Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica dedica al iPhone un estreno de cine

La compañía cede todo el protagonismo a su emblemática tienda de Gran Vía 28 al ser la primera que comercializa el teléfono

La Gran Vía de Madrid estaba acostumbrada a los focos, las cámaras y el bullicio de los estrenos de cine. Hoy Telefónica ha concedido al teléfono de Apple honores de película. Alfombra azul al suelo, cordón de terciopelo y la necesidad de generar demanda. Esa necesidad forma parte de una minuciosa estrategia de marketing. La compañía ha querido que el reformado edificio de Gran Vía 28 acaparase el protagonismo siendo el primer lugar en toda España donde se pudiese comprar un iPhone. El resto de España tendrá que esperar. A partir de hoy se iniciará una progresiva distribución a más de 1.500 puntos de ventas. Un reparto que será ordenado y "a cuenta gotas" por toda la geografía española, según fuentes de la compañía.

El fenómeno del iPhone ha llegado a España con bastante expectación. Cerca de 300 personas, agolpadas desde ayer en las puertas de la nueva tienda de Telefónica en Gran Vía, Madrid, son ya los primeros en adquirir el teléfono que ha movilizado a miles de personas en todo el mundo. A las 10.00 horas se abrían las puertas de la sede de la compañía en España, el primer establecimiento en poner a la venta el producto.

"Por fin". Estas han sido las primeras palabras de Carlos, de origen colombiano y de 19 años, que ha sido el primero en entrar a la tienda. Llevaba desde las 17.00 de ayer en la cola para ser la primera persona de España en tener en su poder el móvil. "Lo tenía pensado desde que vi el anuncio", ha afirmado minutos antes de entrar. Acompañado de su novia y un amigo y rodeado de cámaras y flashes, Carlos ha sido el protagonista de lo que parecía ser el estreno de la semana en Gran Vía. El joven camarero ha sufrido, sin embargo, una pequeña desilusión al abrir la caja y ver el teléfono. "Lo quería en blanco", ha exclamado Carlos, que no ha dado importancia al asunto y ha renunciado a cambiarlo.

La mayoría de los que esperaban en la cola eran jovenes y muchos de ellos venían de distintas partes de España para adquirir el iPhone. Desde Alicante, Málaga, Asturias y por carretera, ave y autobús, centenares de aficionados a la tecnología se han reunido en Madrid y disfrutan ya en sus manos del teléfono más famoso del mundo. Rosa Infante, directora de telemárfeting Telefónica Móviles, ha reconocido que la compañía no se había enfrentado nunca a tanta demanda por la venta de un producto en un sólo día. "Hemos tenido la suerte de no ser los primeros y la experiencia en el resto del mundo nos ha permitido prepararnos", ha señalado Infante, que ha recordado que Teléfonica vive dos celebraciones: el iPhone y la apertura de la nueva tienda.

Mientras el revuelo tenía lugar en la sede de la compañia, en Gran Vía 28, los ciudadanos que paseaban por la zona preguntaban expectantes la razón de tanto movimiento. Algunos de ellos desconocían incluso la existencia del iPhone. "Yo no hago cola ni por una barra de pan", ha asegurado una vecina momentos de la apertura.

Las existencias de la tienda de Madrid se han agotado a primera hora de la noche, informa David Corral desde la Gran Vía madrileña. Según los trabajadores, han tenido que cerrar una hora antes ante la falta de stock después de despachar "entre 600 y 700" iPhones desde que se abrieran las puertas esta mañana. Sin embargo, prometen que mañana sábado tendrán más unidades disponibles.

El deseado teléfono de Apple está teniendo ciertos problemas de distribución. Hasta la prestigiosa revista Wired recoge en un blog en su edición digital que a muchos lugares de España el iPhone "no ha llegado todavía".

El iPhone llega a Barcelona... a cuentagotas

Los iPhone han llegado con cuentagotas a Barcelona en su primer día en venta, en el que los más ansiosos por hacerse con el terminal han tenido que esperar horas para adquirir el aparato o para figurar en una lista de espera, causando la indignación de muchos de ellos, informa Marta Albiñana. A las 10.00 de esta mañana más de cien personas ya hacían cola en la tienda Movistar de Plaza de Cataluña, pero los deseados aparatos no han aparecido allí hasta mediodía, en una caja con una treintena de ellos. En El Corte Inglés de la misma plaza, un cartel advertía de las dificultades para conseguir el iPhone: "Señores clientes, estamos a la espera de recibir la dotación asignada por Movistar, cantidad que desconocemos. Por motivos obvios no hacemos ningún tipo de reserva del producto".

En las colas había gente procedente de otros municipios de la provincia de Barcelona, como Gavà, Badalona, Sant Cugat del Vallès... que se habían dirigido al centro de la capital para probar más suerte. Los trámites para la entrega de los pocos iPhone que han llegado a las tiendas han sido especialmente lentos, y así David, un cliente que llegó a las 8.00 a las puertas de la tienda Movistar de Plaza de Cataluña y al que se asignó el número 27, ha recibido su aparato hacia las 18.00, según ha explicado entre resignado y contento por obtener al fin su terminal.

Más información