Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Que Dios nos salve de Vista"

Los usuarios de Microsoft se resisten a que la compañía retire del mercado Windows XP el 30 de junio

Cuesta creer que un sistema operativo levante pasiones -salvo quizá entre los fanáticos de Mac o Linux- pero miles de usuarios de Windows XP están luchando apasionadamente contra la prevista retirada de esta versión de Windows.

Microsoft dejará de vender Windows XP el próximo junio para fomentar el uso de Vista, una versión que ya lleva más de un año en el mercado, pero que no ha convencido a muchos expertos y usuarios.

El gigante del software seguirá suministrando apoyo técnico para aquellos que usen aún XP pero sólo hasta abril de 2009 y, a partir de esa fecha, prestará un nivel mínimo de asistencia.

Los fieles de Windows XP no están dispuestos a dejar ir su sistema operativo y recogieron ya más de 140.000 firmas en una petición online en contra de la retirada de esta versión.

Carlos Prado, uno de los firmantes de la petición electrónica patrocinada por la revista online InfoWorld, aseguró que "si me obligan a cambiarme a Vista, me haré usuario de Linux", una amenaza compartida por muchos de los seguidores de XP.

"Que Dios nos ayude y nos salve de Vista", afirmó otro, mientras que un usuario que se hace llamar Fritz opinó que "Vista es una vergüenza para la ingeniería americana".

En otros muchos lugares de la red aumentan cada día los blogs, peticiones electrónicas o cómics en contra de la retirada del sistema operativo.

Según estimaciones de la firma de investigación de mercados IDC, un 60% de los ordenadores usados por particulares y un 70% de los utilizados en empresas aún funcionan con XP.

En el caso de los ordenadores nuevos, un 94% de los equipos para consumidores con Windows preinstalado utilizan Vista, frente al 75% de los de empresa.

La diferencia se debe a que Microsoft permitía hasta ahora sólo a las empresas encargar sus ordenadores nuevos con XP, una versión supuestamente inferior a Vista pero que muchas compañías prefieren.

Algunos usuarios y analistas lamentaron que Vista es incompatible con algunos programas y tiene excesivas ventanas emergentes con mensajes de seguridad, entre otras quejas.

Microsoft, que está trabajando en una nueva versión de su sistema operativo llamada de momento Windows 7, pospuso en una ocasión la retirada de XP, pero señaló que no va a alargar el plazo otra vez.

"No hay planes para extender la venta de Windows XP más allá del 30 de junio de 2008", dijo Michael Dix, director general de gestión de productos para clientes de Microsoft, en la web corporativa del grupo, quien añadió que el gigante del software tomó esta decisión después de consultar con sus socios y teniendo en cuenta la penetración de Windows Vista.

"Desde su lanzamiento hace dieciséis meses, Windows se ha convertido en el sistema operativo de Microsoft que más rápido se ha vendido", dijo, y añadió que se han distribuido ya más de 100 millones de licencias en todo el mundo.

Una segunda vida con los PC de bajo coste

No obstante, los fanáticos de XP aún tienen una alternativa , pues Windows XP Home seguirá disponible para los llamados PCs de bajo coste.

Se trata de una nueva categoría de computadoras con menores prestaciones que en principio fueron diseñados para países en vías de desarrollo o para el sector educativo, pero cuya demanda está creciendo rápidamente en las principales economías mundiales.