lo recaudado se reparte entre un porcentaje muy selecto de sus asociados, "por ejemplo, el 1,73% de los perceptores de SGAE, lo que supone alrededor de 600 asociados ". El texto propone suprimir la disposición final primera de la Ley de Economía Sostenible, que autoriza a la administración a instar el cierre cautelar de una web sospechosa de ofrecer contenidos protegidos por el copyright, por la inseguridad jurídica que plantea y su ineficacia. El documento propone que la misma ley ordene la eliminación del canon digital en dos años y la progresiva reducción de los importes a pagar, que no se permita el cobro de remuneraciones por el hecho de tener una televisión o una radio en locales públicos, y tampoco en el caso de actos benéficos o gratuitos y que la compensación equitativa por copia privada "se establezca directamente sobre las obras que lo generan de esta forma paga el que adquiere la obra que genera el derecho a la copia privada".