El comercio electrónico va mal entre países de la UE

El 60% de los pedidos transfronterizos por Internet son rechazados, según un estudio de la Comisión

CD y DVD, cámaras de fotos, libros o ropa. Si usted compra este tipo de artículos de consumo por Internet en una tienda de otro país de la Unión Europea (UE), tiene muchas posibilidades de no poder hacerlo.

El mercado único europeo no funciona en Internet. Un estudio de la Comisión Europea revela que el 60% de las compras transfronterizas en territorio comunitario por la Red son rechazadas porque el comerciante no puede enviar ese producto al país del comprador o porque carece de sistemas adecuados de pago transfronterizo. Letonia, Bélgica, Rumanía y Bulgaria son los países donde es más difícil comprar para los consumidores. En el caso de España, el porcentaje de pedidos que no llegaron a su destino es del 45%.

Más información

Los responsables del estudio trataron de comprar 11.000 productos, aunque 6.600 de ellos nunca pudieron ser realmente comprados. Las desventajas para el consumidor, subraya el estudio, son obvias: En más de la mitad de los países ofrecían los productos un 10% más baratos (gastos de transporte incluidos) que en el de origen. Además, el 50% de los productos que buscaba el consumidor no se podían comprar en páginas web de su país y sólo los ofrecían comerciantes de otros Estadosde la UE.

En consecuencia, la Comisión ha adoptado una batería de medidad para reducir la complejidad de reglamentos que disuaden a los comerciantes de vender más allá de sus fronteras nacionales. La comisaria de protección al consumidor, Meglena Kuneva, ha declarado que "los resultados de esta investigación son sorprendentes. Ahora tenemos hechos y datos que demuestran en qué medida los consumidores no se benefician del mercado único en el comercio electrónico. Tenemos que simplificar el laberinto jurídico que impide a los comerciantes en la Red ofrecer sus mercancias en otros países".

La comisaria de Sociedad de la Información, Viviane Reding, ha añadido que "el mercado único digital es una gran prioridad para la UE. Hasta que no eliminemos las barreras a las transacciones en línea no habrá una economía digital real".

Se adhiere a los criterios de
Ser Eléctrico

Las siete vidas de las baterías del coche eléctrico

Al término de su primer ciclo de uso, estas pilas ofrecen un amplio abanico de aplicaciones que les aporta continuidad. Aparte de neutralizar su huella ambiental, mantienen su valor incluso después del reciclaje final

Lo más visto en...Top 50